Las papeletas electorales para la elección de los siete vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) en febrero del 2023 serán las últimas en escrutarse; estarán después de los prefectos, alcaldes, concejales y miembros de juntas parroquiales.

Lo resolvió el Consejo Nacional Electoral (CNE) este 10 de mayo, al reformular varias directrices que regularán los procedimientos operativos en las elecciones seccionales y de los vocales del CPCCS que se realizarán el 5 de febrero del 2023.

Una de ellas es que para esas elecciones, el escrutinio en las Juntas Receptoras del Voto se inicie con las papeletas de los candidatos de prefectos, alcaldes, concejales urbanos y rurales; y, vocales de las juntas parroquiales.

Luego, las juntas procederán con las papeletas de las candidatas mujeres al CPCCS; las de hombres, de los pueblos y nacionalidades; y, de los ecuatorianos en el exterior.

Publicidad

El objetivo sería no interrumpir el conteo de votos de aquellos que aspiran a ocupar una dignidad de elección popular en los Gobiernos autónomos descentralizados.

Ello, porque en un principio el CNE decidió que se inicie con los candidatos a prefectos, alcaldes y las papeletas del CPCCS. Para luego retomar el de concejales urbanos y rurales y de los miembros de las juntas parroquiales.

La decisión se tomó este martes, con cuatro votos a favor de los consejeros Diana Atamaint, José Cabrera, Enrique Pita y Esthela Acero; la consejera Elena Nájera votó en contra.

Ella argumentó que la elección de los vocales del Consejo de Participación Ciudadana es importante y que al trasladarse al final el escrutinio podría generar que las papeletas se cuenten con desorden o no se realice el conteo.

Publicidad

También se decidió que el día de los comicios habrá dos urnas para que los electores introduzcan sus papeletas.

La una será de color blanco para los votos de alcaldes, prefectos, concejales y juntas parroquiales. La urna de color café será para introducir las papeletas de los candidatos al Consejo de Participación Ciudadana.

Antes, el CNE había resuelto que las urnas blancas sean para las papeletas de prefecto y alcaldes; y las de color café para el CPCCS, concejales y juntas parroquiales.

Los consejeros resolvieron también que a los casilleros en blanco del padrón electoral, el anverso de los certificados de votación que no sean utilizados y el anverso de las papeletas utilizadas con votos en blanco, sean selladas con el mensaje “En blanco”, cuyo objetivo sería evitar una posible utilización irregular de estos documentos electorales. (I)