Cansados pero con la sensación de haber ganado una dura batalla al gobierno del presidente Guillermo Lasso salieron de Quito miles de indígenas, hombres, mujeres y niños, de todas las edades y nacionalidades. Lo hicieron a bordo de volquetes, camionetas, autos y buses, para regresar a sus provincias, principalmente de la Sierra y Oriente. Ondeaban victoriosos las banderas de Ecuador y la whipala, característica del movimiento indígena.

Así fue como concluyeron en la capital 18 días de paralizaciones, la tarde del jueves 30 de junio, que a escala nacional dejaron un saldo de al menos seis fallecidos, centenares de heridos, bloqueos viales, violencia y millonarias pérdidas económicas.

Basura, escombros y destrozos en calles y aceras, en bienes públicos y privados, quedaron como rastro de los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas del orden.

Estos son los compromisos del Gobierno y del movimiento indígena para terminar el paro nacional que vivió el país durante 18 días

Los grupos de indígenas empezaron los viajes de retorno a sus hogares, luego de escuchar los discursos que ofrecieron Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), y otros dirigentes, desde el ágora de la Casa de la Cultura. Aquel lugar fue centro de disputa con el Gobierno.

Publicidad

Desde el escenario del ágora, ante un auditorio repleto, Leonidas Iza, que llevaba puesto un chaleco antibalas debajo del poncho rojo que siempre viste, habló de lo que implicó la jornada de movilización y los logros alcanzados.

“Esta marcha multitudinaria de hoy día ha permitido realmente... con el mal sabor que podemos tener con el tema de los combustibles, pero debemos celebrar el triunfo el pueblo”, proclamó el máximo líder indígena.

QUITO. 30 de junio 2022. Leonidas Iza, presidente de la Conaie, dio un discurso ante miles de indígenas en el ágora de la Casa de la Cultura, en el centro norte de Quito, después de firmar el acuerdo con el Gobierno del presidente Guillermo Lasso, que puso fin a 18 días de paro nacional. Foto: Vanessa Silva / EL UNIVERSO Foto: Vanessa Silva Cruz

El “mal sabor” al que se refirió Iza tiene que ver con que la demanda de las organizaciones indígenas era que el precio de los combustibles se redujera en 40 centavos, pero, finalmente, el acuerdo firmado con el Gobierno fue una disminución de 15 centavos.

Si bien esto no complace plenamente, se lo asimila como una conquista que beneficiará a la población en general y no solo a los indígenas. Además, se consiguió que el Estado estructure e implemente un mecanismo de focalización de subsidios para los sectores que más lo requieran.

Publicidad

“Algunos compañeros estaban haciendo una comparación de lo que fue (el paro) de 2019 y (el paro) de 2022. Ganamos un punto en el 2019, derogar el Decreto 883. Ahora hemos ganado 10 puntos, seguramente, no en la medida que queríamos. Pero yo creo, compañeros, sí es importante también una cuota de responsabilidad para que el resto de la sociedad entienda: sin los indígenas, sin los campesinos, las ciudades no comen”, exclamó Iza, en medio de la ovación de los asistentes.

El líder de la Conaie llamó a fortalecer la unidad de las organizaciones indígenas y a mantenerse vigilantes del cumplimiento de los acuerdos que pusieron fin a las movilizaciones.

Publicidad

Aprovechó el momento para desmentir los rumores que lo acusaban de “haberse vendido al Gobierno”. Habló de las supuestas irregularidades en torno a su detención, en los primeros días de manifestaciones, así como el disparo que recibió el vehículo en el que se transportaba. Aseguró que estos acontecimientos demuestran que no ha tenido acercamientos con el Gobierno.

QUITO (30-06-2022).- Una volqueta llena de indígenas abandona la ciudad de Quito, después de que se firmó un acta para finalizar el paro nacional que duró 18 días. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: Alfredo Cárdenas

Antes de la intervención de Iza hablaron otros dirigentes, una de ellas fue Nayra Chalán, vicepresidenta de la Ecuarunari. Ella también calificó como una victoria haber logrado una rebaja en el precio de los combutibles. Dijo que esto, y otros temas, representa haber obtenido $ 1.000 millones a favor del pueblo.

Chalán reiteró que las actuales movilizaciones terminaban, pero que la lucha social sigue en los territorios de las comunidades indígenas.

Dijo, además, que la derogatoria del Decreto Ejecutivo 95 –de la política petrolera, así como la reformatoria del Decreto 151 –de explotación minera–, dos puntos acordados con Carondelet, “apenas son un paso en la lucha antiextractiva del país”.

La vicepresidenta de la Ecuarunari agradeció la colaboración de los quiteños que durante estos días brindaron atenciones, comida, refugio y vestimenta a los indígenas. Por otro lado, arremetió en contra de aquellos que se oponían a las manifestaciones y demandas del movimiento.

Chalán convocó a las organizaciones a defender a Leonidas Iza en la audiencia judicial en su contra que se realizará el 4 de julio, en el Complejo Judicial de Latacunga, por el presunto delito de paralización de un servicio público. “No le van a encarcelar al líder que encabezó esta movilización y la que encabezó en octubre (de 2019), lo vamos a defender”, resaltó.

Publicidad

Aunque el paro nacional terminó el 30 de junio, para el viernes 1 de julio está previsto que grupos de mujeres indígenas y sectores sociales protagonicen una marcha pacífica en Quito. La cita será a las 16:00, en el Seminario Mayor. El propósito de la movilización es rechazar la discriminación y segregación racial. (I)