“No puede haber indicios de paridad entre el técnico y un jugador. La jerarquía que los divide debe mantenerse a toda costa. Ni siquiera pueden ser amigos ni hacerse visitas en casa”, afirma Ruud Gullit en su notable caudal de reflexiones y recuerdos que es Cómo leer el fútbol, su libro que vale por todas...
Amenazante, el representante del futbolista lanza sobre la mesa la frase perentoria: “Si no juega me lo llevo”. El club, presionado, deberá resolver. Tendrá que mediar con el entrenador y ver. No importa el nivel de juego del futbolista, el técnico lo tiene que poner igual, si no, hay tormenta. Es una pintura del f...
“Passarella era el típico asesino argentino. En un partido contra el Inter yo había hecho un gol y tirado un remate al palo. Entró él por Bergomi o Riccardo Ferri para marcarme. En un salto me dio un codazo brutal en toda la cara y cuando caí me gritó: ‘Bienvenido a la Serie A’. Hace poco...
“Cada futbolista tiene su propio estilo. Lo mismo sucede con los analistas de fútbol. Algunos son provocadores, otros son escandalosos, y los hay que intentan quedar bien con todo el mundo… Cuando analizo un partido, lo observo más como entrenador que como jugador. Sin embargo, muchos aficionados tienden a mirarlo como...
“El no Futbolista de América” titulamos el año pasado, cuando llegó la hora de ser elegido el mejor jugador del año en nuestro continente. Y no es que tuviésemos nada contra Luan, el exquisito mediapunta de Gremio que levantó el premio; había sido campeón de la Libertadores,...
Con tal pomposidad, la pomposidad de las grandes exhibiciones de la historia, abrió su página web el ultra-ultra-madridista diario As la noticia del nuevo título del Real Madrid, la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. “El mundo a sus pies”. Como si el universo futbolístico se rindiera arrodillado ante la...
-¿A qué se dedica…? -Vendo resultados, pero ahora estoy sin mercadería. Bien podría ser el diálogo entre un dirigente y José Mourinho. El portugués, personaje irrepetible del fútbol, está en horas bajas. Su maletín luce vacío de chucherías. Y diciembre no...
Partido definitorio, falta un minuto y el árbitro sanciona penal. Protestas, cabildeos, empujones... Al margen de todo, el arquero se acerca al ejecutante y se da un diálogo jugoso, a media voz: “Mirá que me tiro a la derecha”, avisa el uno. El rematador responde: “Vos tirate adonde quieras que yo la tiro...

Páginas