El trámite de las reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP) sacó a flote traiciones, amenazas y agendas políticas de quienes integran la Asamblea Nacional, quienes en un segundo intento no lograron aprobar uno de los 87 artículos que conforman el proyecto.

La sesión convocada por el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Kronfle, para las 11:00, se reinstaló una hora más tarde en medio de cabildeos políticos que no arrojaron buenos resultados en el momento de llamar a votar por las mociones presentadas. Lo único que se logró, en la sesión plenaria de este 22 de febrero, es acentuar más las desconfianzas entre los tres bloques que conforman la mayoría en el Parlamento.

En definitiva se presentaron cuatro mociones alrededor del proyecto de reformas al COIP, aunque el presidente de la Asamblea solo se refiere a dos. Presentaron mociones a la secretaría del Parlamento los asambleístas Fernando Cedeño (RC), María Fernanda Araujo (ADN) quien reformuló el texto, Fernando Jaramillo (ex-Construye), quien también presentó un nuevo documento, y Jorge Peñafiel (Construye).

Publicidad

Cinco mociones definirán la suerte de las reformas al Código Orgánico Integral Penal en la Asamblea Nacional

La primera, presentada por el legislador y presidente de la Comisión de Justicia, Fernando Cedeño (RC), fue dividida, quedó en dos bloques el texto, pero ninguno obtuvo apoyo de 70 votos. El primer grupo de artículos alcanzó 50 voluntades a favor, solo el correísmo respaldó, y el segundo bloque registró 133 en contra.

Si bien el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Kronfle, luego de la sesión echó tierra a la moción de los correístas, porque dijo que ya no fue aprobada; sin embargo, aún falta presentar una moción de reconsideración de la votación que podría presentar el correísmo en la próxima sesión, para que quede sellado el pronunciamiento legislativo.

Kronfle cerró la posibilidad de que se presenten nuevas mociones alrededor del COIP, pues señaló que el debate está cerrado y tampoco el texto puede regresar a la Comisión de Justicia para ajustes, y que la única moción que se puede tratar es la que presentó el Gobierno a través de la legisladora María Fernanda Araujo, que tiene cuatro partes, donde incluye ciertas reformas que tienen relación con la consulta popular.

Publicidad

La legislatura tiene al menos 60 días para reanudar el trámite de las reformas, y para ello depende de que el pleno se ponga de acuerdo en el contenido de la moción planteada desde el régimen. Si pasado ese plazo el pleno no se pronuncia por el COIP, las 87 reformas pasarán al archivo, sentenció Kronfle.

El titular de la legislatura llamó la atención a los legisladores a dejar de lado los extremos: “esto no puede ser impunidad o nada, aceptan lo mío o no voto por nada, votan por el archivo o no vamos a incrementar las penas a los delincuentes”. Todas esas posiciones son impresentables para Kronfle, pues dijo que agotó todos los esfuerzos para poder dar al país las reformas al COIP que al menos simbolicen un incremento de penas, que no existan beneficios penitenciarios y que tipifiquen los nuevos delitos.

Publicidad

Kronfle llamó varias veces la atención a la sala antes de someter a votación la moción planteada por el correísmo, y advirtió que no permitirá el desorden en el pleno y lamentó que en un tema tan importante para el país no se pueda mantener la altura.

“Epítetos van, epítetos vienen, barras bravas de un lado y del otro; así no vamos a mantener el debate”, pronunció Kronfle en la sala y a minuto seguido amenazó a los legisladores con sancionarlos si pretendían atropellar la sesión.

Tras los resultados de la moción, la bancada correísta en fila abandonó la sala por la parte central del plenario, mientras se disponía la lectura de la moción planteada por el Gobierno a través de la legisladora María Fernanda Araujo.

Luego habló este sector político y señaló a la prensa que existe un complot entre el PSC, Construye y el Gobierno para que las reformas al COIP no pasen y con ello no obstaculizar la consulta popular planteada por el presidente de la República, Daniel Noboa.

