Una vez que la Asamblea Nacional aprobó la reforma al artículo 158 de la Constitución, que podría incluirse en la consulta popular que elabora internamente el Gobierno de Daniel Noboa Azín, la Comisión Ocasional para el Tratamiento de Enmiendas priorizará la propuesta para ampliar los requisitos para ser candidato a asambleísta.

Contrarreloj, la Comisión Ocasional para el Tratamiento de los Proyectos de Enmiendas y Reformas Constitucionales arrancó sus funciones el 20 de diciembre y eligió a sus dignidades: Otto Vera (Únete-PSC) será el presidente y Sofía Sánchez (Gente Buena) la vicepresidenta.

La elección se dio con los votos de Lucio Gutiérrez (PSP), Sofía Sánchez, Jorge Peñafiel (Construye) y Otto Vera, quienes participaron en una sesión autoconvocada tras varios días de no haberse instalado.

Publicidad

Los ausentes fueron Fabiola Sanmartín (PK), Manuel Bohórquez (ADN) y Gabriela Molina (RC).

El siguiente paso para esta mesa parlamentaria será definir el plan de trabajo para los siguientes catorce meses de gestión que le quedan, en medio de la organización de los comicios presidenciales y legislativos del 2025 y que, por mandato constitucional, rige una prohibición para aprobar reformas electorales un año antes de elecciones nacionales.

La mesa se reunirá virtualmente este miércoles 27 de diciembre. Ya solicitaron a la Secretaría el número de proyectos que están a la espera, y que se estima serían siete.

Publicidad

De ese número, la intención sería empezar a trabajar sobre la modificación al artículo 119 de la Constitución, que cuenta con el dictamen favorable de la Corte Constitucional (CC).

La vicepresidenta de la comisión, Sofía Sánchez, que también legisló en la Asamblea cesada en mayo pasado, fue la proponente de esta iniciativa que busca ampliar requisitos para ser asambleísta.

Publicidad

“La comisión trabaja en torno a los proyectos que cuentan con dictámenes favorables de la Corte, y la enmienda para modificar los requisitos para ser asambleísta, que la presenté hace un año y seis meses, es el tema principal que se va a tratar. Hay otras reformas que son parciales, que recién nos van a entregar la próxima semana”, explicó Sánchez.

¿Por qué priorizarla? “Más que importante, es porque tiene el criterio favorable de la Corte y la comisión tiene solo 180 días. Debe pisar el acelerador. Es el primer cambio profundo que debe hacerse y será el paso para que las personas que quieran ser asambleístas tengan probidad notoria, conozcan los temas en territorio, lo que evitará que gente improvisada que no conozca de los temas políticos, de los problemas del país pueda participar”, señaló.

La mayoría de la comisión habría llegado a ese consenso y, según Jorge Peñafiel, además de esta enmienda se enfocarán en las relacionadas con la seguridad ciudadana y lucha contra el crimen organizado.

Sabe de siete proyectos en cola, de los que uno se aprobó el jueves y otros dos estarían relacionados con la seguridad pública.

Publicidad

El texto borrador que propuso Sánchez busca incorporar requisitos para candidatizarse a asambleísta, como ser mayores de edad, acreditar probidad notoria, experiencia, capacitación o formación justificada.

Actualmente se requiere tener nacionalidad ecuatoriana, haber cumplido 18 años en el momento de la inscripción de la candidatura y estar en goce de los derechos políticos.

Son 137 asambleístas quienes integran el pleno de la Asamblea Nacional. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: Alfredo Cárdenas.

El legislador Lucio Gutiérrez coincidió en que se pondría en discusión la reforma al artículo 119, que ayudará a “elevar el nivel de discusión, el nivel académico, la experiencia, la preparación. Tiene que haber discusiones más profundas en la Asamblea”, opinó.

La propuesta no es discriminatoria, recalcó, pero quien quiera legislar “que estudie y que el Gobierno nacional garantice el acceso a la educación”.

