Para la defensa del excontralor Pablo Celi, uno de los cinco acusados del delito de cohecho dentro del caso China CAMC, si el juez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) Luis Rivera actúa en derecho debería no solo dar paso a las nulidades planteadas, sino también tendría que ordenar se acumule esta causa a la conocida como Las Torres, por delincuencia organizada, pues se estarían tratando los mismos hechos.

Desde el viernes 21 de octubre pasado, Rivera se encuentra analizando los argumentos planteados por las partes sobre la posible existencia de nulidades que afecten lo actuado dentro de la investigación previa y la instrucción fiscal por cohecho que se dio en contra del excontralor Celi, de su hermano Esteban, del empresario Pedro Saona, la empresa China CAMC Engineering Co. Ltda. y el exrepresentante de esta última, Liang Yang.

Por casi tres horas el juez Rivera escuchó en audiencia al fiscal general subrogante Wilson Toainga, a Lorena Tirira, representante de la Procuraduría General del Estado (PGE), institución que actúa como acusación particular, y a los abogados de los acusados de conformar una estructura delictiva para desvanecer en la Contraloría General una glosa por $ 22,6 millones que mantenía China CAMC a cambio del pago de $ 1,3 millones.

Publicidad

Juez Luis Rivera entra a deliberar sobre la existencia o no de vicios de nulidad que podrían afectar lo actuado en el caso China CAMC

Rivera suspendió la primera parte de la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio y entró a deliberar los argumentos de los acusados y los acusadores. Una semana después el juez nacional notificó a los sujetos procesales para la reinstalación de la diligencia, quedando definida la misma para el próximo miércoles 2 de noviembre, a las 08:30.

Marcelo Ron, abogado del excontralor Celi, justificó con informes y peritajes que se tratan de los mismos hechos los que están siendo analizados en los casos China CAMC y Las Torres, proceso que se encuentra en fase de juzgamiento. El defensor sostiene que de continuar con el procesamiento penal del delito de cohecho, y obviamente avanza el juicio por delincuencia organizada, existiría un doble juzgamiento.

Los dos casos son armados por Fiscalía sin ningún sustento y cuando no tiene Fiscalía la prueba para hacerlo lo que hace es tratar de usar su Twitter para obtener un enjuiciamiento mediático y de esta forma incluso causar presión a los tribunales y jueces”, explicó Ron.

Publicidad

En Las Torres, los dos hermanos Celi y el extraditado a Ecuador Saona son tres de las trece personas llamadas a juicio por Fiscalía por ser parte de una “organización delictiva” que, entre 2017 y 2020, operó desde tres instituciones públicas para desvanecer glosas en la Contraloría y a cambio obtener el 20 % de una factura de $ 20,3 millones que se debía pagar a la empresa Nolimit C. A.

Fernando Jarrín, abogado de Pedro Saona, dice respetar el criterio de Marcelo Ron, pero no está de acuerdo en su totalidad con que se diga que en el caso China CAMC y Las Torres se estén analizando los mismos hechos. La defensa del empresario no expuso ninguna nulidad dentro de la audiencia del caso China CAMC.

Publicidad

Oficina de la sucursal de China CAMC Engineering en Quito. Foto: El Universo

Desde su perspectiva señala que en el caso Las Torres se está juzgando a la empresa Nolimit C. A. que realizó unos pagos a través de su empresa pagadora Monay; mientras que en el caso de China CAMC, refiere, se está analizando un pago por el supuesto desvanecimiento de una glosa de la empresa china, pago que se hizo en una de las empresas que manejaba Pedro Saona y cuyo beneficiario, asegura, era otro de los procesados.

El fiscal general subrogante Wilson Toainga asegura que el pago de $ 1,3 millones supuestamente entregados por desvanecer una glosa de China CAMC fue transferido a la empresa LegalCont, controlada por Esteban Celi y Pedro Saona, quien figura como administrador y representante legal.

Jarrín asegura que Pedro Saona jamás tuvo conocimiento de donde provenían esos dineros que estaban ingresando, es más, sostiene el abogado, su cliente pensó siempre que esos dineros “provenían de honorarios profesionales que debían ser pagados en el exterior”. El abogado indica que si el caso continúa demostrará que su cliente fue un “instrumento”, que ni siquiera conocía de las actividades que estaba realizando la persona que utilizó su nombre para constituir las empresas para recibir los dineros.

La mitad de la supuesta coima de China CAMC ya está en manos de la Fiscalía

Si el juez de la Corte Nacional decide rechazar las nulidades y confirma la validez procesal de todo lo actuado, la audiencia pasará a la fase preparatoria de juicio, es decir, será el turno del fiscal Toainga para dar a conocer la acusación fiscal, los elementos que le permiten mantener esa posición y ante un posible llamado a juicio, anunciará la prueba pericial, testimonial y documental que expondrá en el juzgamiento.

Publicidad

Ese accionar se repetirá con la acusación de la PGE y cada una de las defensas de los procesados, quienes, obviamente, rechazarán las acusaciones de la Fiscalía y anunciarán su prueba con la que fundamentarán su teoría de inocencia. (I)