Desde su oficina en el norte de Quito, donde tiene un retrato del exmandatario y máximo líder de la Revolución Ciudadana (RC), Rafael Correa, la titular de la organización y excandidata presidencial, Luisa González, tuvo una extensa charla con EL UNIVERSO sobre temas de la coyuntura política y del futuro electoral de cara a los comicios del 2025.

La entrevista ocurrió el martes 4 de junio. Entonces, se adelantó a lo que días después quiso instalar en el debate el viceministro Esteban Torres sobre una alianza legislativa en contra del Gobierno.

Publicidad

Luisa González ratificó que no se desistirá del juicio político contra la fiscal general, Diana Salazar. Habló del acuerdo legislativo con Daniel Noboa al inicio de su gestión. Y mencionó algunos nombres que podrían formar el binomio que presentará la Revolución Ciudadana.

Sobre Diana Salazar, fiscal general

¿Cuál es su opinión sobre el testimonio anticipado de Daniel Salcedo en el caso Purga? Él dijo que un Virgilio habría sido operador del exvicepresidente Jorge Glas para tener beneficios judiciales de manera irregular.

Nosotros habíamos ya publicado en las redes sociales, desde tiempo atrás, que hubo amenazas a él (Daniel Salcedo). De hecho, nos hicieron llegar información de que lo estaban torturando, de que lo estaban amenazando. Lo hizo público el presidente Rafael Correa en sus redes sociales, un documento o una carta que él mandó, que nos hicieron llegar, diciendo además el mensaje de la fiscal general, Diana Salazar. Supuestamente, lo estaban torturando para que él involucre a Rafael Correa, a Jorge Glas, a la Revolución Ciudadana, caso contrario se iba a involucrar a su novia, a su madre y recibía tortura.

Entonces, ¿no les sorprende?

Publicidad

No, nos sorprende. Esto pasó también con Pamela Martínez (en el caso Sobornos), a la que le hicieron forjar un cuaderno en un vuelo de 30 minutos, donde ella recuerda, supuestamente, hechos que habían pasado años atrás, con decimales en dinero. Y además no se permitió hacer una pericia a la computadora donde decían que había información sobre el caso Sobornos. Para nosotros, este es un modus operandi de Diana Salazar, así que no nos sorprende. No he visto las declaraciones de él (Daniel Salcedo). Ya nos esperábamos esto.

Según ustedes, ¿se está repitiendo el libreto?

Por supuesto. Para nosotros se está repitiendo un libreto que ha sido el proceder de Diana Salazar. Contrastemos cómo actúa Diana Salazar en ciertos casos, como el caso del señor Daniel Salcedo, y cómo actúa en caso donde existe un informe de la Policía de Ecuador, de Estados Unidos, de Reino Unido, que habla de los vínculos de la mafia albanesa, del narcotráfico, con Guillermo Lasso, su círculo cercano, familiar y miembros del gabinete. ¿Cómo ha actuado ahí? Sigue Hernán Luque Lecaro fuera del país, ella no se pronuncia sobre esto; mientras que en todo intenta vincular a la Revolución Ciudadana.

¿Se ratifica en su apreciación de que el embarazo de Diana Salazar y la suspensión de su juicio político es un show?

Para adecuar discursos no soy buena, yo digo lo que pienso. Yo soy mujer, soy madre, tuve un embarazo de alto riesgo. ¿Qué es lo primero que yo hice cuando tuve el embarazo de alto riesgo? Pedir una licencia. La señora Diana Salazar, la vemos ayer (lunes, en audiencia del caso Purga) con tacones, cargando la cartera, enfrentando este proceso con el señor Salcedo. ¿Acaso eso no le genera estrés? ¿Acaso eso no es riesgoso para su embarazo? Ella sigue en funciones. Y qué es lo que hace, usar su condición para que le suspendan solo una cosa: el juicio político y ganar tiempo (...) Lo que pasa es que ella sabe que no hay las pruebas para defenderse y que es culpable de lo que se le acusa por incumplimiento de funciones.

¿No van a desistir del juicio político?

No. Ella ha pedido una suspensión, pero el juicio político va. Son dos procesos de juicio político. Sea hoy, sea mañana, pero va.

Daniel Noboa y el panorama legislativo

Sobre Daniel Noboa, ¿cómo califica que al inicio del Gobierno él no tuvo reparos en sentarse con la Revolución Ciudadana para tener un acuerdo legislativo y ahora está siendo un anticorreísta férreo?

Es un cálculo político. ¿De dónde nace este acuerdo legislativo? El día que él ganó las elecciones, cuando yo asumí que él era el presidente electo de la República, hice un pronunciamiento público, ante todos los medios, y dije que primero lo felicitaba, reconocíamos que él había ganado la Presidencia y que el Ecuador requería paz, que necesitaba unidad para arrimar el hombro y que salga adelante el país, dejando banderas políticas a un lado. Y que lo iba a llamar por teléfono y decirle que cuente con la bancada de la Revolución Ciudadana, para todo lo que sea sacar adelante al país. Lo cumplimos. Tanto fue así que él presentó los proyectos de ley, que se observaron los proyectos, que se verificó si estaban acordes a lo que nosotros veíamos para el país. Y avanzamos en eso. Dimos nuestros votos. ¿Cuándo nos deslindamos? Cuando se inicia un giro diferente alineado a las condiciones del Fondo Monetario Internacional, donde él pide aumentar el IVA. Nosotros hacemos oposición con propuestas, propusimos otras medidas.

¿En algún momento usted o la Revolución Ciudadana se han arrepentido de ese acuerdo?

Nosotros no nos arrepentimos, porque lo hicimos por la patria. Si hubiera un cálculo político y no de patria, nosotros jamás lo hubiéramos apoyado y hubiéramos sido oposición desde un inicio, pero el cálculo nuestro era la urgencia de generar empleo, salud, educación. Si él (Daniel Noboa) hubiera seguido en esa línea de sacar adelante al país, seguiría contando con nuestro apoyo. Él no tuvo oposición. Él tuvo todas las condiciones para generar empleo, salud, educación y seguridad en este país, y ni así lo logró.

¿Hay o se ha pensado en un acuerdo entre la RC, Construye y PSC, pese a ser antagonistas?

No, en lo absoluto. Nosotros no estamos pensando en ningún acuerdo legislativo con ninguna bancada. Nosotros estamos votando en pro de temas que sean importantes para el país. Si en eso confluye y coinciden otras bancadas, pues perfecto, pero no hay ni pactos ni alianzas con ninguna bancada, ni con ningún otro partido político.

Luisa González tiene en su oficina un retrato de Rafael Correa, luciendo la banda presidencial. Foto: Carlos Granja Medranda

Elecciones 2025

¿Usted va o no va como candidata? Si no va, ¿qué nombres se están pensando?

Esa es la pregunta que me la hacen hasta en mi familia. Esto tiene un peso muy grande sobre la familia y soy madre soltera, tengo dos hijos. Los riesgos que corre la vida cuando entras en una campaña presidencial son altos, yo misma tuve amenazas en la campaña anterior. Mire lo triste que es, esto le ha traído un costo a mi hijo pequeño, en donde hasta en su escuela otros niños, que sus padres son de otra tendencia política, insultan a su madre, lo tratan mal; ya no quieren ser amigos por ser el hijo de Luisa González y porque Luisa González pertenece al correísmo. Es una vergüenza absoluta, porque son niños influenciados por sus padres, pero el odio tiene que parar. Todo esto hay que entrar a una evaluación de la familia también. Pero el movimiento (Revolución Ciudadana) está analizando muchísimos cuadros.

¿Algunos nombres que pueda adelantar?

Hay varios cuadros. Más allá de que Pabel Muñoz (alcalde de Quito) ha dicho que él no tiene interés de ser candidato a la presidencia, y creo que ahí perdemos un gran cuadro, pero está él. Está Paola Pabón (prefecta de Pichincha), Aquiles Alvarez (alcalde de Guayaquil), Viviana Veloz (primera vicepresidenta de la Asamblea), el mismo Gustavo Jalkh. Son perfiles que son aptos para ir a un binomio, no sé ahora mismo si presidencia o vicepresidencia. Ayer (lunes) tuvimos un buró político con los líderes del movimiento, el presidente Rafael Correa y demás. Nos decían que ya la gente se pregunta por las candidaturas, y tanto el presidente Correa como yo fuimos muy claros en decir “no es el momento, esto lo vamos a analizar más adelante”.

¿Cuándo va a ser eso?

Yo creo que esto va a estar entre agosto y septiembre. Incluso (candidatos) de Asamblea. Tanto el presidente Correa y yo coincidimos en que hay que dejarlo para el final y hay que ir evaluando el trabajo que están haciendo.

¿Marcela Aguiñaga está en el radar presidencial?

Por supuesto que sí. Yo creo que es un gran cuadro, una mujer de gran temperamento, de temple. Resistió firme cuando nos quitaron el movimiento.

¿Es decir que ese roce que hubo entre Aguiñaga y Pierina Correa el año pasado no dañó la relación interna con la RC?

Sí hay una molestia entre las dos, por supuesto que la hay. Creo que muchas de las expresiones de Pierina Correa molestaron no solamente a Marcela, a mí también y a muchas personas dentro del movimiento. Sin embargo, nosotros le dimos todo el respaldo a Marcela. Estaba en su justo derecho de haberse molestado, pero con Marcela no hay ningún resquebrajamiento en la relación. Ella está muy feliz de pertenecer a la Revolución Ciudadana, sería una gran candidata (presidencial) también.

En cuanto a alianzas, Pachakutik les dijo “no‚ gracias”. ¿De su parte y de la RC están cerradas las puertas?

No. Lo digo ahora como presidenta de Revolución Ciudadana: nosotros estamos totalmente abiertos a un diálogo con los sectores de la izquierda, con sectores sociales, con activistas, para conformar unidad de cara a las necesidades de la patria. Yo creo que son más las coincidencias que tenemos con Leonidas Iza, con la Conaie, que los puntos de divergencia que tenemos. Creo que el punto en el que no coincidimos, pero que se puede dialogar, creería yo, es el tema del extractivismo.

¿Cuáles serían las líneas rojas por las que no podría darse esa coalición de izquierdas? ¿El candidato o candidata presidencial debe ser de la RC?

Tendría que sentarme con ellos para poder tener conocimiento, a ciencia cierta, hasta dónde cede el uno y hasta dónde cede el otro. Pero el binomio presidencial es de la Revolución Ciudadana. Si lo vemos por peso electoral, inclusive, pues le correspondería a la Revolución Ciudadana (el binomio). (I)