De las propuestas de enmienda que trató la Comisión Ocasional —del periodo legislativo disuelto por decreto ejecutivo del expresidente de la República Guillermo Lasso— una es iniciativa de la bancada del correísmo, Revolución Ciudadana, que tiene dictamen favorable de la Corte.

La presentó un exlegislador y hoy alcalde de Quito, Pabel Muñoz, para que se cambie el artículo 303 de la carta política para que el dólar conste como moneda oficial de Ecuador.

Otro enmienda es al artículo 120, numeral 12, para ampliar las facultades de la Asamblea para reformar la proforma presupuestaria anual y la programación cuatrianual del Ejecutivo, sin incrementar el monto estimado de ingresos y egresos; conocer los presupuestos de las empresas públicas, que la planteó el exasambleísta Marcelo Simbaña.

El informe de la comisión para primer debate sugirió “no aprobar y archivar”, aunque dependerá de la decisión del pleno si continúa el trámite.

El exlegislador Héctor Muñoz planteó modificar el artículo 138, relativo al número de votos requerido para la ratificación de la votación en las objeciones parciales del presidente de la República. El informe de la comisión ocasional del periodo anterior propone al pleno “no aprobar”.

El exasambleísta y exministro de Inclusión Social de Lasso, Esteban Bernal, presentó también una reforma para modificar los requisitos para postular a la primera dignidad de la Fiscalía y la Contraloría General del Estado, que cuenta con informe para segundo debate de la plenaria.

La primera de las enmiendas aprobadas del actual periodo es al artículo 158 de la Constitución, para permitir la participación de las Fuerzas Armadas en la seguridad interna, que la propuso Guillermo Lasso el 7 de diciembre de 2022.

Se aprobó en segundo y definitivo debate el jueves último con 125 votos de los legisladores. La pregunta dice: “¿Está usted de acuerdo con que se permita el apoyo complementario de las Fuerzas Armadas en las funciones de la Policía Nacional para combatir el crimen organizado, reformando parcialmente la Constitución de conformidad con el anexo 1?”.

Su esencia radica en que, con solicitud previa y motivada de la Policía Nacional o el presidente de la República, se podrá disponer el apoyo complementario de las Fuerzas Armadas a la Policía y será para combatir el crimen organizado de forma extraordinaria y regulada.

En el primer trimestre del 2023, el Ecuador podría acudir nuevamente a las urnas para votar por una consulta popular. Foto Carlos Barros/El Universo. Foto: El Universo

Esto se produjo en medio del acuerdo político entre las bancadas del Partido Social Cristiano (PSC), de la correísta Revolución Ciudadana (RC) y de la oficialista Acción Democrática Nacional (ADN), con lo que la reforma parcial podría incorporarse en la consulta popular que se trabaja en el interior del régimen de Daniel Noboa para viabilizar su Plan Fénix.

La Constitución en su artículo 442 establece que la reforma parcial que no suponga una restricción de derechos y garantías debe ser tramitada por la Asamblea en dos debates; y, una vez aprobado el proyecto, se convocará a referéndum dentro de los 45 días siguientes.

El informe se notificará al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que en 45 días convoque a elecciones nacionales para votar por el referéndum y la posible consulta.

Noboa adelantó que su iniciativa tendría entre doce y catorce preguntas que abordarían la actuación de las Fuerzas Armadas, reformas a la justicia y mecanismos para generar empleo, que deberán ser calificadas por la Corte Constitucional. La aspiración es que vote en febrero o marzo del 2024.

A criterio de Lucio Gutiérrez, a esta reforma hay que “darle fuerza” para que los militares puedan actuar, y la consulta podría integrar “cambios profundos” al sistema de justicia que se articulen.

Por ello, él presentó una enmienda para modificar el artículo 416 de la Constitución, sobre la ciudadanía universal, para evitar que ciudadanos extranjeros con antecedentes judiciales ingresen al Ecuador.

“Queremos proponer que la privación de la libertad no sea la norma general, excepto en casos de peculado, sicariato, narcotráfico, femicidios, asesinatos, para evitar la fuga de los delincuentes de cuello blanco”, dijo. (I)