Los costos estimados para los eventos de cambio de mando presidencial se cancelarán en función de los servicios que sean ejecutados, aclaró el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El próximo 23 de noviembre de 2023, está prevista la posesión como presidente y vicepresidenta de la República de Daniel Noboa Azín y Verónica Abad Rojas, en la Asamblea Nacional y también ceremonias de bienvenida a su gestión y de despedida de Guillermo Lasso, quien termina su mandato de forma anticipada, luego de las elecciones presidenciales y legislativas anticipadas del 20 de agosto y del 15 de octubre.

Como parte de esos actos protocolarios, la Cancillería ecuatoriana dispuso un valor referencial de $ 600.000 para contratar a un proveedor especializado que asuma la organización de una serie de actividades como almuerzos, brindis, cenas, audio y video, hotelería y transporte para invitados nacionales e internacionales, e incluso, la entrega de regalos para los asistentes.

Publicidad

Aunque Daniel Noboa todavía no asume sus funciones, pidió que se reduzca este valor, por varias críticas que expusieron actores políticos y ciudadanos en las redes sociales.

«He dispuesto al equipo de transición buscar eficiencia y responsabilidad. Que se trabaje con el gobierno saliente y se gaste menos del 50 % de la cantidad presupuestada para el cambio de mando», escribió en su cuenta de X (antes Twitter).

En respuesta, el Palacio de Najas, como se conoce a la sede de la Cancillería, aclaró que este es un proceso precontractual con un presupuesto referencial que asciende a los $ 600.000 y que por el momento no existe un contrato suscrito.

Publicidad

«Además, conforme se prevé en los pliegos que rigen el proceso, las cantidades, ítems considerados para el dimensionamiento del objeto de la contratación, pueden fluctuar a la baja, por lo tanto, el contrato a ser suscrito con el proveedor que resultare adjudicado conforme a ley será liquidado en función de los servicios que sean efectivamente ejecutados, acorde a la real magnitud de los diferentes actos y eventos que se requieran para cumplir con la transmisión de mando. Sin embargo, el valor definitivo se lo conocerá una vez que se liquide el contrato», se informó ante una consulta hecha por este Diario.

Dicha contratación se inició el 27 de octubre, a propósito del cambio de mando y tiene como objeto que una empresa asuma la organización de eventos, actos y ceremonias oficiales, que incluyen servicios de audio y video.

Publicidad

Así también, cortesías como hospedaje, transporte y obsequios.

Sobre este último ítem, la Secretaría de Estado propuso que los detalles para entregar a los invitados no debe superar el valor de $ 9.000 y pueden ser sombreros de paja toquilla con caja, bufandas de alpaca, chales nacionales para mujer, mancuernas de plata bañadas en oro, mancuernas de madera taraceada, figuras de plata de colibríes, piqueros, tortugas, gallos con base de madera.

Todavía se desconoce el número de invitados y quiénes serán, pero se ofrecerán menús adecuados y atender pedidos específicos de alimentos, los mismos que deben estar frescos y con altos estándares de higiene y transporte. En esencia, debe manejarse un estándar de calidad de «cinco estrellas».

Para el presidente saliente, Guillermo Lasso, se ofrecerá una cena VIP de despedida para el que se han contemplado unos 200 platos, vino y champán para el brindis.

Publicidad

También se contempla servicio para la posesión de Noboa y Abad en la Asamblea Nacional con refrigerios y servicio de cafetería.

Para el primer mandatario entrante se planifica hacer un almuerzo VIP para el que se estiman unos 500 platos. Luego, en el Palacio de Carondelet está previsto un coctel con vino, champán y refrigerios.

Esta transición política se debe a que Guillermo Lasso decretó el 17 de mayo la disolución de la Asamblea Nacional por grave crisis política y conmoción interna, lo que produjo el llamado a elecciones presidenciales y legislativas anticipadas para lo que resta del periodo; es decir, hasta el 23 de mayo de 2025, cuando Lasso debía concluir su gestión.

Tras más de 90 días de organización del proceso, el Consejo Nacional Electoral (CNE) entregará este miércoles las credenciales al presidente, Daniel Noboa, y su binomio, Verónica Abad, en los que se acredita la dignidad para la que fueron elegidos.

Una vez que los 137 asambleístas elegidos para estos 18 meses elijan sus autoridades durante este fin de semana, según lo previsto, Noboa y Abad se posesionarían el próximo 23 de noviembre. (I)