Un “voluntariado cívico-ciudadano”, incentivado por el Consejo de la Judicatura (CJ), se encargará de supervisar el concurso de méritos y oposición, impugnación ciudadana y control social para la selección y designación de jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), en razón de la renovación parcial dentro del organismo.

Este voluntariado o comisión, según el presidente de la Judicatura, Wilman Terán, trabajaría a la par de la veeduría ciudadana que debe ser conformada para este concurso por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS). No se dieron mayores detalles ni de la conformación ni del funcionamiento de este ente que se conformará.

“En mi calidad de presidente del CJ he instado e incentivado a que vaya a formándose un voluntariado cívico-ciudadano que se encargue también de dicha supervisión, dicho manejo y dicha crítica constante a los que haya que superar y mejorar para entregar al país una renovación de la CNJ digna del Ecuador” (sic), afirmó Terán, no sin antes decir que dentro de la Función Judicial hay mucho por hacer y que, al aún restar tiempo para que concluya el 2023, se podría superar el déficit de 692 jueces.

Publicidad

Corte Nacional a la espera de un concurso que llene las vacantes de seis jueces y catorce conjueces titulares; las últimas incorporaciones se dieron en 2021

La decisión de arrancar con el concurso fue adoptada la semana pasada por unanimidad en el pleno de la Judicatura. Se espera, a través del concurso público, renovar al tercio correspondiente, es decir, 7 de los 21 jueces del máximo órgano de justicia ordinaria del país. A la medianoche del viernes 28 de julio pasado se hizo la convocatoria pública para el proceso de selección.

Respecto a en qué salas existirá la renovación de jueces nacionales, Terán informó que del concurso saldrá la renovación de siete jueces y estos se ubicarán en los lugares que se determinen, según el acta consensuada que se firme entre el presidente de la CNJ, Iván Saquicela, y el presidente del Consejo de la Judicatura, y según las capacidades de cada participante que sea acreedor a ganar ese concurso.

La presentación oficial del concurso de méritos y oposición la hizo en el Complejo Judicial Norte, en Quito, la mañana de este lunes Wilman Terán, quien estuvo rodeado de servidores judiciales, representantes de gremios de abogados, notarios y organizaciones de la sociedad civil. Ninguno de los cuatro vocales titulares acompañó al presidente del CJ, quien dijo que estos mantenían otras “actividades y agendas territoriales” que deben cumplir en razón de sus funciones.

Publicidad

El proceso de selección, según el cronograma aprobado, contaría con etapas de convocatoria, postulación, mérito, prueba psicológica y pruebas de confianza, oposición con pruebas teóricas y prácticas, audiencia pública e impugnación ciudadana y control social. La fase de postulación se realizará entre el 6 y 19 de agosto próximos a través de la plataforma tecnológica que se implementará para ese efecto en la página de la Judicatura (ww.funcionjudicial.gob.ec).

Los parámetros técnicos y jurídicos sobre los requisitos generales y específicos que deben cumplir los aspirantes para superar el concurso, así como otros detalles del proceso, se encontrarían en las resoluciones 177-2021, 161-2022 y 295-2022 del pleno del CJ.

Publicidad

Sobre el tema de transparencia y credibilidad del proceso, Terán indicó que la sociedad debe estar tranquila, pues el proceso para el concurso de jueces de la CNJ no lo llevan a cabo los vocales del CJ y menos aún el presidente de la Judicatura. “El concurso se lleva a cabo a través del representante legal del CJ. El director general que con las áreas técnicas va llevando adelante el proceso de calificación de carpetas, conocimientos, práctica, transparencia, etcétera; y al final de ese proceso, porque la designación es una potestad privativa del pleno del CJ, basado y solamente basado en ese proceso transparente se procederá a resolver y designar acorde a los porcentajes que se han merecido, acorde a los que se ha llevado el proceso el director general del CJ” (sic), anotó Terán. (I)