Los océanos absorben dióxido de carbono (CO₂) y ayudan a regular el clima en nuestro planeta, según un estudio publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Sin embargo, es uno de los espacios más contaminados por el ser humano.

Así como ahora ayudan a regular la temperatura, si afectamos los océanos, podrían pasar incluso a aportar al cambio climático, se indicó en la investigación, publicada en la página web de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El planeta debe reducir 45 % de sus emisiones en diez años, según secretario de la ONU

“Para evitar que esto ocurra, dice el informe, es urgente estudiar el ciclo de captación del CO₂, entenderlo bien y establecer una hoja de ruta que guíe a las autoridades responsables del diseño de políticas de mitigación y adaptación al cambio climático durante el próximo decenio”.

“Desde la Revolución industrial, los océanos han sido el reservorio del carbono generado por la actividad humana. Sin estos reservorios marinos, junto con los terrestres, los niveles de CO₂ en la atmósfera serían un 50% más altos que los registrados en 2019, que estaban ya muy por encima del límite para contener el calentamiento global a dos grados centígrados”, recordó el estudio.

Investigadores encuentran en una isla del Pacífico millones de partículas de plástico del mundo entero

Se hacen algunas recomendaciones para ayudar al cuidado de los océanos:

  • Mantener y mejorar las observaciones sostenidas de carbono oceánico de alta calidad.
  • Codiseñar, financiar adecuadamente y operar sistemas de observación de carbono de manera cooperativa a través de organizaciones y entidades participantes, incluido el sector privado.
  • Mantener la teledetección para la investigación sinóptica del ciclo del carbono oceánico.
  • Mejorar el desarrollo y la utilización de nuevas tecnologías con respecto a sensores y plataformas.
  • Mejorar los vínculos entre la biogeoquímica y la ecología en lo que respecta al ciclo del carbono oceánico.
  • Cerrar brechas importantes en nuestro conocimiento a través de estudios de procesos de laboratorio y de campo, incluidos estudios de geoingeniería debidamente escalados.
  • Construir sistemas de predicción de biogeoquímica y carbono oceánico confiables y completos a través de productos de síntesis mejorados, modelado y actividades de fusión de datos de modelos.

Estos son los países más contaminantes del mundo

(I)