Los cientos de cuadros de Excel y hojas de Word que fueron modificadas, entre 2012 y 2016, en la computadora personal de la exasistente de la Presidencia de la República Laura Terán, procesada por cohecho, asociación ilícita y tráfico de influencias, en el caso Sobornos, revelan el detalle que alguien exigía para conocer el paso a paso del movimiento de los recursos que ingresaban y salían de las arcas del movimiento Alianza PAIS.

La información materializada de los 3.148 archivos descubiertos por peritos informáticos no solo dan a conocer listas de aportantes  ‘voluntarios’  y codificados desde el V1 al V18 o el organigrama de quienes eran los líderes encargados de conseguir los recursos y sus colaboradoras que debían recaudarlos. También muestran  un seguimiento minucioso de las cantidades que se ofrecían,  la persona que lo planteó, el líder que lo consiguió, la forma de pago y hasta las llamadas hechas por una  coordinadora y no contestadas por el aportante.

Cada reporte tenía casillas para nombres y teléfonos de contacto, para los valores ofrecidos, por cruce de facturas, efectivo recibido e incluso un lugar para las observaciones.

Publicidad

En la hoja con el título Empresas MD (María Duarte) al referirse al contacto de la empresa Bueno y Castro, Terán escribe: “Persona difícil: ofreció una aportación menor a la reportada por MD. Luego se rectificó, solicita se disponga a Santiago Montenegro le paguen facturas pendientes ya que ‘del mismo cuero salen las correas’”.

En el denominado Reporte de Voluntarios, nueve reportes dan cuenta del seguimiento que se hizo al 1M ($ 1 millón) ofrecido a MD y al 1M ofrecido a WS (Walter Solís) por V1 o Alberto Hidalgo. El reporte sobre V1 se inicia el 20 de noviembre de 2013 y concluye el 19 de marzo de 2014. 

“No se ha podido establecer contacto ni al celular proporcionado ni a los conseguidos”, es el primer reporte. Quince días después la situación no cambia y a la persona buscada le dejan mensajes con su asistente y se resalta que se pidió intervención de L2 (Duarte). Ella habría ofrecido interceder, pero no había resultados. 

Publicidad

Casi dos meses después, para enero del 2014,  se pudieron comunicar con V1, pero él solicita que se le gestione un pago que le tiene que hacer  Senagua. La interlocutora le aclara que eso no es de su competencia, pero aún así él ofrece nuevo cruce de cheque. Enero y febrero V1 cumple con lo pactado, pero para marzo él ya no quiere recibir las últimas dos facturas y les informa que ya no tiene liquidez. Todo le habría sido informado a L1 (Jorge Glas).

En otros casos Terán anotó que V3 (Marcelo Herdoíza) le entregó “$ 500” en enero de 2014, pero que 19 billetes estaban rotos; que V10 (Bolívar Sánchez) por viaje no podía asistir a la reunión del 13 de noviembre de 2013 o que en 2014 les suspendió una cita por duelo; que V9 (CWNE) no asistió a la reunión pactada, pero que llamó para que pasen recogiendo el dinero.

Publicidad

En el recuadro de Empresas JG (Jorge Glas) escribió Terán que Mateo Choi, de SK Engineering & Construction, había ofrecido $ 600.000 y que eso cubriría el “Cuarto de Guerra y Redes Sociales” o que Geraldo de Souza, de Odebrecht, le ofreció a L1 $ 1’000.000 y pagó $100.000 en efectivo adicionales a lo que planteó.

Fruto de los seguimientos anotados por Terán, se conoce que al solicitar en nombre de AP a V8 (SK Engineering & Construction) la entrega del $1,5 millones que habrían pactado con JG, ellos le respondieron en noviembre de 2013 que la empresa aún no tenía la adjudicación del contrato y que ellos cumplirían a partir de esa fecha y en cruce de facturas. 

Un mes y medio después de esa anotación, Terán modifica el archivo y escribe que la empresa surcoreana, a la cual se le otorgó contratos millonarios para la rehabilitación de la refinería de Esmeraldas, ya había firmado el contrato ofrecido, pero para desembolsar la cantidad anunciada pedía que esperen a que ellos reciban el anticipo.

Para el 14 de enero de 2014, el archivo se actualizaba señalando que ya existía la autorización para que se emitan facturas desde el 2 de enero de ese año, que podían enviarse a SK cuatro facturas semanales, incluyendo la de servicios legales de diferentes proveedores. Se aclaraba que los conceptos de las facturas debían ser solo con las descripciones del listado que la empresa entregó. (I)

Publicidad