NOTICIAS

Publicidad

Josué Alexander, el joven que recibió un disparo en la cabeza, estaba trabajando porque quería estudiar Medicina

El video de su asalto se volvió viral en redes sociales.

QUITO.- Wiliam Guamaní, padre del joven que recibió un disparo en la cabeza con un proyectil de goma, que fue víctima de la delincuencia y se recupera en el hospital Eugenio Espejo, en Quito. Foto: Alfredo Cárdenas.

Publicidad

Josué Alexander caminaba por una vereda rumbo a su trabajo. El joven oriundo de San Antonio de Pichincha, parroquia rural del norte de Quito, empezó su vida laboral con el fin de reunir ingresos económicos que le permitan iniciar sus estudios universitarios en Medicina. Sin embargo, un disparo en la cabeza asestado por un delincuente podría truncar ese sueño.

El joven de 20 años está en la sala de Emergencias del hospital Eugenio Espejo, en el centro norte de la capital. A este lugar fue trasladado de otra casa de salud a la que había llegado en primera instancia, transportado por sus compañeros de trabajo.

El video del ataque que recibió se volvió viral. Los dos antisociales llegaron a bordo de una motocicleta hasta la calle José Larrea y Antonio Flor, en el sector de Ponceano.

Publicidad

En pocos segundos recibió un disparo, producto de esto cayó al suelo y los asaltantes huyeron. Él estaba a dos cuadras de su trabajo, tomó fuerzas, se levantó y llegó tambaleando a su destino.

Conmoción por video de joven que recibió un disparo en la cabeza durante asalto, en el norte de Quito

Wiliam Guamaní caminaba por la avenida Gran Colombia junto con su esposa, el rostro se le alumbró con los primeros rayos de sol de este viernes 2 de febrero.

La expresión de su mirada explicaba todo, una mezcla de incertidumbre, dolor y nostalgia invaden su mente desde que recibió la noticia de que su hijo estaba gravemente herido de bala.

Publicidad

Avisó a su jefe y entregó el taxi que conduce, de inmediato se trasladó al hospital. Wiliam señaló a este Diario que los médicos aseguraron que su hijo todavía se mantiene en observación. Ayer estaba intubado, luego de varios procedimientos los doctores retiraron estos elementos ante una primera respuesta favorable.

Sin embargo, no tienen la certeza de que su hijo se recuperará. Todavía no ha podido abrir bien los ojos. Producto de la caída repentina se golpeó el rostro contra el pavimento, por ello tiene la cara hinchada y la ceja, un corte profundo.

Publicidad

Municipio de Quito elabora informe sobre muerte de joven al que le cayó un pedazo de concreto de edificio de los Shyris

Al describir cómo es su hijo, Wiliam señaló que es un joven que se lleva con todos los vecinos de la parroquia, fue tres años seleccionado de fútbol de San Antonio de Pichincha, juega de delantero.

También jugó en el equipo Argentino Juniors, por eso el padre agradeció que ha recibido muchas llamadas de apoyo y preocupación sobre el estado de salud de Josué Alexander.

Wiliam no ha regresado a su casa desde que se enteró de la emergencia, no ha podido ni cambiarse de ropa, quiere estar presente ante cada necesidad o noticia que tengan de su hijo.

La Policía habría iniciado una investigación para dar con el paradero de los dos antisociales que quedaron registrados en la grabación de una cámara de seguridad del sector. Incluso se habría confirmado el número de placa y características de la moto.

Publicidad

Metro de Quito no revela detalles sobre el hundimiento de casas en Solanda

“No tenemos palabras para podernos expresar, porque estos son personas que están haciendo el mal. Hoy fue mi hijo, mañana podrán ser otras personas, otros jóvenes. Entonces sí están atrás de las pistas de estos señores. Quisiera tener la certeza que sí, ojalá les puedan detener a estos señores”, enfatizó Guamaní, mientras dejaba salir un suspiro.

El disparo fue con un arma de balas de goma, pero por la cercanía del disparo le causó un fuerte daño al joven de 20 años. Los familiares esperan que Josué Alexander salga de ese hospital con vida, ya les adelantaron que en caso de salvarse tendrá que pasar por una recuperación larga y que el ataque podrá dejar secuelas para siempre.

Lo único que mantienen firme los familiares y amigos de la víctima es la fe para que se recupere y siga compartiendo con ellos, después pensarán en la justicia por este ataque. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad