Cuatro cambios en su gabinete de ministros anunció el mandatario Guillermo Lasso la tarde de este 5 de julio, en el Salón Amarillo del Palacio de Carondelet.

Los movimientos se dan luego del paro de 18 días convocado por el movimiento indígena y que duró del 13 al 30 de junio pasado. La medida se depuso tras la firma de un acta de paz entre las partes, que fue avalado por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE).

Pablo Arosemena asumirá el Ministerio de Economía y Finanzas. Reemplaza en ese cargo a Simón Cueva. Arosemena se venía desempeñando como gobernador del Guayas. Fue dirigente de la Cámara de Comercio de Guayaquil y es miembro de la Fundación Ecuador Libre, creada por el presidente Lasso para armar su plan de Gobierno.

Darío Herrera pasará del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), que ocupaba Marcelo Cabrera. Herrera es un empresario y ejecutivo inmobiliario manabita.

Publicidad

En el Miduvi, en lugar de Herrera se quedará la arquitecta María Gabriela Aguilera, que se desempeñaba como viceministra.

Andrea Montalvo, licenciada en Sicología y Recursos Humanos, se hará cargo de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) en reemplazo de Alejandro Ribadeneira. Antes era subsecretaria.

También posesionó a Alfredo Ortega como su representante ante el Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y quien lo presidirá.

Lasso no designó todavía al reemplazo de Ximena Garzón en el Ministerio de Salud. A ella le entregó la condecoración de la Orden Nacional “Al Mérito” en el Grado de Gran Cruz por su gestión.

Publicidad

Unas horas antes, asimismo, el mandatario emitió el decreto ejecutivo 470 con el cual encargó la gobernación de Pastaza a Ángel Morales.

En su discurso de posesión, Arosemena elogió a Lasso, a quien calificó de “luchador ejemplar”. Le agradeció que haya confiado en él y en los otros ministros para esos cargos.

Indicó que van a mantener la conexión de la política económica con la ciudadanía, no solo en el escritorio sino en el territorio, escuchando a la gente.

Arosemena indicó que los recursos del país debe administrarse con eficacia y equidad. Y detalló los tres ejes que tiene el plan económico de la reactivación que impulsará al que describió así: “Orden con enfoque social”.

Publicidad

Tiene tres ejes:

1. Asegurar el gasto social, que el dinero llegue a los bolsillos de la gente los créditos, servicios y bonos.

2. Bajar el costo de la vida y los atrasos.

3. Crecimiento de la economía y construir obra pública.

Publicidad

En su discurso, Lasso señaló que los cambios son necesarios para lograr más y mejores resultados y que estos “no han sido forzados por coyunturas o circunstancias particulares”, refiriéndose al paro de junio pasado, si no al “al ordenado cumplimiento de etapas, que requieren diferentes tipos de liderazgos”.

El mandatario señaló que las manifestaciones generaron pérdidas por más de $ 1.000 millones; de ellos, $ 260 millones fueron en la producción petrolera. “Nada más absurdo que por un lado se pidan recursos y atención social, justa, sí, pero al mismo tiempo agredan a la fuente de ingresos para atender esas demandas”, dijo.

Agregó que tras haber recuperado la paz en la nación “reitero al pueblo mi mensaje de unidad, es la hora de curar heridas, superar divisiones y unirnos en torno a un solo objetivo: hacer crecer al país que todos amamos”.

Lasso señaló que el régimen se enfocará, en adelante, en atender al campo.

Además, agradeció a los ministros salientes, entre ellos Simón Cueva, de quien destacó su “impecable manejo de finanzas públicas”, y Ximena Garzón, a quien felicitó por la “proeza” de haber vacunado a la población ecuatoriana con entre dos y cuatro dosis contra el COVID-19. (I)