Alimentarse de manera saludable requiere hacer las mejores elecciones posibles. Pero, no es fácil, pese a que se promocionan alimentos saludables, ya que algunos de ellos vienen con conservantes industriales.

No son recomendables los elaborados cárnicos ni las carnes rojas enlatados, que según la Organización Mundial de la Salud aumentan el riesgo de cáncer, reseña Cuerpo Mente.

Estos son los jugos y licuados naturales que te ayudan a prevenir migrañas y a cuidar tu cerebro

Los alimentos menos saludables y cómo sustituirlos

1. Productos de harina blanca

El problema de la harina blanca es que ya no tiene los nutrientes ni la fibra del grano entero de trigo. La opción más saludable es siempre la versión integral, porque conserva la mayor parte de los nutrientes originales.

Publicidad

Considere además en otra alternativa: Las harinas de legumbres y sus productos derivados, como las pastas elaboradas con harina de lentejas o los panes con harina de soja.

Los panes hechos con harina blanca procesada, es que no tiene los nutrientes ni la fibra del grano entero de trigo. En todo caso intente optar por lo integral. Foto: Patricia Sandoval

Cuatro aperitivos saludables para el fin de semana: Ahorra tiempo y come sin remordimientos

2. Arroz blanco

Como la harina blanca, el arroz blanco también es un carbohidrato con poca compañía nutritiva. El arroz integral es más saludable y no menos delicioso. No se pela ni se muele como el arroz blanco y, por lo tanto, contiene significativamente más minerales y fibra.

El arroz integral brinda un mayor aporte de fibra que el arroz blanco. Imagen: Pexels

3. Cereales para el desayuno

Si echa una mirada a la lista de ingredientes de los cereales del supermercado, revela que la mayoría de estos productos contienen demasiado azúcar, disfrazados de fructosa o glucosa. Opte por mezclas copos de avena, semillas de lino trituradas, frutos secos y fruta fresca.

Publicidad

Los cereales para desayuno con aspecto nutritivo entran en la categoría alimentaria de los ultraprocesados, considerada peligrosa.

4. Crema de chocolate para untar

La crema de chocolate con masas de pan o torta, se compone principalmente de azúcar, leche y aceite de palma.

Opte por rebanada de pan integral, también tostado y úntela, con cualquier receta de crema casera de chocolate con avellanas y menos azúcar será sin duda mejor. También puedes enriquecer el pan con aceite de oliva, aguacate o un paté vegetal casero.

Publicidad

Estos son los alimentos que puedes comer en la noche sin remordimiento ni temor a subir de peso

Este impulso de comer dulces, se produce porque en ciertos momentos del día, especialmente entre quienes se alimentan tres veces al día, el cuerpo experimenta un descenso en los niveles de azúcar en la sangre.

5. Barritas de proteína

Se trata de alimentos muy procesados que además son muy altos en calorías y no prescinden del azúcar, los edulcorantes y las grasas refinadas o artificiales. Elija recetas de barritas energéticas caseras.

Actualmente la granola contiene una ingente cantidad de azúcar, jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y conservantes. Foto: Toxitz

6. Palomitas de microondas

Tienen un alto contenido de azúcar o sal, grasa y, a menudo, sabores artificiales como el diacetilo, que da sabor a mantequilla. Las bolsas también pueden contener todavía (hasta 2023) bisfenol. Opte por lo natural.

Las palomitas de maíz para microoondas, son deliciosos pero ultraprocesados y peligroso a la larga. Foto: DeanDrobot

7. Pastillas de caldo concentrado

Estas pastillas contienen principalmente sal, el potenciador del sabor glutamato monosódico y a menudo azúcar y aceite de palma. Es más recomendable que se haga su propio caldo de verduras concentrado.

Condimentar la sopa con productos naturales es lo más recomendable.

Ingredientes:

Publicidad

  • 500 g de verduras (como zanahoria, puerro y apio)
  • 150 g de hierbas (opcionalmente congeladas)
  • 2 dientes de ajo
  • 80 g de sal

Elaboración:

Ponga las verduras en una picadora hasta que estén finamente picadas. Luego agregue la sal, mezcle bien los ingredientes y vierta el resultado en frascos esterilizados.

Este caldo se puede almacenar en el refrigerador durante unos meses, ya que la sal conserva las verduras.

(I)

Te recomendamos estas noticias