El Gobierno nacional ya realiza en estos días reuniones técnicas con su contraparte de China que faciliten llegar a acuerdos sobre diversos temas de interés, antes del encuentro de los mandatarios de ambos países que se realizará la siguiente semana. Uno de los temas a los que el presidente Guillermo Lasso les dará importancia es la renegociación de la deuda con China y lo que el propio mandatario ha denominado la desvinculación del crudo de las deudas. Esto para que Ecuador pueda disponer de ese recurso y venderlo a precio de mercado y no con la afectación de al menos $ 3,6 por barril que ahora se produce.

De acuerdo con el ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva, la visita del presidente Guillermo Lasso a China es una oportunidad de seguir avanzando en las buenas relaciones que existen con el país asiático. El ministro explicó que China es un país amigo con el cual existen temas importantes como el acceso a mercados de productos como el banano, el camarón, entre otros.

Sobre la deuda que tiene Ecuador frente a China reconoció que esta llega casi a los $ 5.000 millones y que tienen plazos relativamente cortos para sus vencimientos. En este sentido el servicio de deuda para China es importante para el país. Explicó que de los casi $ 5.000 millones, un monto de $ 2.000 millones estaría de alguna manera atado a los compromisos petroleros.

El ministro Cueva indicó que las reuniones tienen como objetivo avanzar lo más posible en las discusiones técnicas para que cuando se dé la reunión entre presidentes se pueda avanzar de manera más concreta. Cueva declinó dar detalles de las negociaciones y de las condiciones, pues dijo están a la mitad de estas.

Publicidad

Entre tanto, Cueva aclaró que se aprovechará para aclarar bien y asegurarse de desalinear o de separar los temas financieros de los contratos comerciales de petróleo.

Sobre la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) aclaró que es muy positiva y explicó que el retraso en el desembolso de $ 700 millones que se esperaba en diciembre del 2021, y que ahora podría llegar a principios de marzo, se ha debido a factores exógenos, relacionados con la pandemia y la variante ómicron. Dijo que adicionalmente, el viaje del presidente Lasso a China ha restringido un tanto la agenda. Sin embargo, una vez que estén de regreso las autoridades, entonces se podrá definir la fecha para la visita de la misión del FMI, que podría ser presencial o virtual, dependiendo de la evolución de la pandemia.

En todo caso, ratificó, como ya lo dijo el presidente Lasso, en los próximos días se desarrollará una reunión del directorio del Banco Mundial a través del cual se aprobaría un crédito por $ 700 millones.

Cueva explicó que no se ve una inminente necesidad de salir a los mercados internacionales. Es que se van cubriendo las necesidades con colocación de títulos de deuda interna en el sistema financiero privado, también está pendiente el reperfilamiento de deuda con China y existen en carpeta los créditos desde multilaterales y a nivel bilateral. Se han mantenido conversaciones con el Banco Europeo de Inversiones y con entidades de Japón y Francia. En todo caso, dijo, esto no descarta la intención del país de acudir a mercados internacionales siempre y cuando las condiciones lo permitan. Esto es tener un riesgo país manejable, para que las tasas no sean tan altas.

Publicidad

El ministro destacó el buen resultado del déficit del Presupuesto General del Estado en 2021, que fue mejor de lo esperado y que terminó en 3,5 % (unos $ 3.700 millones). Para el ministro tanto el importante repunte del precio del crudo como la mejor recaudación tributaria apalancaron este mejor resultado. También dijo que se ha buscado bajar el gasto, especialmente el permanente. Así puso como ejemplo una reducción de $ 440 millones entre 2020 y 2021. Dentro de este rubro la mayor parte de la reducción se enfocó en salarios, que se redujeron en $ 375 millones. Además destacó que esta reducción se ha dado aunque el Estado ha ido asumiendo y cumpliendo deudas heredadas de Gobiernos anteriores.

Previamente el ministro hizo un repaso de los últimos resultados de la economía ecuatoriana que ya da muestras de la reactivación. Por ejemplo, habló de la recuperación del empleo formal con 350.000 empleos adecuados nuevos. En cuanto a los indicadores de pobreza, dijo que han mejorado la situación en el país, pues 750.000 personas han salido de la pobreza. De acuerdo con los cálculos del INEC, las personas que tienen ingresos por $ 85 están dentro de la línea de pobreza en el país.

El crédito al crecer en 10 % y los depósitos en 15% también son muestra de la mejora en la economía.

Entre tanto, aseguró que ha habido una recuperación en la producción petrolera, luego de la paralización ocurrida en diciembre del 2021 por efectos de la erosión regresiva. Explicó que la baja del ingreso petrolero producto de este problema, y que se esperaba que se manifieste en el 2022, podría ser menor gracias al alza del precio del crudo y también a la mayor producción.

Publicidad

También destacó la fortaleza de las reservas internacionales que a principios de enero se ubicaron en $ 8.300 millones. En este tema, explicó que esos dineros no son del Gobierno, sino que pertenecen a terceras entidades. Entre ellos, son respaldos para los depósitos bancarios privados y también de la banca pública y otras entidades del Estado. Ha habido buenos resultados también en cuanto a las exportaciones no petroleras y un interesante crecimiento de remesas.

La inflación en el Ecuador si bien ha subido hasta el 2 %, es una de las más bajas de América Latina, indicó.