La actividad de la construcción (-10,4 %), de las trabajadoras remuneradas del hogar (-9,2 %) y la de alojamiento y servicios de comida (-9 %) fueron las más golpeadas en el primer trimestre del 2021, comparándolas con el primer trimestre del 2020. El mal desempeño tiene varios orígenes en cada caso, pero un denominador común que es la falta de liquidez y la contracción de las actividades en general a causa de la pandemia.

Los datos del desempeño de la economía que fue de -5,6 % a nivel general, comparando el PIB en el primer trimestre del 2021 frente al del 2020, fueron publicados la anterior semana por el Banco Central del Ecuador (BCE).

De acuerdo con la consultora Cordes, se trata de un resultado previsible, tomando en cuenta que entre enero y marzo del año pasado el país vivió apenas quince días de confinamiento y los otros dos meses y medio fueron normales; en cambio, en el primer trimestre de este año estuvieron vigentes algunas medidas de restricción (por ejemplo, aforos máximos o restricciones a la movilidad vehicular) y, sobre todo, estaban presentes los impactos que la pandemia ocasionó en variables como el empleo y el ingreso de los hogares. En todo caso, Cordes reconoce que esperaba que la cifra no fuera tan baja. Su cálculo previo había sido (-4,1 %).

Silverio Durán, expresidente de la Cámara de Industrias de la Construcción, explica que la construcción ha tenido un mal desempeño sobre todo por la falta de inversión en infraestructura del Gobierno. Dice entender que la inversión fue casi nula en el gobierno del expresidente Lenín Moreno, debido a los problemas de la pandemia y las condiciones en las que recibió la administración.

Publicidad

Publicidad

Sin embargo, piensa que con la apertura del nuevo gobierno de Guillermo Lasso habría mayor inversión extranjera que es lo que se necesita. Dice que pese a ello, el sector privado no se ha quedado de brazos cruzados y ha buscado promover la vivienda, pero ha sido difícil pues la pérdida de empleos y falta de liquidez han desincentivado las compras.

Comenta que el Gobierno anterior no quiso traer fondos no reembolsables para vivienda social. Sin embargo, podría retomarse este proyecto. Indica que a grandes rasgos se trataba de fondos no reembolsables que se iban a entregar a cambio de un aval del régimen con bonos soberanos, para la construcción de 80.000 viviendas. Aunque no se iba a entregar el dinero sino la obra terminada.

Lenny Quiroz, secretaria general de la Unión Nacional de Trabajadoras del hogar y afines (Untha), relata que en este periodo las trabajadoras domésticas vieron un deterioro en sus empleos. Muchas lo perdieron, pero otras debieron someterse a condiciones menos convenientes. Por ejemplo, convertirse en trabajadoras “puertas adentro”, dejando de ver a sus familias. En muchos casos quienes fueron despedidas no tuvieron indemnización alguna, dice. Explica que no hay cifras exactas de cuántos empleos se han perdido. Pero cuenta que muchas de las que salieron se pusieron pequeños emprendimientos.

Al ser consultada sobre cuáles son las perspectivas futuras, Quiroz comenta que esperan una mejora en lo que resta del 2021. Consideran que con la normalización paulatina de las actividades, también podrán volver las inspectorías de Trabajo para que haya una vigilancia de las condiciones de empleo.

Cree que con la vacunación, pero también con el manejo que ya se hace del virus, ya se ha aprendido a convivir con él, las oportunidades de empleo mejorarán.

Entre tanto, Holbach Muñeton, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo del Ecuador y vicepresidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), dice que la caída en el sector de alojamiento y comidas ha sido muy fuerte, debido a la disminución del turismo internacional y a la baja actividad del turismo nacional. En este sentido, indica que para mejorar el panorama su sector requiere de crédito y tiempo para pagar las deudas actuales.

Expresa que a su sector no le ayudan decisiones como las recién tomadas por el COE en el sentido de que los salones de hoteles solo podrán atender hasta las doce de la noche. “Esta falta de certezas nos afecta”, dice. En julio los hoteles están con 40 % y hasta 65 % de ocupación, pero con tarifa del 50 % de la tarifa real. Hizo votos para que el nuevo ministro, que tiene buena voluntad, pueda aplicar una política pública a favor del sector.

Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal, por su parte, considera que este bajo comportamiento del primer trimestre marca el crecimiento anual que no podría llegar más allá del 2,5 %, que sería realmente uno de los peores resultados de la región. Reconoce que habrá un repunte el próximo trimestre, pero cree que no será suficiente para alcanzar mejores indicadores.

Cordes, en cambio, dice que espera que en los siguientes trimestres los índices del país se recuperen, sobre todo por las mejores condiciones económicas, el avance del plan de vacunación y considerando que las comparaciones futuras serán frente a unas cifras muy bajas, registradas en los momentos más difíciles de la pandemia en el 2020.

Las tres industrias más destacadas fueron pesca, comunicaciones y refinación

Las exportaciones de productos de la pesca han tenido un repunte importante en 2021. Tomado del Ministerio de la Producción

En el primer trimestre de 2021, comparando con el mismo periodo de 2020, hubo actividades que tuvieron un buen desempeño pese a la pandemia y la crisis. Estas fueron pesca, con un crecimiento de 16,2 %; correo y comunicaciones, con 4,3 %, y refinación de crudo, con el 3,8 %.

Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería, asegura que ha habido factores que han generado este importante crecimiento. La innovación que ha hecho el sector, al colocar productos nuevos como filete congelado. Además, el encarecimiento del transporte y de los fletes de alguna manera ha ayudado a que el sector recupere mercados en Sudamérica, pues el producto tailandés se ha replegado por costos.

Según la Cámara, las exportaciones de harina de pescado aumentaron el 28 % en volumen, el pescado congelado 112 %, sobre todo, por mayores exportaciones de macarela. Tan solo el incremento en este último rubro fue de casi $ 16 millones adicionales al año pasado. El rubro de conservas de pelágicos pequeños (peces pequeños) también aumentó en volumen casi el 11 %, mientras que el atún con el 3 % superior en términos de peso. De forma agregada todas las exportaciones pesqueras aumentaron 19 % en volumen y 9,11 % en dólares en el primer trimestre.

El primer trimestre 2021 tuvo un excelente inicio de la temporada de pesca para la flota de pelágicos pequeños, por encima del desempeño de los últimos cinco años, para esta que es la segunda flota industrial más importante del país luego del atún y que alimenta varias cadenas de suministro de consumo local y exportaciones.

En cuanto a correos y comunicaciones, esta actividad está relacionada directamente con telecomunicaciones, explica José Hidalgo, director de Cordes. Efectivamente, en la pandemia, la contratación de servicios de internet, telefonía, tanto por teletrabajo como por educación de los hijos no presencial, ha hecho que este sector tenga importante crecimiento.

Entre tanto, la refinación de petróleo también se ha incrementado, sobre todo, con optimización de la actividad, en comparación con 2020. En 2020, la refinación estuvo en el orden de -7 % y ahora llegó a 3,8 % , según los datos del BCE.