Publicidad

QUITO (22-02-2024).- Después de la sesión 900 de la Asamblea Nacional, donde se debate la reforma del COIP, dieron declaraciones los asambleístas de la bancada de la Revolución Ciudadana. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: Carlos Granja Medranda

Ante la escasa presencia de asambleístas, el presidente Henry Kronfle ordenó a secretaría constate el quorum para continuar con la sesión y se contabilizaron 67 legisladores inscritos, por lo tanto, no hubo 70 presentes para continuar con la reunión.

Tras la verificación de las curules, todo el bloque correísta no se registró y no todos de la bancada de Gobierno Acción Democrática Nacional (ADN), cuando este sector fue el autor de la moción que estaba por someterse a votación.

Una fuente del correísmo reveló que el Ejecutivo pidió al socialcristiano Henry Kronfle suspender la sesión, pero no lo hizo, y frente a ello un gran sector de ADN no se registró en el voto electrónico, y con ello la sesión tuvo que suspenderse hasta encontrar voluntad política para instalar el pleno y votar el proyecto.

Los quince independientes, que se juntaron para hacer un frente común contra la impunidad, no tuvieron el espacio para sustentar el pedido en la sala de que el proyecto de reformas al COIP sea votado artículo por artículo. Acudieron al estrado de la presidencia a reclamar al presidente de la sala.

La legisladora Viviana Veloz (RC) conminó al legislador Otto Vera (PSC) a que presente una denuncia ante la Fiscalía General del Estado si tiene las pruebas de que la Comisión de Justicia, presidida por Fernando Cedeño, ha realizado un fraude, sino la bancada de la Revolución Ciudadana presentará la suya para que él pruebe lo que asevera, pues “no puede abusar de inmunidad que tiene como legislador para aseverar un delito que no se ha cometido”.

QUITO (22-02-2024).- Durante la sesión 900 de la Asamblea Nacional, donde se debate la reforma del COIP, dialogan el presidente de la Asamblea, Henry Kronfle y el asambleísta, Jorge Acaiturri. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: Carlos Granja Medranda

El ala socialcristiana perdió un voto en la sala para afianzar su tesis de recuperar lo bueno del COIP, el legislador Jorge Acaiturri-Villa abandonó el pleno señalando que gran parte de la Asamblea Nacional le falló al pueblo ecuatoriano que esperaba una respuesta para aquellos delitos que los afligen diariamente.

Acaiturri-Villa no teme sanciones del bloque por haber tomado una decisión personal en el trámite de las reformas al COIP, porque no puede votar en contra de la reforma penal que él mismo planteó y que tienen relación con la eliminación de los beneficios penitenciarios, a fin de que los delincuentes cumplan el cien por ciento de su pena en la cárcel.

Tampoco, dijo, puede votar a favor de pedidos de revisión penal en comités internacionales que no tienen competencia jurisdiccional.

El sector de Pachakutik, a través de la asambleísta Mariana Yumbay, manifestó que el COIP volvió a ser presa de las mismas prácticas políticas de prebendas y acuerdos, y que seguramente no lograron eso y por ello abandonaron la sesión, incluido el bloque de Gobierno ADN que fue proponente de la moción.

Dijo que se ha perdido tiempo y da vergüenza lo ocurrido en la Asamblea, porque todos ganan un sueldo y deberían devengarlo y ser responsables con el pueblo ecuatoriano. Yumbay cree que difícilmente se logrará un acuerdo en el Parlamento sobre las reformas al COIP, y esto facilita el camino del archivo.

Ana Galarza, representante del bloque Construye, aseguró que el bloque de Gobierno que estuvo presente en la sala y que en contubernio con el correísmo unos se salieron y otros no se registraron para que no haya quorum y no se dé la votación de las mociones presentadas, incluida la de archivo, que la formuló su coideario Jorge Peñafiel. (I)