NOTICIAS

Publicidad

Jorge Glas, vicepresidente de la República en el gobierno de Rafael Correa y de Lenín Moreno. Foto: Archivo Foto: API

Publicidad

El exvicepresidente de la República Jorge Glas Espinel, sentenciado por hechos de corrupción, cambió de abogado a última hora y pidió el diferimiento de una audiencia en la que se preveía tratar un recurso de apelación a la negativa de prelibertad que él mismo impulsó.

La mañana de este 23 de febrero de 2024, un tribunal de apelación de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha instaló una diligencia para tratar el recurso de apelación a la negativa de prelibertad del ex segundo mandatario, pero finalmente se difirió.

Jorge Glas, quien se encuentra en calidad de “huésped” en la Embajada de México en Quito, informó a través de un escrito este jueves (22/02/2024) que nombró a un nuevo abogado defensor, Andrés Villegas Pico, y requirió que se defina una nueva fecha para tratar la apelación.

Publicidad

En diciembre del año anterior, la jueza Melissa Muñoz, de la Unidad de Garantías Penitenciarias de Pichincha, negó el pedido de prelibertad al concluir que no cumplió uno de los ocho requisitos previstos para acceder a ese beneficio.

Glas apeló la decisión y se definió la audiencia para el 14 de febrero con el tribunal compuesto por los jueces Carlos Figueroa (ponente), Patricio Navarrete y Patlova Guerra.

Sin embargo, aquel día ni el accionante ni su abogado se presentaron y se declaró en abandono el recurso.

Publicidad

Luego, presentaron certificados médicos justificando la inasistencia, y el tribunal de alzada resolvió revocar el decreto de abandono y llamó a audiencia para este viernes. Incluso se advirtió que sería la última vez que se convocaría.

Pero, este 23 de febrero, Glas, exvicepresidente del gobierno de Rafael Correa y militante de la Revolución Ciudadana (RC), cambió de defensa técnica, lo que produjo este incidente procesal.

Publicidad

El juez ponente del tribunal, Carlos Figueroa, constató que no asistió ningún abogado defensor y suspendió por varios minutos la audiencia para deliberar.

En la reinstalación, el magistrado argumentó que por la obligación de precautelar el derecho a la defensa se aceptó por unanimidad el pedido de diferimiento para un nuevo día y hora lo más cercana posible para evitar más dilaciones.

Exhortó a que se tomen los “arbitrios necesarios para evitar que las causas sigan dilatándose y demorando en su tramitación, lo que está siendo provocado o, por lo menos, proviene exclusivamente de la parte peticionaria, es decir, quien impugnó”: Jorge Glas.

Como una medida de prevención, Figueroa pidió que para la próxima diligencia se notifique a la Defensoría Pública para que prepare con oportunidad a un defensor público.

Publicidad

Jorge Glas fue sentenciado a ocho años de prisión por cohecho en el caso Sobornos 2012-2016 y seis años por asociación ilícita en el caso Odebrecht.

En los tribunales de justicia se decidió que la condena de ocho años absorbía a la de seis años, por lo que aún tiene pendiente cumplir dos años y once meses de la pena unificada. Registraría el 63,02 % de la condena cumplida. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad