El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, convocó a los jefes de la bancada a un diálogo Ejecutivo-Legislativo para este jueves 21 de abril a las 17:00. Los cinco representantes que existen en la Asamblea Nacional confirmaron su presencia, pero con condiciones.

Esta invitación al diálogo, según la carta suscrita por Jiménez, se realiza en el marco de la implementación de la política de acercamientos que lleva adelante esa cartera de Estado. Pero los asambleístas convocados están convencidos de que el Ejecutivo busca la forma de solucionar la crisis de la Asamblea derivada de la intención de armar una comisión multipartidista que evalúe el trabajo de Guadalupe Llori, presidenta del Legislativo desde hace once meses.

De momento, la Asamblea se encuentra estancada. Desde el pasado 5 de abril no se convoca a nuevas sesiones del pleno, y hay dos pedidos de acción de protección planteados por Llori en contra del propio pleno del Parlamento y del Consejo de Administración Legislativa (CAL), argumentando violación de derechos. La primera fue concedida y la segunda está en proceso. En tanto que los sectores de oposición presionan para la integración de la comisión; para ello, empezó un proceso de recolección de firmas para autoconvocarse.

Asamblea Nacional, estancada tras denuncia que pide la destitución de Guadalupe Llori como presidenta del Parlamento

La invitación al diálogo desde Carondelet, según Juan Fernando Flores, coordinador de la Bancada Acuerdo Nacional (BAN), permitirá sortear los problemas que existen en la Asamblea y, a la final, encontrar una salida para destrabar lo que sucede en el Parlamento, porque las comisiones no están sesionando, los informes de los proyectos no se emiten, el pleno y el CAL no sesionan, y hay que buscar una solución a esa problemática, pues la Asamblea no avanza.

Publicidad

Es cierto que se puede gobernar sin la Asamblea, recalcó Flores, pero al final hay responsabilidades que recaen en la misma Asamblea, y la ciudadanía reclama. Además, comentó que se tendrá que esperar al jueves para conocer la salida, pero adelantó que las comisiones especializadas del Parlamento no pueden ser cambiadas; que se tiene que evaluar si son las cabezas de esas comisiones las que no funcionan en la producción de los informes de los proyectos. Respecto al caso de Guadalupe Llori, anticipó que la Bancada Acuerdo Nacional no apoyará una autoconvocatoria, y que tampoco se puede culpar al bloque de Gobierno sobre el estancamiento.

Imagen de archivo del ministro de Gobierno de Ecuador, Francisco Jiménez. EFE/José Jácome Foto: José Jácome

La bancada de Pachakutik, representada por el legislador Rafael Lucero, confirmó la presencia para la invitación del jueves hecha por el ministro de Gobierno, pues dijo que “no corre al diálogo” y que en ese encuentro mostrará la postura de su movimiento, que siempre reclamó poner las cosas sobre la mesa y con la seriedad que demanda.

Recalcó que el Ejecutivo tiene un plan de gobierno y la Asamblea una agenda legislativa, donde debe fluir el diálogo. También aclaró que la bancada de Pachakutik no se opone a la evaluación de las autoridades de la Asamblea, pero que se deben cumplir los procesos legislativos y parlamentarios.

La evaluación no debe estar dirigida exclusivamente a Llori, sino a todos los integrantes del CAL. Por eso, las tres denuncias que existen deberían pasar a conocimiento del pleno observando los procedimientos, indicó

Publicidad

Lucero precisó que plantearán a Llori que convoque a una sesión nueva para que sea el pleno quien resuelva si se conforma o no una comisión, pues cuestionó que la representante de la Asamblea acuda a la Justicia para solucionar los problemas internos de la Función Legislativa.

El coordinador de la bancada del PSC, Esteban Torres, comentó que asistirán a la reunión del jueves siempre y cuando la reunión sea pública, con medios de comunicación y transmisión en vivo, para que se conozca cada postura y escuchar la posición del Gobierno; además, para evitar malas interpretaciones de que los legisladores acuden a Carondelet a pedir cargos públicos y favores.

La única salida que observa el PSC a la crisis de la Asamblea es hacer cumplir con lo que dice la ley: en el caso de Guadalupe Llori, existe una denuncia presentada y se debe dar paso a la conformación de una comisión y luego una resolución del pleno, anotó.

La representante del bloque Unión por la Esperanza (UNES), Marcela Holguín, confirmó la presencia en la reunión convocada por Jiménez. Dijo que llevará propuestas y que espera conocer del Gobierno lo que hará en materia de seguridad, empleo y la hoja de ruta de un país que no avanza, sino que retrocede.

Publicidad

Respecto a la crisis legislativa, Holguín espera coincidir con otras bancadas en el llamado al Ejecutivo a que deje de apoyar a la presidenta Guadalupe Llori, y que se haga lo que se debe hacer desde la Asamblea como un organismo independiente. Pero que el régimen, representado por la Bancada Acuerdo Nacional (BAN), debe viabilizar una salida, porque hasta el momento ese sector no ha hecho nada para superar la parálisis legislativa, afirmó.

Dijo que espera que el oficialismo se sume a la autoconvocatoria a sesión del pleno; y que, si no lo hacen, quedará establecido que es clara la intención del régimen de proteger a la presidenta.

Marlon Cadena, jefe de la bancada de la Izquierda Democrática, confirmó que acudirá a la cita del ministro de Gobierno considerando que su bancada siempre apuesta al diálogo, pues dijo que la Asamblea no solo necesita de diálogos internos, sino también de diálogos externos, y que espera que en esa reunión se encuentre una salida legítima a la crisis para salir de esta encrucijada.

Planteó que ese diálogo debe ser abierto, público y transparente, con la presencia de los medios de comunicación, para evitar cualquier mala interpretación. Y sostuvo que las bancadas llevarán planteamientos que pueden encaminar una salida y desbloquear al Legislativo.

Desde el lado de los legisladores autodenominados “rebeldes” de Pachakutik, el legislador Mario Ruiz confirmó que no fueron invitados a la reunión y que desconocían que había la intención del ministro de Gobierno de abrir diálogos con la Asamblea. (I)