Pese a que el presidente del Tribunal de Apelación, Felipe Córdova, declaró instalada la audiencia para resolver la apelación a la prisión preventiva contra el exvicepresidente Jorge Glas y Carlos Bernal, exsecretario del Comité para la Reconstrucción de Manabí, dos de los tres acusados por el delito de peculado, el abogado de Glas buscó que el juez Iván Saquicela, integrante de la Sala, se excuse de seguir en la causa ante una supuesta enemistad manifiesta.

Según Andrés Villegas, defensa del exvicepresidente, Saquicela debía presentar su excusa debido a que había adecuado su conducta en la causal de excusa prevista en el artículo 572 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), numeral ocho, es decir, una enemistad manifiesta contra Jorge Glas. Daniella Camacho era la tercera integrante de la Sala de Apelación para el caso conocido como Reconstrucción de Manabí.

Según el abogado, horas antes de esta diligencia en un video de una publicación digital aparecería Saquicela señalando que es público y notorio que el sector llamado correísmo todo el tiempo lo ataca, lo insulta y cree que a ellos (al correísmo) no les conviene que él (Iván Saquicela) se mantenga en la Corte Nacional. “Si esto no es una declaración de enemistad manifiesta, qué lo es, señores jueces”, dijo Villegas.

Publicidad

Fiscalía cree que la prisión preventiva es la única medida que permitirá que el exvicepresidente Jorge Glas comparezca al caso Reconstrucción de Manabí

La fiscal general, Diana Salazar, rechazó el pedido hecho por Villegas, no solo aclarando que el mismo es extemporáneo, sino también porque en lo que habría dicho el magistrado él se refiere a un movimiento político y no a una persona en específico. La representante de la Procuraduría General del Estado apoyó esa tesis y aunque ambas partes creían que no había fundamento para la excusa, dejaron en manos del Tribunal la decisión.

Varios minutos después de analizar el incidente planteado por la defensa de Glas, el Tribunal de la Corte Nacional de Justicia retornó a la sala de audiencias. Tomando en cuenta que la excusa es una decisión propia del juez, lo primero que hizo el juez ponente del Tribunal fue preguntarle a Saquicela. La respuesta que dio el expresidente de la Corte Nacional fue corta: “No tengo amistad ni enemistad. Mis actuaciones son de conformidad con el derecho y eminentemente jurisdiccionales”.

Córdova aclaró que la excusa debe ser tomada cuando el juzgador vea comprometida su imparcialidad, pero si el procesado o su defensa ve que en el juez existiría duda respecto al principio de imparcialidad, característica del juzgador, tiene que activar las las acciones respectivas para la figura de la recusación.

Publicidad

“En el presente caso no ha existido una excusa de parte de Iván Saquicela y tampoco se ha presentado una recusación como una acción jurídica y (...) si hay recusación la única forma que se suspende la competencia del juzgador es cuando exista una citación con la recusación. Ninguna de las dos figuras procesales ha ocurrido, por lo tanto, se desecha la alegación de la defensa de Jorge Glas”, afirmó Córdova.

Inmediatamente arrancó la exposición de los elementos que justificaban la apelación únicamente de Jorge Glas. Al no haber estado en la diligencia a tiempo y se dio por instalada la audiencia, la apelación planteada por Carlos Bernal fue declarada en abandono. José Luis Chica, abogado de Bernal, se conectó por vía telemática minutos después de que Córdova dio por instalada la diligencia, cosa que no varió la declaratoria de abandono del recurso.

Publicidad

El exvicepresidente Jorge Glas vuelve a recibir una orden de prisión preventiva por supuesto acto de corrupción cometido en la reconstrucción de Manabí

Villegas solicitó que por ilegal e inconstitucional se revoque la prisión preventiva dispuesta para el exvicepresidente, líder correísta quien desde el 17 de diciembre pasado se encuentra en la Embajada de México, en Quito, como huésped. Él ha solicitado a México asilo político y aún no existe una respuesta sobre el tema. Glas no asistió de forma personal ni se conectó por vía telemática a la diligencia.

Salazar, en respuesta, defendió la orden de prisión preventiva ordenada por el entonces juez Luis Rivera, el 5 de enero pasado. Dijo que la orden de prisión preventiva estuvo suficientemente fundamentada y que se evidenció en la audiencia de formulación de cargos que la medida era la única adecuada, tomando en cuenta que el ánimo de Jorge Glas ha sido evadir la justicia y ya que cuenta con una orden de ubicación y captura por incumplir una medida cautelar anterior que le permitió tener una libertad provisional.

El Tribunal de Apelación indicó que al haber varios puntos por analizar, la audiencia se suspende y se reinstalará, solo para dar la decisión oral, a las 17:10 de este mismo miércoles, 21 de febrero. (I)