David Samaniego Torres
Estos renglones pueden servir de insumos para un análisis posterior, discusión o intercambio de opiniones. Cada acápite tiene su propio valor; todos juntos conforman mi peculiar manera de entender el fútbol, moderno monstruo que engulle millones de dólares y entretiene y perturba a sus aficionados. -Los...
Esto de respirar tiene sus implicaciones. Avanzan los años y los años pierden su agilidad. Entre avances y fijaciones propias de la edad se escurren las horas. Los días dejan de ser laboratorios para convertirse en registro o depósito de aquello que pudo ser. Se dice, con frecuencia irreverente, que ‘el papel lo...
Dos clases de vuelos me son conocidos: los a más acá y aquellos a más allá. Los a más acá son baratos, no tienen precios establecidos por innecesarios, son los viajes al interior de nuestras conciencias en busca de respuestas del ayer, del hoy, del mañana; viajes rutinarios, ineludibles, no siempre...
Hace ocho días reflexionamos sobre la capacidad de asombro de los ecuatorianos. Concluíamos que esa capacidad humana se encontraba peligrosamente menguada. En el pensamiento de Lacalle, el asombro es requisito indispensable para estar sincronizados con los acontecimientos locales, nacionales y mundiales. El cáncer de una...
Hay temas que nos persiguen, ideas que pretenden permanecer estáticas dentro de un torbellino que arrasa con lo establecido en busca de nuevos cimientos. Desde hace un par de semanas me he resistido a escribir sobre la capacidad de asombro de los ecuatorianos. Hallándome sumergido en un verdadero limbo, me topé con un art...
No existe ‘una ruta’ porque muchos abuelos dejaron sus propias huellas. Me conduele el sueño frustrado de mis sobrinos: quisieron recorrer la ruta del abuelo Máximo David: la inconclusa carretera Sígsig-Chiguinda-Gualaquiza; el mal tiempo fue el causante. Por tratarse de un tema de interés comunitario, EL...
Lo grabado en piedra dejó de ser inmutable. Queda mucho por investigar, conocer, descubrir, escribir. Que el cambio es el elíxir de la vida lo aprendemos al paso, mientras se vive. Sabio el poeta que se anticipó al decir que ‘los caminos se hacen al andar’. Vivir es innovar. Innovar es descubrir senderos y...
Fue en 1988 cuando un amigo nos sugirió adquirir un departamento en Salinas. El condominio Maramigo, en La Milina, llenó entonces nuestras aspiraciones y posibilidades. Este preámbulo para señalar que, desde hace tres décadas, directa e indirectamente, algo hemos tenido y tenemos que ver con las administraciones...

Páginas