​El patrimonio y el pago del Impuesto a la Renta (IR) de los aportantes del movimiento oficialista Alianza PAIS (AP) a la campaña electoral del referéndum y consulta popular del 2018 que impulsó el presidente Lenin Moreno, están en análisis del Servicio de Rentas Internas (SRI) y del Consejo Nacional Electoral (CNE).

El 10 de marzo pasado, la presidenta del Consejo, Diana Atamaint pidió a la directora del SRI, Marisol Andrade que certifique "el patrimonio y el total de los ingresos anuales presentados en las declaraciones de Impuestos a la Renta del 2017, así como los costos y gastos reportados por los aportantes" de una base de datos de la organización AP.

Atamaint en una entrevista radial, reveló este lunes que se detectó que hay sujetos que hicieron aportes en especie o efectivo por "$35 000, $63 000, $42 000, $39 000", que se contrasta con el pago del impuesto a la renta por $19, $6000, $9. Incluso una persona que dio $14 000 y pagó de IR en el 2017, $9.

"Son los hallazgos que vio el CNE, pero determinar de dónde sacaron, la licitud de los fondos, le corresponde a la Fiscalía General", aclaró.

Publicidad

El informe de gastos de campaña debía presentarse al pleno del CNE el 21 de mayo último, pero por la pandemia del COVID-19 se suspendieron términos y plazos, por lo que están a la espera de que el SRI les notifique con esa información para conocerla en su seno, recalcó la consejera.

Alianza PAIS reportó al CNE un informe de gastos por $607 071, 93.

Sin embargo, una publicación del portal digital La Posta denunció que habría una "contabilidad paralela por $5 millones" para camisetas, banderas, globos, afiches, brandeo de buses, financiada supuestamente, de recursos de empresas estatales.

Entre ellas, Flopec (Flota Petrolera Ecuatoriana), CEAR (Centros de Entrenamiento para el Alto Rendimiento), Enami (Empresa Nacional Minera), Ecuador Estratégico, Astinave, Petroecuador, Petroamazonas, Fabrec (Fabricamos Ecuador), Casa para Todos, Celec (Corporación Eléctrica del Ecuador), Correos del Ecuador, y CNT (Corporación Nacional de Telecomunicaciones”.

Jorge Wated, presidente del IESS, en declaraciones a este Diario dijo que fue coordinador de la campaña, pero no su tesorero, y que esa función la ejercía Patricio Beltrán. El secretario ejecutivo de AP era Gustavo Baroja, entonces prefecto de Pichincha.

“Con las empresas públicas no se ha generado ninguna acción por lo menos de mi parte… Mi trabajo estuvo en la coordinación con el resto de organizaciones políticas y sociales que se juntaron (para la campaña)”, explicó el funcionario, e insistió en que no hubo un doble registro contable.

Publicidad

Precisó que ese periodo, presidía el Servicio de Contratación de Obras Públicas (Secob) y no la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas.

La liquidación de gastos de AP en el CNE se había hecho por $607 000. En numerario recibieron $194 066 y en especie $413 000. Para su campaña por el Sí invirtieron $531 883.

En ese entonces, para la campaña electoral el CNE calificó a 16 organizaciones políticas nacionales y 24 grupos sociales. De estas, 36 promovieron el "Sí", y 4 el No.

El Fondo de Promoción Electoral fue de $3 907 979 para las dos opciones, y un límite de gasto por $1 953 989 para cada opción.​ (I)