Tres de las cinco fuerzas políticas que actúan en la Asamblea Nacional consideran que la libertad del exvicepresidente Jorge Glas es producto de un pacto entre el gobierno de Guillermo Lasso y el correísmo, y que tiene sus conexiones con las votaciones registradas en el Parlamento.

Las organizaciones políticas Partido Social Cristiano (PSC), Izquierda Democrática (ID) y el movimiento Pachakutik (PK) coinciden en que la liberación de Glas se pactó con la vigencia vía decreto-ley de la Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal, conocida como reforma tributaria, donde los votos que tiene el correísmo se abstuvieron de apoyar la moción de archivo del proyecto urgente.

El sábado 9 de abril, el juez Diego Javier Moscoso, de la Unidad Judicial Multicompetente con sede en la parroquia Manglaralto del cantón Santa Elena, concedió el habeas corpus al exvicepresidente Jorge Glas Espinel, porque supuestamente existe un riesgo contra su integridad física y psicológica.

Jorge Glas, exvicepresidente de la República, recupera su libertad con un ‘habeas corpus’

Cuatro hechos

Para el PSC, el pacto entre el presidente de la República, Guillermo Lasso, y el exmandatario Rafael Correa se fundamenta en cuatro hechos.

Publicidad

El primero se refiere al incremento de impuestos con la ley tributaria que entró en vigencia como decreto-ley por la abstención de la bancada Unión por la Esperanza (UNES). El segundo hecho es la aprobación de las amnistías, que según el PSC, fueron a delincuentes comunes, y que esa decisión fue inconstitucional que ahonda el problema de inseguridad jurídica.

El tercer pacto, según la lista 6, son las medidas cautelares inconstitucionales concedidas a favor de Guadalupe Llori, y con ello buscan justificar la inacción en la Asamblea Nacional. Y el último tema se relaciona con la “libertad para quien cumple condenas por sentencias ejecutoriadas”.

El partido cuestiona que las medidas cautelares y el habeas corpus se dieron a través de la manipulación de jueces inferiores, que jamás hubiesen actuado sin la protección de ciertos miembros del Consejo de la Judicatura y de un gobierno que lo solape. “Todo esto a hurtadillas, en días feriados, tarde en la noche o temprano en la madrugada, en jurisdicciones impropias y a una velocidad que contrasta con la lentitud de la justicia”, según el comunicado suscrito por los dirigentes políticos Jaime Nebot y Alfredo Serrano, así como del jefe de bancada, Esteban Torres.

Lassismo y correísmo

Para la Izquierda Democrática, lo sucedido con Jorge Glas es el resultado de un pacto entre el lassismo y correísmo, que empezó con la abstención en la aprobación de la reforma tributaria, las amnistías y la protección constante del presidente Guillermo Lasso a Guadalupe Llori, a través de acciones judiciales.

Publicidad

Así lo sostuvo el presidente nacional de la ID, Guillermo Herrera, quien dijo que con lo actuado por “un juez incompetente se está sentando un precedente negativo en el país, porque la justicia no es igual para los ecuatorianos, cuando hay un acusado con dos sentencias en firme que ni siquiera cumple cinco años y sale en libertad producto de un pacto”.

Que el presidente de la República, Guillermo Lasso, tiene mucho que explicar al país, que tiene que revelar hasta dónde llegan sus acuerdos con el correísmo; que su estrategia es atacar a otros actores políticos y dejar en libertad a la gente del correísmo. Todo esto creará indignación entre los ecuatorianos, advierte.

Rechazo y pacto

El movimiento político Pachakutik, tras rechazar la decisión judicial del habeas corpus a favor de Jorge Glas, considera que es evidente un pacto entre el correísmo, los socialcristianos y el Gobierno. Que el siguiente paso será el indulto a los correístas en México.

Marlon Santi, quien suscribe el comunicado, sostiene que ese pacto permitió la aprobación de la ley tributaria y que ahora se tomarán la justicia, el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), la Contraloría y todos los órganos de control.

Publicidad

Según esta organización política, genera inquietud que luego de la visita del presidente Guillermo Lasso a la parroquia Manglaralto, un juez multicompetente de esa localidad establece la medida a favor de Jorge Glas.

“Ayer era impensable un acuerdo entre el correísmo y el lassismo, hoy han convertido a la política en un negocio sin moral, sin ética, dándole la espalda al pueblo”, suscribe Santi.

Pedido

El legislador nacional Fernando Villavicencio, mediante un oficio, pidió al presidente de la República, Guillermo Lasso, que instruya al director del SNAI y al secretario jurídico de la Presidencia para que soliciten al procurador general del Estado de forma inmediata que esta sentencia emitida por el juez Diego Javier Moscoso sea puesta en consulta de la Corte Constitucional en razón de que el juez que concedió el habeas corpus no era competente.

Villavicencio comentó que al darse la libertad de Glas no quedará ninguna duda de que jueces corruptos y funcionarios públicos incompetentes abrirán el túnel por el que transite la supuesta libertad de los gánsteres y responsables de la ola delictiva que atraviesa el Ecuador.

Anunció que iniciará una investigación en contra del juez, el abogado patrocinador de la causa y de todos los coautores. (I)