Las movilizaciones en contra del Gobierno organizadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que se iniciaron el pasado lunes 13 de junio, afectan la construcción de dos obras en Cayambe, en la provincia de Pichincha, y Guaranda, en la provincia de Bolívar, destinadas a infraestructura para la educación intercultural bilingüe.

Su edificación, que empezó en enero pasado con un presupuesto de $ 11 millones, está paralizada debido a que no pueden llegar los contratistas de las obras y tampoco el material, según la ministra de Educación, María Brown Pérez.

“Este es un ejemplo de cómo estas paralizaciones y sobre todo la interrupción de la movilidad y de la actividad, en cada una de estas ciudades, termina perjudicando a quienes están reclamando también más derechos, más inversión”, dijo Brown en relación con los pedidos que ha hecho la organización indígena en temas educativos.

Una de las diez demandas de la Conaie es el mejoramiento de la infraestructura en escuelas, colegios y universidades, así como el respeto a la educación integral bilingüe.

Publicidad

Guillermo Lasso confirma que participará en un diálogo con la Conaie con organizaciones de la sociedad civil como mediadoras

Pero el paro indefinido también ha afectado el regreso a las actividades escolares que estuvieron sin presencialidad debido a la pandemia del COVID-19.

Brown expresó que, entre la semana pasada y la actual, desde que se iniciaron las clases a distancia, en algunas instituciones educativas los estudiantes perjudicados pasaron de 40.000 a más de 1′550.200.

Añadió que se cruza información con los ministerios del Interior y de Gobierno, y en donde se dan las condiciones para retornar a la presencialidad se lo hace, para lo que se toma en cuenta que los alumnos puedan llegar al establecimiento y puedan volver de manera segura.

Presidente de la Casa de la Cultura puso una acción de protección para echar abajo ‘requisición’ del edificio de la institución

El calendario escolar de finalización del periodo académico 2021-2022, en el régimen Sierra-Amazonía no se verá afectado por la paralización, agregó, debido a que la educación no se ha suspendido, las clases se mantienen a distancia y sigue corriendo el cronograma hasta cumplir los 200 días.

Publicidad

“No hay ninguna modificación a las fechas de fin del año lectivo”, manifestó.

Dependiendo de la fecha de inicio de las clases, estas podrían terminar entre el 1 de julio y el 5 de julio.

La titular de Educación explicó que hay reportes de posibles jóvenes de bachillerato que participan en marchas de protesta. (I)