La exalcaldesa de Durán y líder histórica del Partido Social Cristiano (PSC) Mariana de Jesús Narváez dice que le habría gustado que, al morir, sobre su féretro se colocaran cuatro banderas: la del Ecuador, la de su cantón, la del Barcelona Sporting Club y la de la lista 6. Esta última ya no aparecerá, porque acaba de desafiliarse de esa agrupación en la que militó por casi 40 años. De 66 años, se separó por discrepancias con su propio hijo, el actual alcalde de Durán, Dalton Narváez Mendieta, por la selección de candidatos y su gestión municipal.

¿Usted dejó el partido por discrepancias en la selección de candidatos?

En tres semanas yo cumplía 40 años en PSC. En 1982 me reclutó León Febres-Cordero, el líder del partido. Como madre, yo he respetado a mis hijos. Lo que veo es que ahora el PSC, ni siquiera por un poquito de ética, compañerismo, debían haber convocado a una reunión… La ley dice que las directivas deben renovarse, y la actual en Durán ya tiene más de cinco años en funciones. Aquí no se ve lealtad que uno ha tenido, los sacrificios de salud, de familia, el servicio. Esta directiva no ha tomado en cuenta todo esto, no nos han convocado: “Vamos, unámonos para superar la pandemia, demos la cara al pueblo…”.

¿Y quién es el director del partido en Durán?

Publicidad

El economista Dalton Narváez.

O sea que se peleó con su hijo…

No me he peleado con nadie. Yo a mi hijo lo amo por sobre todas las cosas; fui madre a los 16 años. Pero, como ciudadana duraneña, exalcaldesa, exconcejal, exasambleísta, no me puedo guardar las cosas por más que sea mi hijo.

¿No está conforme con el manejo de su hijo en el partido y en la alcaldía?

Publicidad

Ni tampoco con el de la exalcaldesa Alexandra Arce, que se llevó treinta y pico de millones de dólares del agua potable. Como ciudadana, como presidenta fundadora del Voluntariado Cívico Madera de Ferroviario, tengo la obligación de decirle al alcalde, más allá de la familiaridad: ¿dónde hay alguna obra que valga la pena en Durán? Hace 22 años yo le cambié la cara a Durán; de pueblo polvoriento y lodoso en el invierno la hice ciudad, y no le han dado mantenimiento. Yo siempre estoy vigilante de mi ciudad. Después de Dios, ¿quién le puede decir la verdad a un hijo? La mamá, pues. Y si él no me escucha, ¿yo que hago yendo al partido? Me voy agradeciéndole a Dios, a León Febres-Cordero, que en paz descanse, y a los líderes, como Jaime Nebot.

Dalton Narváez ya no puede postularse a la reelección en la Alcaldía de Durán porque la Constitución se lo prohíbe. Foto Cortesía GAD de Durán

¿Y Jaime Nebot la llamó?

Sí, me dijo: “Mariana, yo quiero hablar con usted”. “No hay problema, abogado Nebot”, le dije… Ahora sí me quiere atender; bueno, la próxima semana. Pero yo soy ahora independiente.

¿Usted sería nuevamente candidata a la Alcaldía de Durán?

Publicidad

¿Por qué no? Tengo la suficiente frontalidad, capacidad, honradez; donde trabajo, trabajo y trabajo. Estoy bien de salud para asumir el reto. Y que el pueblo vea que esta mujer, que trabajó en el pasado y que hace trabajo voluntario en el presente, trabajará en el futuro para refundar Durán y, en un solo abrazo con sus 500.000 habitantes, sacarlo adelante.

Pero usted fue cuestionada en su paso por la Alcaldía de Durán; se la acusó de peculado…

Yo fui una víctima. El expresidente Rafael Correa se ensañó conmigo, me persiguió como perro con rabia; pero los mismos fiscales y jueces que me persiguieron luego me exoneraron de todo. Errores de forma, sí, porque soy un ser humano, pero no de fondo.

¿Ha tenido contacto con otros partidos políticos?

Publicidad

Sí, me han dicho que tengo las puertas abiertas. A estas alturas de mi vida no pienso en mí. Yo ya formé a mis hijos, a una hija que está de asambleísta, a mi hijo que es alcalde. Luego de los 18 años, ellos han sido libres de hacer y deshacer en su vida, pero yo tengo decisión propia.

¿Quería ser candidata en el partido?

Nooooo. No he querido ser candidata. Yo hasta me jubilé el año pasado. Pero no pienso ver tanta falta de respeto y falta de ética, que mi cantón no avanza, sino que va para atrás, con la señora Arce que se llevó la plata del agua, y esos pozos se caen todos los días y ahora seguimos con el mismo cuento del gallo pelón de la falta de agua. Muchas mujeres y hombres independientes me lo han pedido, pero les he dicho que tengo que hablar con papito Dios. Si me da salud, téngalo por seguro que ahí estaré.

¿Pero por qué usted misma no planteó su nombre dentro del partido?

Porque no le digo que nunca nos pararon bola. Vino un señor X que dijo: “Yo soy el candidato, yo pongo los concejales”. ¿Y dónde quedaron mis 40 años de servicio y de lealtad al PSC?

¿Se refiere al concejal Rodrigo Aparicio Arce?

Yo me pregunto, ¿qué han hecho estas personas por Durán en estos tres años? Dígame una obra insigne. Yo sí le puedo decir que Marianita, como voluntaria cívica y con la ayuda de la empresa privada, sí tiene una obra insigne: la Cruz de la Esperanza, en la cima del cementerio, en honor a los muertos por el COVID-19.

¿Y él será candidato entonces?

Él es primo hermano de la exalcaldesa Alexandra Arce. Pero el abogado Nebot me dijo que hay bastantes precandidatos; solo han elegido en seis cantones.

El pasado 10 de mayo, el PSC presentó a seis candidatos a la alcaldía de igual número de cantones de Guayas. Foto Archivo Foto: El Universo

¿Su hijo no dijo nada?

No sé. Yo ya lo crié. No tengo mucho contacto con él. Yo a lo que me dedico es a pintar y sembrar parques; a mi proyecto Casitas al Cielo, en el que cada mes regalo dos casitas a la gente pobre… Y no es que tengo plata, sino que le hice una promesa a Dios cuando estaba en coma por el COVID-19 de ayudar a la gente para que nos deje con vida a mí y a mi esposo.

Su hija Eliana, que es asambleísta, ¿seguirá en el partido?

Claro, ella tiene su decisión propia de seguir ahí. Yo no me meto en la vida de mis hijos; ellos son libres de escoger marido, mujer, religión, partido…

¿Se va resentida con su hijo?

No. La vida es tan corta que lo poco que nos queda de ella hay que saberla vivir. (I)