La madrugada de este sábado y luego de poco más de ocho horas de audiencia, la jueza de Garantías Penitenciarias de Pichincha Soledad Manosalvas suspendió la diligencia en la que se analizó el habeas corpus presentado por Nicole Malavé a favor del exvicepresidente Jorge Glas. El próximo lunes 20 de junio, a las 16:00, la jueza convocó a las partes para dar a conocer de forma oral si acepta o no la acción constitucional.

En este segundo día de audiencia la jueza Manosalvas escuchó a cuatro de los seis testigos solicitados por la defensa de Glas, y la teoría del caso que manejaban el Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI), la Procuraduría General y el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Esta diligencia luego de instalarse se suspendió el lunes último por dos amenazas falsas de bomba en el Complejo Judicial Norte, donde se realizaba.

Tribunal de Santa Elena resolvió declarar la nulidad del recurso de ‘habeas corpus’ concedido a Jorge Glas

El habeas corpus propuesto por Malavé en abril pasado fue declarado nulo en fase de apelación por un tribunal de la Corte Provincial de Justicia de Santa Elena. De forma unánime los jueces Silvana Caicedo, Kléber Franco y Juan Camacho determinaron la nulidad de todo lo actuado por el juez de Manglaralto, Diego Moscoso, y ordenaron que Glas cumpla con la pena de prisión de seis y ocho años dispuestas en las sentencias condenatorias emitidas en su contra por la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia.

Publicidad

Junto con la decisión de nulidad la Sala de Apelación dispuso que Glas regrese al Centro de Privación de la Libertad de Cotopaxi, en Latacunga, y que el habeas corpus que planteaba sea analizado en esa jurisdicción. Pese a la disposición, el SNAI decidió trasladarlo a la Cárcel 4 de Quito por razones de seguridad de Glas, ante incidentes provocados por presos.

El expediente de la causa fue enviado hasta la Unidad de Garantías Penitenciarias de Cotopaxi, pero la jueza de Latacunga Ana Gabriela Sánchez indicó que ya no es competente para resolver el habeas corpus, inadmitió la acción al no encontrarse Jorge Glas privado de la libertad en su jurisdicción y remitió de forma inmediata toda la causa a la Sala de Sorteos de Quito.

Carlos Alvear, defensa de Glas, aseguró que es falso que su cliente ha recibido toda la atención médica del caso. Pidió a la jueza que ante la probada violación de derechos ocurrida en el sistema penitenciario se dé paso al habeas corpus planteado y se definan medidas alternativas a la prisión.

Ante el pedido hecho por la defensa de Glas, el exvicepresidente pudo intervenir en la diligencia por vía telemática desde la Cárcel 4, centro de rehabilitación en el que se encuentra desde el 21 de mayo pasado. En el inicio de su exposición, el hombre fuerte de los sectores estratégicos del correísmo criticó que para su habeas corpus exista toda una “artillería” de instancias del Estado para evitar que se le conceda la acción constitucional.

Publicidad

Glas insistió en que no se le está dando la atención médica que requiere pese a que se lo trasladó del Centro de Privación de la Libertad de Cotopaxi, en Latacunga, a la Cárcel 4. Reconoció que en esta prisión no ha observado los niveles de violencia que en la otra cárcel, pero calificó a la celda en la que se encuentra ahora como un “cuchitril”, una “mazmorra” que tiene objetos que le podrían ocasionar un corte que sería complicado en su estado de salud.

Rechazó que se diga desde las diversas instituciones del Estado que intervinieron en la audiencia que no ha sido torturado, que ha sido cuidado bien y que no se le han violentado sus derechos. “(...) Nunca quebraron mi espíritu y no lo van a quebrar nunca. El día que lo quiebren me mato, el día que me quieran volver a vejar me mato, porque ya no voy a soportar más humillaciones”, anotó Glas, al tiempo de recordar que ingresó al CPL de Cotopaxi tomando 3 pastillas y ahora toma 40.

Desde las instancias estatales se defendió el papel del SNAI y del MSP en el cumplimiento de las recomendaciones dadas para proteger la vida y la salud del privado de la libertad Jorge Glas. Se dijo que se han realizado los seguimientos médicos multidisciplinarios necesarios, se ha dado todo el tratamiento integral, la medicina que ha sido definida dentro de su cuadro de salud y mantiene un médico de cabecera desde que estuvo en Cotopaxi y ahora en Quito.

Estas son las razones por las que el Tribunal de Santa Elena anuló el ‘habeas corpus’ concedido a Jorge Glas en juzgado de Manglaralto

La representante del MSP en la diligencia señaló que la atención que recibe Glas puede mejorar en el tiempo, pero eso no quiere decir que el ministerio haya cometido una omisión en el tratamiento integral del exvicepresidente. Desde esta parte se solicitó que intervengan en la audiencia los médicos que están a cargo de la salud de Glas, para que la jueza conozca la situación clínica actual, pero el exvicepresidente se opuso a que se revelen datos sobre su salud.

Publicidad

Los funcionarios finalmente solo hablaron de manera general de los procesos que se dan para una atención médica para Glas o para cualquier otro privado de la libertad, mas no se refirieron a temas puntuales sobre la salud del ex segundo mandatario.

La audiencia arrancó a las 17:30 del viernes último y se suspendió la madrugada de este sábado luego de escuchar a los sujetos procesales y a los representantes de doce de los trece amicus curiae que se presentaron para aportar con datos relevantes que le servirían a la jueza Manosalvas en la toma de su decisión.

Glas tiene dos penas en firme por delitos relacionados con actos de corrupción: seis años por una asociación ilícita en la trama de corrupción de Odebrecht y ocho años de prisión por cohecho dentro del caso Sobornos 2012-2016. Además, ha sido sentenciado en primera instancia a ocho años de cárcel por el delito de peculado como parte del denominado caso Singue, causa penal que está a la espera de que se defina una fecha para la fase de apelación del fallo. (I)