El Comité de Ética cerró la etapa de práctica de prueba dentro del proceso de investigación a la segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Bella Jiménez Torres, acusada de gestionar cargos públicos, lo cual está prohibido para un legislador y es sancionado con la destitución.

Según el procedimiento el presidente del Comité, Segundo Chimbo Chimbo, tiene hasta el próximo día lunes 4 de octubre para presentar un proyecto de informe que recomiende la destitución o archivo del trámite presentado por los legisladores Alejandro Jaramillo (ID) y Victoria Desintonio (UNES).

Este proyecto de informe tiene que ser aprobado por el Comité de Ética por mayoría absoluta de sus miembros en un plazo de tres días. En caso de recomendar la destitución de la legisladora, el informe pasará a conocimiento de la presidenta de la legislatura, Guadalupe Llori, quien tiene cinco días para incluir en el orden del día el informe para conocimiento y resolución del pleno.

El dinero por un cargo en la segunda vicepresidencia de la Asamblea era para una cirugía estética de Bella Jiménez

La legisladora Marjorie Chávez, delegada del PSC ante el Comité de Ética, puntualizó que si bien existe un plazo de cinco días para presentar un informe se intentará que el documento esté listo hasta el próximo sábado 2 de octubre.

Publicidad

Dalton Bacigalupo, representante de la ID ante el Comité, comentó que en el proceso de juzgamiento a Bella Jiménez, se garantizó el derecho a la defensa y al debido proceso. Tanto los denunciantes como la denunciada tuvieron toda la oportunidad de practicar sus pruebas.

Durante la etapa de práctica de la prueba la legisladora Bella Jiménez cuestionó el procedimiento aplicado por el organismo durante su juzgamiento al no dar paso a las recusaciones planteadas, y preguntó a los miembros del Comité “por qué se prestan a este juego sucio”. Que todo lo que se ha dicho en su contra es falso, que es una persecución política.

Su abogado Andrés Sánchez señaló que los hechos denunciados por Jaramillo y Desintonio no tienen sustento probatorio alguno, pues los hechos denunciados deben ser probados y sustentados para que puedan tener consecuencias jurídicas.

Sánchez afirmó que llama la atención que Jaramillo haya sugerido la destitución de su cliente, cuando la ciudadanía ha presenciado la falta de solidez de las denuncias que se basan en notas periodísticas que pretenden develar una mentira a costa de vulnerar el derecho al honor de las personas.

Publicidad

Los hechos denunciados son inventos, mentiras y manipulaciones de la realidad, todo esto en función de lo estipulado en el principio de la carga de la prueba, donde se manifiesta que no hay acusación sin prueba, por ello, aseguró Sánchez, no se ha podido sustentar la acusación de los asambleístas, pero que sí se ha evidenciado “un contubernio para deshacerse de la asambleísta Bella Jiménez, llegando al punto de intentar evadir la realidad debidamente probada y continuar con descaro sugiriendo una destitución”.

Además, insistió que durante el proceso se verificó un sinnúmero de inconsistencias procesales como adelantar criterios por parte de tres miembros del Comité de Ética, por lo cual plantearon una recusación que no fue aceptada. (I)