Con tropiezos, la Comisión Pluripartidista ad hoc instaló este 20 de mayo la audiencia para la práctica de la prueba de cargo y de descargo dentro de la investigación que se sigue en contra de Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea Nacional, acusada de incumplimiento de funciones.

La audiencia se inició a las 08:50, luego de salvar algunos obstáculos de acceso que presentaron asambleístas, periodistas, funcionarios legislativos e incluso el abogado de la acusada, Francis Abad, quien finalmente se retiró del lugar.

Pedro Zapata, presidente de la Comisión, junto a su colega Marcela Holguín (UNES), tuvo que intervenir ante los miembros de la escolta legislativa para solicitar el acceso de la prensa.

La comisión se instaló con la presencia de sus cincos integrantes e inmediatamente los miembros de la mesa intervinieron para rechazar la decisión de Llori de cerrar el Palacio Legislativo y ordenar que los funcionarios trabajen de manera telemática.

Publicidad

Ella dispuso esto en un comunicado emitido la noche del 19 de mayo. Alegó que debían hacerse adecuaciones del recinto legislativo para la lectura del Informe a la Nación del presidente Guillermo Lasso, que será el 24.

El legislador Zapata dejó constancia de que Abad, abogado de la acusada, se fue de la Asamblea señalando que no le permitieron acceder a la audiencia.

Zapata aclaró que el jurista puede incorporarse a la audiencia en cualquier momento cuando decidida regresar al edificio.

Al instalar la audiencia, el legislador Fausto Jarrín (UNES) argumentó que ante la ausencia de Guadalupe Llori y de su abogado se deberá procesarla en rebeldía.

Llori fue acusada de supuesto incumplimiento de funciones. La denuncia la presentó el asambleísta Esteban Torres (PSC), quien argumentó que la autoridad no dio paso a la apelación a la presidencia en la sesión 766 del 24 de febrero pasado y no reinstalar las sesiones 759 y 766 dentro de los 30 días subsiguientes a la suspensión como lo determina el artículo 129 de la ley orgánica de la Función Legislativa. (I)