Al menos 461.394 ciudadanos lograron obtener un empleo adecuado (40 horas de trabajo y con remuneración equivalente al salario básico o mayor) en un año. Es que en diciembre del 2020 existían 2′458.516 trabajadores con empleo adecuado, pero para diciembre del 2021, esta cifra subió 2′919.910.

Así, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la tasa de empleo adecuado en Ecuador tuvo una variación “estadísticamente significativa” entre diciembre del 2020 y diciembre del 2021 al pasar de 30,4 % a 33,9 %.

Fue en el sector urbano en donde se ha ubicado de manera más profunda la recuperación de este tipo de empleo, pues en diciembre del 2020 los empleos adecuados estaban en el orden de 1′993.494 y al finalizar 2021 estaban en 2′340.774. Esta recuperación también es considerada por el INEC como estadísticamente significativa.

En tanto que el desempleo bajó en el periodo analizado. El indicador pasó de 4,9 % en diciembre del 2020 a 4,1 % en diciembre del 2021. Los desempleados pasaron de ser 396.504 a 356.725, aunque esta cifra no representa una variación estadísticamente significativa, según ha indicado el INEC.

Publicidad

En el área rural hubo una caída del desempleo del 2,7 % al 1,8 %, que sí representa una reducción estadísticamente significativa.

En cuanto al desempleo por género, la tasa se ubicó en 5 % para mujeres y 3,5 % para hombres, lo que si se compara con los índices registrados en diciembre del 2020 representa una caída del indicador del desempleo para mujeres que estaba en 6,8 %. El de varones se mantiene prácticamente igual. En cuanto al ingreso promedio del salario por género se ve una recuperación: mientras en diciembre del 2020 el ingreso promedio para varones era de $ 306,1, en diciembre del 2021 llegó a $ 320,8. En el caso de las mujeres el promedio estaba en $ 259,1 y pasó a $ 259,5 en el mismo periodo, es decir, prácticamente no hubo variación. Si se hace una evaluación a nivel nacional, el promedio del salario en diciembre del 2020 estaba en $ 289,1 y ahora en diciembre del 2021 en $ 297,1.

Índices de pobreza se redujeron

Entre tanto, el INEC también midió los resultados de pobreza, extrema pobreza y desigualdad en el Ecuador. El estudio establece que la pobreza por ingresos a nivel nacional en diciembre de 2021 se ubicó en 27,7 %. Se considera que una persona es pobre si el ingreso per capita es menor de $ 85,60 al mes. Mientras que la pobreza urbana es de 20,8 %; la pobreza en el área rural es de 42,4 %. Estos datos son positivos si se considera que en diciembre del 2020 la pobreza a nivel nacional estaba en 33 %, la del área urbana en 25,4 % y la rural en 20,8 %.

Mientras, en diciembre de 2021 la pobreza extrema a nivel nacional se ubicó en 10,5 %. En este caso, se considera que una persona estaría en la pobreza extrema si percibe $ 48,24 al mes. En el área urbana la pobreza extrema es de 5,9 % y en el área rural es de 20,3 %. También son datos mejores que los registrados en diciembre del 2020 cuando la pobreza extrema nacional estaba en 15,4 %. Así también la pobreza extrema urbana se había ubicado en 9 % y la rural en 29,3 %.

Publicidad

El índice de Gini se ubica en diciembre de 2021 en 0,474 a nivel nacional, 0,466 en el área urbana y 0,426 en el área rural. Mientras, los indicadores de diciembre del 2020 se ubicaron en 0,498 para la medición a nivel nacional, 0,481 para el nivel urbano y 0,475 para el rural. El índice de Gini mide la desigualdad y mientras el indicador se aproxima más a 0 refleja una mayor igualdad, siendo 0 la igualdad perfecta.

Sobre el tema, Santiago García, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, reconoció que las cifras presentadas por el INEC son indicadores positivos tanto en el tema del empleo como de la pobreza. Esto se ha logrado fruto de la reactivación económica, que ha llevado al país a crecer el 4 %. Sin embargo, también indica que a partir de estas cifras se puede notar que la pandemia generó una tragedia económica en el país. Por ejemplo, entre 2019 y 2020 la pobreza creció 8 puntos. Esto quiere decir que al menos 1,5 millones de personas cayeron en la pobreza. Es que en 2019 había una pobreza de 25 %, mientras que en 2020 subió a 33 %. Ahora con la recuperación se llega al 27,7 %. Con esta cifra, evidentemente, aún no recuperamos los niveles prepandemia.

Para García, es importante que la economía crezca con mayor fuerza este 2022. Para ello, indica, es primordial que los poderes y la sociedad civil se pongan de acuerdo en una agenda consensuada. Esta debe incluir temas como la reforma laboral, tasas de interés, reforma a la Ley de Economía Popular y Solidaria, una agenda comercial consensuada y la reforma a la Seguridad Social. Entre tanto, consideró que la economía va a seguir a merced de los vaivenes de los problemas generados por la pandemia. En este sentido, cree que la economía se va a resentir en enero, debido a las medidas restrictivas, pero necesarias, tomadas debido a la cepa ómicron.