El Consejo Nacional Electoral (CNE) hasta el momento ha acreditado a quince delegados de las organizaciones políticas para formar parte del equipo general de auditoría que operará en el proceso electoral en marcha; otras tres están pendientes de validación.

La convocatoria se abrió el pasado 14 de junio y se cerró el 21 del mismo mes, en ese tiempo los grupos políticos debieron designar a un auditor y su respectivo suplente; y, en caso de alianzas nombrar a un auditor común y su suplente para las próximas elecciones del 20 de agosto.

Luego de las inscripciones, el órgano electoral realizó la validación de información y calificación para que estas personas formen parte de las auditorías para proceso electoral anticipado.

Publicidad

Estas auditorías, según el CNE, “es un elemento de control que permite realizar un análisis sistemático, objetivo e independiente de las actividades o procesos realizados por un organismo electoral; esto conlleva a los organismos a demostrar la transparencia y legitimidad respecto a su accionar”.

Una vez terminado el procedimiento, el CNE extendió la notificación correspondiente a las organizaciones políticas y la acreditación de los auditores. Las personas que fueron aprobadas por el CNE son:

Nacional

Publicidad

  • Carlos Arturo Hernández Pinto, de la alianza Actuemos, listas 8-23.
  • Jorge Fabián Auz Narváez, por el movimiento Construye, lista 25.
  • Douglas Alexander Morales Piedra, de la alianza Acción Democrática Nacional (ADN), listas 4-35.
  • Daniel Alejandro Jácome Cahueñas, por el movimiento Sociedad Unidas Más Acción (SUMA), lista 23.
  • Jefferson Vladimir Capelo Badillo, por el movimiento Revolución Ciudadana (RC5), lista 5.
  • Leonardo Benancio Meneses Pozo, por el movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik (PK), lista 18.
  • Eugenia del Rocío Bohórquez Romero, por el Partido Sociedad Patriótica 21 de Enero (PSP), lista 3.

Provincial

  • Danilo Xavier Hernádez Guapulema, del movimiento Renovación Total (RETO), lista 33, en Chimborazo.
  • Irwin Jasmay Acosta Caravedo, de la alianza Claro que se puede, listas 2-17-20, en Los Ríos.
  • Gustavo Vinicio Yagual Mariño, del Partido Sociedad Patriótica 21 de Enero (PSP), lista 3, en Santa Elena.
  • Jorge Arturo Mateus Gómez, del movimiento Revolución Ciudadana (RC5), lista 5, en Santa Elena.
  • Italo René Muñoz Lucio, del movimiento Político Peninsular Creyendo en Nuestra Gente, lista 61, en Santa Elena.
  • Javier Andrés Rodríguez Bermúdez, del movimiento Provincial Únete, lista 100, en Santa Elena.
  • Jesús Renato Hidalgo Jiménez, de la alianza Actuemos, listas 8-23, en Galápagos.

Mientras que, otras tres personas que inscribieron las tiendas políticas aún no están acreditadas por falta de documentación, estas son:

Publicidad

Nacional

  • Carlos Manuel Vargas Mena, de la alianza Claro que se puede, listas 2-17-20.

Provincial

  • Lady Karolina Vargas Guzmán, de la alianza Claro que se puede, listas 2-17-20, en Bolívar.
  • José Raúl Veltata Bazán, de la alianza Claro que se puede, listas 2-17-20, en Santa Elena.

Las auditorías o controles se aplicarán a las fases preelectoral, electoral y poselectoral de las elecciones anticipadas.

Las funciones del auditor o auditora que representa a la o las organizaciones políticas serán las siguientes:

Publicidad

  • Participar en los procesos sujetos a auditoría de acuerdo con el cronograma del plan de auditorías.
  • Asistir a los talleres de trabajo convocados por el CNE, de acuerdo con los planes específicos de cada uno de los procesos operativos o sistemas internos auditados.
  • Emitir por escrito un informe de hallazgos con respecto a cada proceso operativo o sistema interno auditado, en caso de no existir coincidencia de criterios con los informes específicos presentado por el equipo de auditoría.
  • Conocer el informe específico de las auditorías de cada uno de los procesos operativos o sistemas internos auditados.
  • Hacer un correcto uso de los recursos entregados por el CNE para el cumplimiento de sus funciones.
  • Cumplir con los términos establecidos en los documentos que acrediten su calidad de auditor y garantizar el normal desarrollo del proceso de auditoría.
  • Actuar con la debida diligencia y probidad en el ejercicio de sus funciones. (I)