Un feriado de tres días se inicia en el país desde este sábado con motivo de conmemorarse los 212 años del Primer Grito de Independencia. Y aunque se prevé que muchos aprovechen el asueto para el esparcimiento familiar, las restricciones dispuestas por la pandemia del COVID-19 se mantienen vigentes más aún con los casos de la variante delta que han aparecido en provincias como Azuay durante los recientes días.

Desde las 12:00 de este viernes hasta las 00:01 del lunes 9 de agosto, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) conjuntamente con la Policía Nacional y la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) realizará brigadas de control preventivo en todas las terminales terrestres del país, antes de que los buses intra e inter provinciales salgan a sus viajes.

El feriado nacional del 10 de agosto se traslada al lunes 9

Según las estadísticas, durante el feriado anterior, por la batalla de Pichincha se movilizaron más de 400.000 personas desde las terminales del país. Con base a aquello, a más del control de las rutas, frecuencias y tarifas autorizadas se verificará el cumplimiento de las medidas de bioseguridad tanto en las estaciones como en los buses, entre esas, la adecuada ventilación, desinfección y señalización del aforo.

En Manta se pide compromiso para respetar medidas

Un plan de atención al usuario que visite Portoviejo y en especial sus balnearios es lo que se promoverá desde este fin de semana durante el feriado del 10 de agosto, más aún en una ciudad que ya registra varios casos de la variante delta del COVID-19.

Publicidad

Luisa González, directora del Departamento de Control Territorial del Municipio de Portoviejo, indicó que el monitoreo en el cantón se ha mantenido sin interrupción y se ha sumado la labor que se realiza en parroquias rurales donde se encuentran balnearios de agua dulce.

En la parroquia Crucita hay un equipo multidisciplinario que controla el acceso a este balneario como el de las playas de La Boca, en donde luego de una verificación con drones se inspecciona que no haya más del 25 % del aforo de esas playas, y si se llega a ese tope, se determina el cierre al paso de más vehículos.

La expectativa de llegada de turistas para este feriado en Manta es alta, según Isidro Rodríguez, director del Departamento de Turismo de este municipio manabita. El pasado sábado, representantes del sector turístico conversaron con Agustín Intriago, alcalde de esta ciudad.

El funcionario señaló que el alcalde Intriago manifestó que la intención de él es de no restringir más de lo que ya se había adoptado, pero que existiera el compromiso para que en espacios como hoteles, restaurantes y otras áreas de descanso visitadas por los turistas se respete el aforo permitido y que se mantengan las medidas de bioseguridad.

Paso a paso para registrarse y obtener el ‘pasaporte de vacunación’

Al momento Manta no ha variado las disposiciones que como Comité de Operaciones de Emergencia (COE) emitió en junio pasado, como son la circulación de vehículos particulares de 05:00 a 23:00 y domingos y feriados de 05:00 a 22:00; el acceso a playas será de lunes a domingos de 05:00 a 18:00.

Los locales comerciales y restaurantes podrán atender de lunes a sábado hasta las 23:00 y domingos y feriados hasta las 22:00 y solo con el 50 % de aforo en sus instalaciones. Se permite el consumo limitado de bebidas alcohólicas de moderación en restaurantes de lunes a sábado, mientras que se prohíbe en esos espacios la venta y consumo los domingos y feriados.

Publicidad

Los COE cantonales de San Vicente, Sucre, Jama y Pedernales analizaron el tema feriado y se resolvió que no se realizarán eventos públicos o de masiva asistencia.

Se mantendrán las medidas del COE nacional. Esencialmente la apertura de playas de 07:00 a 18:00 y la prohibición de consumo de bebidas alcohólicas en playas y demás espacios públicos.

En Azuay se dispone de línea de denuncias por WhatsApp

Para ser más efectivos en el control de aglomeraciones, fiestas clandestinas y delitos, las autoridades de Azuay se apoyarán en la tecnología. Desde el pasado lunes habilitaron un número de WhatsApp institucional para que la ciudadanía envíe denuncias con evidencias y ubicaciones exactas.

El intendente general de Policía del Azuay, Franklin Rojas, detalló que se enfocarán en dos temas fundamentales: delincuencia y aglomeraciones, esto por la inseguridad y potenciales contagios del COVID-19.

Pero también se trabajará en los controles viales en sectores específicos. Con apoyo de agentes de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) y de la Empresa Municipal de Movilidad (Emov) estarán presentes en las zonas de alta circulación como la “Y” de Sayausí que conecta Azuay con Guayas o la carretera Girón-Pasaje, que la une con El Oro.

Asimismo, informó que en colaboración con los tenientes y jefes políticos, no descuidarán los sectores rurales porque es ahí donde han tenido dificultades en semanas anteriores, particularmente por la realización de eventos masivos, en sitios cerrados y sin las normas mínimas de bioseguridad.

Mientras que para minimizar el impacto de robos a personas o domicilios, hay un plan previsto con unidades especiales de la Policía como UMO, GOE, Dinapen, Dinased, Migración.

Una novedad que resaltó Rojas es la implementación del número de celular 095-878-4584, para recibir denuncias anónimas de situaciones que pongan en tensión a los barrios o comunidades.

Aclaró que por esta vía solo se pueden enviar fotografías y ubicaciones geográficas, pero no llamadas, pues esa es una facultad exclusiva del ECU911.

Controles en Tungurahua

El operativo por el feriado se inició al mediodía del jueves con un control antidelincuencial coordinado entre la Policía, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), municipios, comisarías nacionales, jefaturas y tenencias políticas.

Dentro de la planificación está el control en las carreteras, así como de las actividades de diversión y de servicios turísticos para que se respeten los aforos, el distanciamiento y las medidas de bioseguridad con el fin de evitar que el feriado sea foco de contagio del coronavirus.

Así lo indicó el intendente de Policía de Tungurahua, Diego Proaño, quien consideró que si bien el asueto puede coadyuvar a la reactivación económica, eso no implica que haya un descuido a las medidas de prevención.

En Ambato, por ejemplo, el aforo en los locales es del 30 %, mientras que la circulación de vehículos particulares es desde las 00:01 hasta las 05:00. Proaño sostuvo que eso se hará respetar con sanciones a los infractores.

“Vamos a evitar a toda costa que existan riesgos de contagios de COVID, es decir, aquí no estamos persiguiendo gente, sino que estamos evitando la posibilidad de que el coronavirus se propague, porque si bien existe un buen nivel de vacunación en Tungurahua, lo que se quiere evitar es que la gente salga como que si ya estuviésemos como antes (de la pandemia)”, aseveró el intendente de Policía.

En Baños, los locales de diversión atenderán hasta la 01:00 y deben acatar las medidas de bioseguridad, para lo cual el Departamento de Turismo hará controles permanentes. (I)