Cecilia Ansaldo Briones
Me niego a acoger el concepto de “cultura de la violación”. Estoy acostumbrada a utilizar la palabra “cultura” en su sentido sociológico como conjunto de modos de vida y costumbres, como conocimiento y grado de desarrollo artístico y científico de un momento dado, como vía de expresión del juicio crítico propio. No entra por tanto en él la...
Alguna vez celebré la desmesura, la vida a contramarcha, la empecinada salida de los márgenes. Cada día debía tener su sobresalto, su ruptura del tiempo, pese a mi natural respeto por los horarios. Había siempre una tarea inmediata que realizar y otras a mediano y largo plazo. Los personajes que admiraba eran los que se saltaban las normas –“mi...
Mirar el pasado es fascinante, más cuando lo hacemos de la mano de una novela bien escrita y perfectamente eslabonada en torno de un personaje, cuya estatura histórica se alza en medio de los más violentos y movedizos hechos. Vengo de convivir junto a María Teresa Carlota de Francia, hecha criatura vibrátil de...
A las mujeres ya no las detiene nadie. Ha tenido que darse así, en una cadena que empezó casi invisible, siglos atrás, extrayendo las voces de las entrañas del silencio, dando pasos casi imperceptibles en los territorios del poder, hasta situarse en posiciones de mira y escucha para analizar y decidir sobre derechos y capacidad de decisión. Es...
No se trata solamente de los deseos que se expresan en diciembre, se trata de una necesidad que aparece con los años y de la que se toma conciencia cuando se ha vivido lo suficiente como para comparar etapas. La juventud se siente estimulada por el sube y baja de adrenalina de los grandes desafíos. En numerosas ocasiones escuch...
Una costumbre que alimenta el mundo de los libros es la de convertir muchos de los documentos académicos de exigencia fundamental en ensayos. Es sabido que los textos de rígida construcción especializada se quedan en ámbitos muy reducidos. Tal vez nacen para ello, y de los intercambios entre esas cúpulas surja...
Vuelvo sobre ideas que me han salido al paso en anteriores columnas. Haber hecho de la literatura una pasión, un trabajo y un medio de ver la vida puede ponernos unas anteojeras supradireccionales. Me tranquilizo pensando que lo bueno es que no hay ámbito humano que quede fuera del volcamiento literario, que de hecho, los...
En marzo de 2018, Orhan Pamuk publicó su última novela, La mujer del pelo rojo. Es todo un desafío lanzarse a trabajar una pieza literaria sin voces paralelas que la avalen, por mucho que provenga de un Premio Nobel (de 2006), cuyo nombre produzca la confianza de una pluma experta. Dividida en tres partes, con capítulos...

Páginas