Un día después del retorno a las aulas de manera voluntaria en instituciones educativas se detectó al menos un posible caso de COVID-19 en Quito.

Una madre de familia contó que a la salida de clases, en un colegio privado, un compañero de su hija se sintió mal.

“Le llevaron a hacer el examen. Salió positivo por lo que pidieron a todos los padres de familia que vayan a recoger a todo el curso. Más o menos son 120 alumnos en tercer curso”, comentó. Agregó que muchos padres de familia no pudieron ir a recogerlos inmediatamente.

Cuando alguien de una oficina sale positivo para coronavirus, no se van todos los colaboradores a la casa, solo los que tuvieron contacto y el resto que estén atentos, añadió.

Publicidad

El curso de la estudiante rota entre diferentes clases: música, arte y otras materias.

La decisión fue que durante una semana tendrán que quedarse en casa.

“Podrían definir con qué personas estuvo el niño y no mandar a todos. Por ejemplo, ver con quiénes se sentó a almorzar y estuvo sin mascarilla. En el colegio se cumplen muy bien las reglas durante las clases, todos usan mascarillas y guardan distancia”, aseveró.

Ministerio de Educación recurre al ámbito legal para retomar clases presenciales de manera voluntaria en planteles de Guayaquil

El pasado lunes 24, cuando empezó el regreso voluntario a la presencialidad, según Andrés Chiriboga, viceministro de Gestión Educativa del Ministerio de Educación, si se detecta un caso de coronavirus, se activa una burbuja, es decir, todos los estudiantes que han estado en contacto con ese docente o con ese estudiante, que ha sido víctima de ese contagio, son aislados. Se realizan pruebas rápidas y a ese grupo, durante un tiempo prudencial, depende de la época, actualmente es una semana, se lo aísla. Luego pueden regresar, aclaró.

Publicidad

Chiriboga estimó que no superan los 800 alumnos reportados como contagiados desde el 2020, de más de 1 millón de estudiantes que han regresado a las aulas.

Para la madre de familia, no se aplicó tal burbuja.

En redes sociales hubo comentarios de lo sucedido. El usuario Javier García indicó que en el colegio de sus hijos solo suspenden una semana al curso donde estuvo la persona contagiada, regresan con pruebas PCR; el resto del colegio sigue actividades normalmente.

La usuaria María-Paz Jervis mencionó que en diciembre del 2021 a su hijo le enviaron a casa porque una niña, de otro paralelo, que él nunca había visto, salió positiva.

Publicidad

De acuerdo con la guía para el manejo del flujo de información ante la presencia de casos positivos de COVID-19, en el sistema educativo del Ministerio de Educación, dentro de la activación del cerco epidemiológico puede haber una suspensión parcial o total de clases presenciales o semipresenciales en caso de comprobarse casos positivos para COVID-19 dentro de la institución educativa que cuenta con el plan de continuidad educativa.

La activación del cerco epidemiológico, según el documento, se da tomando en cuenta el control y la vigilancia de los lugares por los cuales transitó el actor educativo contagiado y las personas con las cuales mantuvo contacto durante el regreso a la presencialidad y semipresencialidad dentro de la infraestructura educativa.

Clases presenciales se retoman de forma paulatina en Samborondón, Daule y Durán

“Es realmente terrible el modo virtual. Los alumnos no atienden, captan la mitad o menos de lo que se les enseña, y lo más importante, no tienen contacto directo con sus amigos. Además a los padres se nos complica mucho, ya que no podemos estar atrás de ellos como policías viendo que atiendan, que entren a las clases, que en vez de jugar juegos o ver redes sociales estén en clases. Ese es el rol de los profesores, los padres debemos trabajar”, dijo la madre de familia, sobre el motivo para aceptar que su hija vaya de manera presencial.

De acuerdo con la subsecretaría de Educación del Ministerio de Educación, en la capital de la República hay 600.000 alumnos y 1.458 establecimientos fiscales, municipales, particulares y fiscomisionales, de los cuales unas 1.000 podrían regresar a las aulas.

Publicidad

Este Diario consultó a esa dependencia local del ministerio si ha habido casos y respondió que desde el lunes 24 de enero, no se han reportado casos de COVID-19 generados dentro del sistema educativo.

De 20 instituciones municipales, en 7 hay unos 1.000 estudiantes que están yendo de manera física. Hay 22.000 alumnos en total.

En entidades locales, no se han identificado caso o casos de coronavirus, desde el pasado lunes.

En diciembre del 2021 se identificaron entre 6 y 7 casos en dos o tres establecimientos.

Luis Calle, secretario de Educación del Municipio de Quito, comentó que se actuó dependiendo de cada situación.

Explicó que el departamento médico hace una hoja ruta de cada caso y se ha optado por suspender las actividades del curso y si para los especialistas se debe suspender en todo el establecimiento, se lo ha hecho y nuevamente se han retomado las actividades.

En el colegio Mejía, que es fiscal, por ejemplo, los médicos pasan por las aulas tomando temperatura. Además hacen un monitoreo de si hay alguna situación sospechosa; en caso de haberlo se procede al aislamiento.

En noviembre del 2021 se presentó un caso y se procedió a aislar a todo un paralelo. (I)