La liberación del exvicepresidente Jorge Glas sigue en suspenso. Han pasado tres días desde que el juez Banny Molina, de la Unidad de Garantías Penitenciarias de Portoviejo, emitió (lunes 8 de agosto) la orden de excarcelación para el ex segundo mandatario, así como para Daniel Salcedo y Christian Araujo, tras concederles un habeas corpus la semana pasada.

La salida de Glas —que permanece recluido en la Cárcel 4 de Quito por sentencias de corrupción— no se ha ejecutado porque el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI) encontró inconsistencias en las boletas de excarcelación; por ello, pidió a la Función Judicial un pronunciamiento para esclarecer la validez de los documentos y lineamientos sobre cómo debe proceder la institución en este caso.

Ahora, el SNAI informó que este miércoles, 10 de agosto, interpuso el recurso de apelación y nulidad de la sentencia emitida por el juez Molina el 5 de agosto que dispuso la inmediata liberación de Glas, Salcedo y Araujo.

SNAI halló inconsistencias en las boletas de excarcelación de Jorge Glas y Daniel Salcedo

El SNAI pretende dejar sin efecto la sentencia de primera instancia y que se inadmita la acción de habeas corpus. La institución apuntó que el recurso legal otorgado por el juez de Portoviejo es una “abusiva y desnaturalizada propuesta”.

Publicidad

También se solicitó a la Corte Provincial de Manabí poner en conocimiento del Consejo de la Judicatura los vicios e irregularidades encontrados en el proceso ejecutado por Banny Molina, “a fin de que se declare el dolo, manifiesta negligencia o error inexcusable y se proceda con las sanciones pertinentes”, expone un comunicado del SNAI.

El juez Banny Rubén Molina fue detenido la noche del martes, en Manabí. La Policía lo arrestó para investigaciones por el presunto delito de usurpación y simulación de funciones, ante una denuncia presentada por el Consejo de la Judicatura. (I)