Con los votos de los movimientos políticos CREO, Pachakutik, Izquierda Democrática y un grupo de independientes, la asambleísta de la provincia de Orellana, Guadalupe Llori, fue designada este 15 de mayo como presidenta de la Asamblea Nacional para el periodo 2021-2023.

La elección se realiza al segundo día de la sesión de instalación tras intensas negociaciones y cabildeos, y luego de dos intentos fallidos del Partido Social Cristiano de colocar en la presidencia al legislador nacional Henry Kronfle.

El presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, felicitada a Guadalupe Llori como presidenta de la Asamblea Nacional

La Asamblea Nacional inicia su periodo con trabas y sin mayorías

Llori llegó a presidir la Asamblea con el apoyo de CREO y un sector de independientes, a los que se sumaron los votos de la alianza Izquierda Democrática-Pachakutik.

En su primer discurso como titular de la legislatura agradeció al movimiento CREO por viabilizar su designación y prometió un trabajo conjunto para buscar la reconciliación.

Publicidad

A su criterio, su elección echó abajo los intentos de dejar fuera a quienes pusieron el cuerpo ante el poder. Que llega a presidir la Asamblea a nombre de todas las mujeres que entregaron su vida desde la política, el campo, las escuelas y sus hogares.

Llori, quien tuvo que esperar una votación de reconsideración para confirmar su elección, comprometió su trabajo para enfrentar la crisis sanitaria, crisis económica, social y de representación.

En su discurso, dijo que el gobierno entrante debe tener la gobernabilidad, para que prevalezca la democracia, que puede contar con ello el nuevo presidente de la República, Guillermo Lasso, que “hoy ha permitido que el movimiento Pachakutik tenga la oportunidad de presidir la Asamblea Nacional, muy a pesar de que CREO es un partido de derecha”.

La postulación de Llori surgió en los diálogos que se abrieron la noche de viernes entre Pachakutik, la Izquierda Democrática con el coordinador de CREO, César Monge. En medio del cabildeo también surgió la candidatura de Wilma Andrade, pero esta no prosperó.

El movimiento Pachakutik mantuvo firmes los términos de la alianza con la Izquierda Democrática, que semanas atrás suscribieron un documento y acordaron que la presidencia de la Asamblea, en los dos primeros años, la llevaría Pachakutik, y que una vicepresidencia le correspondería a la ID.

Pachakutik preseleccionó a dos legisladores como candidatos a la presidencia de la legislatura: Salvador Quishpe y Guadalupe Orellana. El primero fue mocionado en la sesión del 14 de mayo por el coordinador de su bancada, Rafael Lucero, pero solo obtuvo 44 votos a favor y 93 abstenciones.

Publicidad

Postulación del PSC

El segundo día de la sesión de instalación de la nueva Asamblea se registró a las 15:35. Y previamente a la designación de Guadalupe Llori se presentaron reclamos y forcejeos de parte del movimiento oficialista CREO y el sector de Pachakutik, luego de que los socialcristianos a través de la asambleísta Dallyanna Passailaigue (PSC) volvieron a mocionar la candidatura del legislador nacional Henry Kronfle, para ocupar la presidencia.

Pero el legislador de Dalton Bacigalupo (ID) reclamó a la sala que una segunda postulación de Kronfle estaría violando la Ley Orgánica de la Función Legislativa, por lo tanto, era ilegal porque no se trataba de otra sesión sino de una misma que se instaló el 14 de mayo y que continúa el 15 de mayo; es decir que no se podía mocionar durante la misma sesión una candidatura que ya había sido rechazada, incluso su reconsideración.

Esteban Torres (PSC) aclaró a la sala que no existía impedimento alguno para que en un nuevo momento procesal legislativo se presentara una moción nueva y señaló que tranquilamente se podía mocionar nuevamente la candidatura de Salvador Quishpe (PK) a la presidencia.

Advirtió que si no se permitía la votación de la candidatura de Henry Kronfle, se estaría violando el derecho del asambleísta mocionado y además el derecho de la bancada legislativa de proponer un candidato.

Desde el oficialismo, Francisco Jiménez (CREO) cuestionó que no se puede volver a reconsiderar algo que ya fue reconsiderado. Que si bien no se ha utilizado el calificativo de reconsideración, pero que independientemente de ello lo que se está intentando es violentar las normas procedimentales.

Frente a los cuestionamientos y pedidos, la directora de la sesión, Pierina Correa, primero afirmó que de acuerdo con el artículo 145 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa y a la consulta realizada, “le indican que efectivamente de haber sido la candidatura presentada, vetada y no alcanzó los votos suficientes y reconsiderada, no procede volver a presentar”. Eso motivó aplausos en la sala y reclamos en las filas del PSC.

Luego de cerrar la posibilidad de la candidatura de Kronfle, la directora de la sesión pidió nuevas postulaciones, y la asambleísta Passailaigue solicitó un punto de orden para aclarar que la Ley de la Función Legislativa en sus artículos 10 y 11 reglan la sesión de instalación donde no se establece limitante al número de veces que un asambleísta puede ser propuesto como candidato a presidente, primero y segundo vicepresidente, y vocales del Consejo de Administración Legislativa.

Ante este planteamiento, Pierina Correa declaró un receso de quince minutos, pues dijo que le tocaba analizar las diferentes posturas, pues se dio lectura del artículo 10 que habla de la designación de las autoridades y del artículo 145 sobre la reconsideración.

Eso motivó que los legisladores de Pachakutik y de CREO se levantaran de las curules y rodearan la presidencia, por lo que tuvo que intervenir la escolta legislativa. Correa salió de la sala para las consultas jurídicas y a su retorno bloqueó las posibilidades de que la candidatura de Kronfle prosperara.

El asambleísta de Pachakutik Mario Ruiz fue el encargado de postular a Guadalupe Llori, quien obtuvo 71 votos, y luego de una reconsideración fue ratificada con la designación.

La misma mayoría designó a Virgilio Saquicela (Democracia Sí) como primer vicepresidente y a Bella Jiménez (ID) como segunda vicepresidenta del Parlamento, quienes en sus discursos apelaron a la unidad, a un trabajo para erradicar la corrupción y dar respuestas a los ecuatorianos. (I)