NOTICIAS

Publicidad

Jorge Glas ‘ve sangre en las paredes, escucha voces, alucina y hay riesgo alto de suicidio si sigue en la cárcel’, afirmaron médicos en audiencia donde se le otorgó habeas corpus

La salud mental del exmandatario estaba "seriamente afectada" indicaron los galenos. La matanza en las cárceles ahondaron dolencias, según esa versión.

Jorge Glas (izquierda) permaneció 1.646 días en prisión, y fue a las 11:30 del domingo 10 de abril que abandonó la cárcel. Foto: Archivo

Publicidad

El paciente (Jorge Glas) ha tenido cuadros que alucina, muchas veces ha referido que ve sangre en las paredes cuando no la hay, insectos y que escucha voces que le hablan en la noche, en la mañana, todo el día. Esto es un efecto traumático después de los eventos sangrientos (matanzas) provocados en el centro penitenciario”, afirmó uno de los médicos especialistas sobre el estado de la salud mental del exvicepresidente Jorge Glas.

Las declaraciones, que constan en un acta judicial de resumen a la que EL UNIVERSO tuvo acceso, se dieron en la audiencia donde se le otorgó un habeas corpus que permitió la salida de Glas de la cárcel ubicada en Latacunga, Cotopaxi.

Estas son las cuentas que tiene Jorge Glas con la justicia de Ecuador, él estuvo 1.646 días en prisión

En la audiencia también participó un médico psiquiatra de nacionalidad alemana que ha trabajado con pacientes víctimas de torturas. El galeno afirmó que en 2017, cuando recién fue detenido, Glas tenía un cuadro de ansiedad generalizado leve, pero que cuatro años después el considerado número dos del correísmo padece “un cuadro psiquiátrico grave, un trastorno depresivo mayor con síntomas psicóticos”.

Publicidad

Aseguró que el tratamiento que recibía en la cárcel no era el adecuado: “El tratamiento psiquiátrico no es sistematizado, recibe medicamento con interacciones, permanentes cambios de medicación que no me parecen racionales. Como conclusión, él está en un ambiente en el que no se puede curar sus trastornos psiquiátricos, está con personas víctimas de torturas permanentemente”, se lee en el documento.

Quién es Diego Moscoso Cedeño, el juez que con ‘habeas corpus’ sacó de la cárcel al exvicepresidente Jorge Glas

Y es por esto que el especialista aseguró que Glas necesita un psicoterapeuta experimentado en “psicotraumatología”: “Él necesita un tratamiento fuera de la cárcel..., existe un riesgo de suicidio alto”.

De hecho, según el acta, el propio Glas admite que se hizo “marcas”, el 31 de diciembre del año pasado, en uno de sus brazos porque “ya no quiere seguir viviendo”. “Tengo más de setenta amenazas de muerte. En diciembre fue exigido, y así lo exprese a las autoridades, de pagar una vacuna de veinte mil dólares para que no asesinen a mis hijos o no violarme a mí”, indicó el exvicepresidente.

Publicidad

Al final de la audiencia el juez Diego Javier Moscoso Cedeño concedió el habeas corpus al exvicepresidente. Glas permaneció 1.646 días en prisión, y fue a las 11:30 del domingo 10 de abril que abandonó la cárcel.

Las órdenes de prisión en firme fueron cambiadas por las medidas alternativas de presentación periódica el primer lunes de cada mes y la prohibición de salida del país hasta que culmine la pena como tal.

Publicidad

Sobre el exvicepresidente del periodo de Rafael Correa y Lenín Moreno pesan tres sentencias, dos de ellas ejecutoriadas por los delitos de asociación ilícita y cohecho. La tercera corresponde a peculado, para la que hay una apelación pendiente por resolver, de acuerdo con la Fiscalía, que será el 11 de mayo.

Hace poco la Procuraduría General del Estado indicó que continuará con las acciones de ejecución de las sentencias en contra de Glas. “Ante la ilegal sentencia emitida por el juez de Manglaralto -que deberá ser revocada por la Corte Provincial de Santa Elena- continuará con las acciones de ejecución de las sentencias... La Procuraduría no cejará en sus acciones a fin de recuperar el dinero en los casos de corrupción”, dice el comunicado.

Gobierno dispone ‘vigilancia continua’ para exvicepresidente Jorge Glas

Además, el Gobierno informó que dispuso una vigilancia policial constante para el excompañero de Rafael Correa y así evitar una posible fuga.

Si el precio por haber cambiado este país por 10 años es la cárcel, lo acepto. No tengo ni una pizca de arrepentimiento de lo que hice por el país. Yo salgo de la cárcel con el corazón limpio de rencor y de odio y he perdonado a todos los que me hicieron esto”, dijo Glas en un encuentro con simpatizantes en Guayaquil.

Publicidad

Hubo representantes del SNAI y del Ministerio de Gobierno en audiencia

Según el acta de resumen, en la audiencia estuvieron presentes Alexis Oviedo Vascones Lara en representación del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI), Jorge Comasisin Cajilema, en representación del departamento jurídico de la cárcel de Latacunga, Rodrigo Cornejo León, Edison Barreto Zambrano, Carlos Tobar Echeverría y Michael Brune por parte de la Policía Nacional, e Iván Pozo Aguirre, en representación del Ministerio de Gobierno.

En el documento se detalla que Oviedo afirmó que no tenía “nada que objetar” sobre la situación médica de Glas que fue expuesta previamente por los doctores del exvicepresidente: “De los galenos que participaron dentro de esta audiencia no se tiene nada que objetar, y también a los tratamientos, valoraciones, diagnósticos y recomendaciones que han realizado en la intervención”. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad