Publicidad

Publicidad

Lo último

Ver todo lo último

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Editorial

  • Nutrición: prioridad familiar y estatal

    El costo de la malnutrición se paga a plazos y con lamentaciones. Un niño que no recibe alimentación adecuada, desde la etapa de gestación y en sus primeros años de vida, verá atrofiado su desarrollo físico, su aprendizaje y tendrá problemas de salud. Esa es una realidad que el país arrastra por décadas e incide en su subdesarrollo.

    Como bien lo ha señalado el presidente Guillermo Lasso, en la presentación de una estrategia inicial de donación de leche para infantes de cantones pobres –del programa Ecuador sin hambre, que busca combatir la desnutrición crónica infantil–, la buena alimentación de los niños “debe ser una prioridad familiar y estatal”.

Caricatura

Su opinión importa

Envíe sus cartas y comentarios a cartas@eluniverso.com.

Publicidad

Noticias

Publicidad

Deportes

Publicidad

Entretenimiento

Guayaquil