El presidente Guillermo Lasso vetó totalmente por inconstitucionales los artículos que, en marzo pasado, la Asamblea Nacional modificó dentro de las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural. El documento fue enviado esta tarde a la presidenta del órgano legislativo, Guadalupe Llori.

Esta norma fue aprobada en el periodo legislativo anterior; en ella se establecía, entre otros temas, un incremento salarial para los docentes en base a un nuevo escalafón y una jubilación especial. Pero la Corte Constitucional dejó sin efecto la aplicación de estos temas por no tener financiamiento claro y le dispuso al Parlamento que subsane los errores.

La Asamblea reformó el escalafón y determinó algunas fuentes de financiamiento, como la recaudación tributaria y los ingresos extraordinarios por el precio del barril de crudo, pero no dio paso al régimen de jubilación especial.

En el veto, Lasso señala que los legisladores no cumplieron lo dispuesto por la Corte pues continuó con el trámite de la normativa pese a que el Ministerio de Economía y Finanzas no emitió un dictamen favorable sobre la factibilidad financiera de los incrementos salariales, lo cual es inconstitucional. Y genera una presión sobre el fisco, que no tiene fondos para cubrirlos.

Publicidad

También instó a la Corte a que exija a los legisladores corregir los errores detectados en base a criterios técnicos y no políticos.

En una reunión, la noche del 13 de abril pasado, el mandatario ya le había adelantado a la Unión Nacional de Educadores (UNE) que vetaría la norma; esto generó malestar en los docentes, que incluso se retiraron.

La mañana de este 14 de abril, antes del envío del veto, los dirigentes de los maestros anunciaron que el 28 de abril harán manifestaciones en cada provincia; y el 1 de mayo cuando se conmemora el Día del Trabajo se plegarán a la movilización de los gremios sindicales para exigir sus derechos.

También señalaron que acudirán al Parlamento a pedirle a los asambleístas que insistan en lo que aprobaron en marzo pasado. (I)