Cuatro pilares sostienen la nueva política petrolera que fue presentada ayer por el presidente Guillermo Lasso y establecida mediante el decreto ejecutivo 95. Establecer nuevos marcos regulatorios que provean de seguridad jurídica; atracción de inversiones (licitaciones, delegación de operaciones a la iniciativa privada; proyectos de mejora y modernización del sistema de transporte); mejorar la eficiencia de Petroecuador y que haya mayor transparencia son los temas clave de dicha política.

El presidente firmó el decreto ejecutivo 95, por el cual se establece la nueva política hidrocarburífera del país, con medidas inmediatas a tomarse en los próximos 100 días, así como medidas de mediano y largo plazo. Todas encaminadas a permitir una mayor participación del sector privado y a la duplicación de la producción petrolera a 1 millón de barriles diarios, para así generar más recursos para el fisco.

Entre los puntos más destacados de la nueva política -que requerirá varias reformas legales que deben ser aprobadas por la Asamblea- están la migración “libre y voluntaria” de contratos de prestación de servicios a contratos de participación; la creación de un fondo de estabilización petrolera, cuyos recursos sirvan para combatir la desnutrición infantil, así como otros problemas que aquejan a la población más vulnerable. Esto especialmente en las zonas de influencia de la actividad petrolera.

También se buscará vender las gasolineras de Petroecuador y se hará un análisis de los campos en producción manejados por Petroecuador que se puedan delegar a las empresas privadas. Otro punto destacado es la intención de hacer una auditoría sobre la fusión de EP Petroecuador y Petroamazonas EP; establecer el estado de situación de dicha fusión y buscar concretarla de manera definitiva. Además, permitir que la empresa pueda recibir inversión privada, sin dejar de ser estatal y que pueda ser cotizable en bolsa.

Publicidad

Lasso indicó durante el evento, al que asistieron representantes del sector hidrocarburífero, que actualmente la producción petrolera alcanza 493.000 barriles diarios y se busca llegar a 1 millón de barriles. Sin embargo, esto se hará bajo prácticas ambientales sustentables, de tal manera que no sean afectadas las comunidades ni la naturaleza. Dijo que se busca, además, fortalecer la seguridad jurídica y la confianza en el Ecuador para potenciar la inversión local y extranjera.

La presentación de la política, de acuerdo con Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, representa excelentes noticias para el país. El experto económico explicó que en ella se plantean cambios profundos en contratos para que sean atractivos para ambas partes. Destacó que ahora se intenta no caer en los errores del pasado y se ha previsto que pueda haber ajustes, frente a los cambios de precios. Otro tema importante son los cambios que se plantean hacer a Petroecuador.

Para Acosta Burneo, se trata de una política con visión integral que busca soluciones tanto para la producción, industrialización, comercialización, transporte. Reconoció que hay cambios legales en los que todo puede pasar, pero hay otros temas que no requieren pasar por el legislativo.

Entre tanto, Miguel Robalino, analista petrolero, sostuvo que la nueva política trae tres ideas que son incrementar la producción petrolera, mejorar la industrialización y que se construya una nueva empresa petrolera estatal con un modelo eficiente.

Ahora el tema es efectivizarlas. En este sentido, dijo que se deben hacer diversas reformas a la Ley de Hidrocarburos, para crear escenarios amigables para que vengan las grandes empresas y llegue la inversión. Consideró que los 60 días de plazo que se han dado servirán para dar los primeros indicios a las empresas interesadas.

Robalino añadió que es primordial dar agilidad al tema de los permisos ambientales y que se los gestione de manera ágil. Afirmó que los temas en la Asamblea deben manejarse con un enfoque económico, ambiental y técnico, para que así se pueda dar la viabilidad necesaria.

En cuanto al tema de transparencia, el decreto ejecutivo plantea una selección técnica de los gerentes de Petroecuador. Revisión y diagnóstico de los procesos de comercialización de petróleo de los últimos diez años, así como la implementación de prácticas en ética empresarial y Gobierno abierto sobre contratos , exportaciones e importaciones. (I)