NOTICIAS

Publicidad

Imagen de Júpiter, captada por el telescopio James Webb. Foto: NASA, ESA, CSA, STScI, Ricardo Hueso (UPV), Imke de Pater (UC Berkeley), Thierry Fouchet (Observatory of Paris), Leigh Fletcher (University of Leicester), Michael H. Wong (UC Berkeley), Joseph DePasquale (STScI)

Publicidad

Actualizado el 

Una nueva imagen de Júpiter, captada por el telescopio James Webb, no solo es fascinante por la calidad de la foto, sino también por lo que los astrónomos han descubierto a partir de ella.

Se trata de una corriente en chorro que ha sido vista en la superficie del planeta gigante. De acuerdo a los científicos de la NASA, esta corriente viaja a aproximadamente 515 kilómetros por hora, el doble de los vientos sostenidos de un huracán de categoría 5 aquí en la Tierra. Se encuentra a unos 40 kilómetros por encima de las nubes, en la estratosfera inferior de Júpiter.

La misión Lucy de la NASA se aproxima al asteroide Dinkinesh

“Esto es algo que nos sorprendió totalmente”, aseguró Ricardo Hueso, de la Universidad del País Vasco en Bilbao, España y autor principal del artículo que describe los hallazgos. “Lo que siempre hemos visto como neblinas borrosas en la atmósfera de Júpiter ahora aparecen como características nítidas que podemos rastrear junto con la rápida rotación del planeta”.

Publicidad

Qué más revela la imagen de Júpiter

Los científicos también compararon las mediciones hechas con el telescopio Hubble a los vientos en capas más profundas, con los vientos observados por el telescopio Webb en alturas superiores. Así lograron medir qué tan rápido cambian los vientos con la altitud.

“Sabíamos que las diferentes longitudes de onda de Webb y Hubble revelarían la estructura tridimensional de las nubes de tormenta, pero también pudimos utilizar la sincronización de los datos para ver con qué rapidez se desarrollan las tormentas”, señaló Michael Wong, de la Universidad de California.

El asteroide Bennu contienen carbono y agua revelan muestras presentadas hoy por la NASA

Con el telescopio Webb, también se detectó la Gran Mancha Roja de Júpiter, famosa por su misterioso color y colosal tamaño.

Publicidad

Esta es una gigantesca tormenta en el planeta Júpiter que ha estado activa durante al menos 350 años, tan grande que podría albergar a tres Tierras en su interior.

Los datos obtenidos por Webb y Hubble han demostrado que la mancha se está moviendo cada vez más rápido, debido a los vientos.

Publicidad

Telescopio detectó CO₂ en la luna más importante de Júpiter, lo que abre expectativa de vida

Así fue tomada la imagen de Júpiter

El telescopio James Webb cuenta con una NIRCam (cámara de infrarrojo cercano), con la que se pudo tomar fotos de Júpiter cada diez horas (lo que equivale a un día en este planeta). Se las tomó con cuatro diferentes filtros, para detectar pequeños cambios en su superficie.

Detalles encontrados en la imagen de Júpiter, tomada por el telescopio James Webb. Foto: NASA, ESA, CSA, STScI, Ricardo Hueso (UPV), Imke de Pater (UC Berkeley), Thierry Fouchet (Observatory of Paris), Leigh Fletcher (University of Leicester), Michael H. Wong (UC Berkeley), Joseph DePasquale (STScI)

“Aunque varios telescopios terrestres, naves espaciales como Juno y Cassini de la NASA y el Telescopio Espacial Hubble de la NASA han observado los patrones climáticos cambiantes del sistema joviano, Webb ya ha proporcionado nuevos hallazgos sobre los anillos, los satélites y la atmósfera de Júpiter”, señaló Imke de Pater, científica de la Universidad de California. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad