Este 29 de febrero, la Asamblea Nacional destituyó y censuró a Fausto Murillo como vocal del Consejo de la Judicatura y censuró a Juan José Morillo, vocal de la Judicatura, por incumplimiento de funciones.

Los 102 votos a favor se alcanzaron con la Revolución Ciudadana (RC), el Partido Social Cristiano (PSC) y la bancada oficialista Acción Democrática Nacional (ADN), que se sumó luego de intensas negociaciones.

Lo resuelto en el pleno para las bancadas que aprobaron la moción es visto como la “recuperación de la justicia”, mientras que para quienes se opusieron el Movimiento Construye pone en evidencia la reconciliación del pacto entre ADN, RC y PSC.

Publicidad

La primera vicepresidenta de la Asamblea y presidenta encargada, Viviana Veloz, aseguró que con lo resuelto se recupera la justicia que “estaba secuestrada por los vocales del Consejo de la Judicatura” y recordó que en 2022 su bancada presentó un pedido de juicio político con suficientes elementos probatorios y que por cómo se manejaba la anterior Asamblea Nacional se salvaron de ser destituidos.

Veloz desmintió que los 102 votos se lograron en las últimas horas

Asimismo, desmintió que los votos se hayan logrado en las últimas horas y que no hayan existido el día anterior, como se especulaba. Aseveró que suspendió la sesión debido a que faltaban algunas intervenciones y ya llevaban más de diez horas sesionando.

“El tiempo nos dio la razón porque en la Comisión de Fiscalización ya se aperturó un proceso para fiscalizar ese reparto. Hoy el pueblo recupera la justicia y es un buen mensaje para el país, para los ciudadanos, para aquellos que era una quimera tener un acceso pleno al sistema judicial, independencia judicial y a la seguridad jurídica”, subrayó.

Publicidad

La titular de la Asamblea encargada hizo énfasis en que el interpelante demostró todos los elementos suficientes en la Comisión de Fiscalización y en el pleno hicieron que se dé paso a la censura y destitución de Murillo, quien “se creía intocable” y la censura de Morillo, sobre quien les dio la razón el tiempo respecto a su relación con casos de tráfico de influencias.

Veloz rechazó las afirmaciones de la bancada del Movimiento Construye con relación a que el correísmo se quiere tomar la justicia y dijo que quedó demostrado que la organización política quería mantener dentro a Murillo por ser afín a la exministra María Paula Romo.

Publicidad

“Son ellos, quienes desde 2018 con el Consejo de Participación Transitorio se tomaron las instituciones del Estado y hoy el país empieza a recuperar aires de libertad y aires de justicia”, declaró.

‘Construye dice que evidenciaron reconciliación del pacto’

Por parte de Construye, el legislador Jorge Peñafiel manifestó que lo resuelto en el pleno evidencia “la reconciliación del pacto por la impunidad” y que el juicio político a Murillo y a Morillo era solamente una excusa.

“Hoy hemos visto que el Gobierno nacional con su bancada de asambleístas han llegado al acuerdo para cerrar la impunidad y darle viabilidad de la toma total de la justicia... desde el movimiento Construye nos apena, nos muestra que efectivamente no hay esa intención de darle al país seguridad, de darle mejores días”, sentenció.

Peñafiel aseguró que Construye seguirá trabajando en su agenda legislativa que será siempre proseguridad, anticorrupción, antimafias y antipactos que tienen a todos cansados.

Publicidad

Su compañera de bancada Ana Galarza también lo considera un ejemplo de la negociación de la impunidad que hay entre el correísmo y la bancada del presidente Daniel Noboa, ADN.

“Ahora que ya han destituido al vocal se abre un espacio donde el pacto de la impunidad pondrá un vocal en el Consejo de la Judicatura para lavar los delitos de la gente que le robó la plata a todos los ecuatorianos... la cabeza de la doctora Diana Salazar (fiscal general del Estado) es parte de las condiciones que le ha puesto Rafael Correa al presidente Daniel Noboa y, como sabemos, para el presidente es sagrado el pacto que tienen”, subrayó.

Destitución y censuras requirió un trabajo “arduo”, asegura el legislador ponente

El legislador socialcristiano Carlos Vera, que fue el ponente del proceso, aseguró que lo aprobado este jueves es reflejo de un trabajo arduo que han desarrollado dentro de la Comisión de Fiscalización y que los votos de todas las bancadas los consiguieron con las pruebas presentadas.

“En el caso de mi bancada (PSC) y el mío por haber sido el interpelante de la delegación hecha por esta nueva Asamblea, yo creo que la ciudadanía está percatándose y visualizando cuál es la nueva orientación y tendencia de esta clase política en la cual hemos atribuido responsabilidades en un juicio político a dos interpelados que hoy han sido censurados y destituidos. Lo importante y destacado es que no estamos hablando de ningún poder del Estado que no sea de trascendental importancia”, declaró.

Vera se refirió también a la renuncia de Elsy Cely como suplente de Murillo y negó que luego de esto se hayan alcanzado los votos.

“Elsy Celi renunció la noche de ayer (28 de febrero) y hoy se le ha dado lectura a su renuncia en el pleno. Lo que quiero rescatar es que las pruebas que se presentaron y que dieron los asambleístas fueron amplias, suficientes y exactas. Aquí no hay negociación, aquí hay un acuerdo conveniente a favor de la justicia, a favor de la negociación. Aquí la negociación han sido conversaciones y diálogos transparentes dentro de un proceso en el cual los votos han transparentado actos con un solo anhelo: cambiar la justicia en el Ecuador y, sobre todo, desarrollar un ambiente positivo en este órgano del Estado”, explicó.

Vera rechazó, al igual que Veloz, las afirmaciones de Construye de que quieren tomarse la justicia y desmintió que exista relación directa con ella y el PSC.

“Ella trabajó en el Consejo de Participación en un alto cargo cuando el doctor Trujillo fue presidente, ella fue delegada y elegida por el CPCCS del doctor Trujillo, y el doctor Trujillo tenía una ideología distinta y muy distinta a la nuestra, entonces con esos acontecimientos eso no tiene veracidad”, comentó.

Su compañero de bloque Vicente Taiano también se refirió a la denuncia de Celi y dijo que esta “le dio claridad al país y dejó a un lado las calumnias y falsas imputaciones en relación con una inexistente relación al PSC”.

“Ahora lo importante es que la Asamblea tiene la responsabilidad con el país de nombrar una autoridad independiente y con las más altas credenciales para que sea parte de este órgano”, indicó.

Consultado sobre si lo resuelto este jueves hace que las tres fuerzas políticas vuelvan a tener su acuerdo en firme, Taiano manifestó que existen coincidencias establecidas y no acuerdos y que esas coincidencias están plasmadas en la agenda de Gobierno.

El legislador negó que ADN, PSC y el correísmo tengan interés en poner la terna para designar al reemplazo de Murillo y dijo que no puede venir de una organización política.

ADN dio sus votos tras conocer a fondo pruebas presentadas

En tanto, desde el oficialismo, quienes se habrían sumado a último momento a la votación para las censuras y destitución, la legisladora Inés Alarcón manifestó que se sumaron debido a las pruebas demostradas para argumentar la acusación.

“Lo que nosotros hemos visto son las pruebas, los elementos, las omisiones, que eso es muy importante. Si queremos cambiar a la justicia debemos empezar por ahí. Siempre se ha indicado que no hay una postura definida, más bien como bancada ADN lo que hemos hecho es verificar cada prueba, cada elemento de descargo y, en efecto, no podemos permitir que la justicia se siga contaminando, y lo que debemos buscar es que se oxigene”, recalcó.

Alarcón aseguró que se enteraron de la renuncia de Celi este mismo jueves en el pleno y que no tendría nada que ver con la votación para la que tomaron decisiones luego de escuchar a los implicados y que les tomaron por sorpresa algunas de las afirmaciones que hicieron.

“Recién ayer los pudimos escuchar y con gran asombro escuchamos las frases en que ellos dicen que no sabían que el tráfico de influencias era un delito”, apuntó. (I)