El Gobierno abrió la posibilidad de concertar una salida a la crisis institucional de la Asamblea Nacional, pero entre las cinco bancadas, con una agenda de gobernabilidad Legislativo-Ejecutivo que incluya una nueva ley de inversiones, reformas laborales y de seguridad.

Esos son los resultados de la primera reunión entre el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, y los coordinadores de las bancadas de Unión por la Esperanza (UNES), Partido Social Cristiano (PSC), Izquierda Democrática (ID) y Bancada Acuerdo Nacional (BAN). No acudió el delegado de Pachakutik, quien se excusó porque aún debía definirse internamente la hoja de ruta del diálogo con el Gobierno.

La reunión se realizó en un salón contiguo al despacho de Jiménez, quien estuvo acompañado del viceministro, Homero Castanier. Durante el conversatorio hubo acceso a la prensa.

Crisis de la Asamblea Nacional se traslada a un diálogo con el Gobierno en Carondelet

Tras la reunión se acordó recoger por escrito las líneas de este primer diálogo para definir en corto plazo una agenda en común. El ministro de Gobierno dijo que está empeñado en encontrar un camino de solución a la crisis de institucionalidad de la Asamblea Nacional, y manifestó que la intromisión de la Justicia en otros poderes del Estado siempre es una mala receta.

Publicidad

Los legisladores Marcela Holguín (UNES) y Esteban Torres (PSC) coincidieron en la necesidad de definir la salida de la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, lo cual dijeron permitirá destrabar la crisis.

Jiménez habló de la necesidad de consolidar la institucionalidad, y que no se trata de defender a una persona, sino de un esquema de funcionamiento de la Asamblea que tiene que ser resuelto; eso pasa por un acuerdo que, de ser posible, debería ser entre las cinco bancadas, porque cualquier otro escenario podría derivar en inestabilidad.

Dijo que, en principio, consideran que las autoridades deben cumplir sus funciones y que terminen sus periodos; que hagan su trabajo bien o mal, pero dentro de sus periodos, si es que no violan la ley. Porque en el momento en que hay violación de la ley, añadió, se está hablando de otra cosa y se tiene que probar.

“Nuestra posición ha sido que se cumpla con el término para el que fueron designadas las autoridades, a menos que haya razones evidentes que lo impidan. Y, en ese caso, lo mejor para el país debería ser que se cambie al conjunto de autoridades, para que podamos trabajar sobre un escenario nuevo”, puntualizó.

Publicidad

Comentó que la inestabilidad de la Asamblea Nacional redunda en la inestabilidad del conjunto del sistema político; por lo tanto, se debe evitar que se produzcan mayores escenarios de polémica.

El representante del PSC afirmó que Guadalupe Llori se ha convertido en un obstáculo para que la Asamblea pueda seguir trabajando; pues, más allá de ella y de las bancadas que la respalden, su posición personal le significa a la Asamblea una permanente paralización; “no solo ha llegado al punto de impedir temas puntuales en el pleno, sino que busca la injerencia judicial, que es aún más grave que si la presidenta Llori se queda o no”.

Pidió al Gobierno y al jefe de bancada del oficialismo que se rechace la intromisión de la Justicia en temas de la Asamblea, porque mañana “cualquier persona que sea fiscalizada llegará al Parlamento con una medida cautelar a la carta, para que la Asamblea no lo trate”.

En tanto que Holguín dijo que muestran apertura al diálogo con el Gobierno con miras a encontrar respuestas a demandas ciudadanas en temas de seguridad, salud, trabajo y educación. Destacó que a su organización política le preocupa el crecimiento de la inseguridad en el país, porque durante el primer cuatrimestre se registró una cifra superior de muertes violentas a aquellas registradas en todo el 2021.

Publicidad

La representante del correísmo comentó que para la consolidación de la institucionalidad de la Asamblea se debe respetar la independencia de poderes; que el Ejecutivo permita que el Parlamento haga su trabajo independientemente de que el resultado no le parezca favorable a sus planes.

Que lamentablemente no ven desde la bancada de Gobierno un interés por destrabar la crisis política que existe en el interior de la Asamblea.

Holguín preguntó por qué se opone el Gobierno a una investigación y evaluación de Guadalupe Llori, si ya existe una denuncia en su contra que fue calificada por el Consejo de Administración Legislativa (CAL).

Para el oficialista Juan Fernando Flores, se debe cumplir con los procedimientos establecidos en la ley.

Publicidad

Marlon Cadena (ID) dijo que el diálogo es necesario en estos momentos y que, casi al cumplirse el primer año del Ejecutivo y el Legislativo, debe hacerse una autoevaluación y un mea culpa, para determinar en qué medida son los responsables de lo que está viviendo el país.

El representante de Pichincha comentó que se tienen que adoptar acciones conjuntas e inmediatas respecto a la ola de inseguridad en el país, el desempleo y desabastecimiento en materia de salud. Que es necesario que el Gobierno desvirtúe las afirmaciones hechas por el Ejecutivo frente a la Asamblea respecto a un bloqueo, así como las acusaciones del primer mandatario frente a quienes conforman el Parlamento. La salida a la crisis del Legislativo debe estar enmarcada en la Constitución y en la ley, remarcó.

Flores manifestó que el diálogo permitirá destrabar varios temas, y aclaró que no están cerrados a procesos de revisión o de evaluación dentro del marco de la ley, para que no sea ni un lado ni el otro el que pisotee la institucionalidad del Parlamento.

El hecho de que la Asamblea esté estancada no pasa por una persona, sino porque las comisiones no están trabajando y emitiendo informes, sostuvo.

Seguridad

En el tema de seguridad, el ministro de Gobierno dijo que es un problema que preocupa a todos, y que existe un plan donde hay términos que se deben revisar en términos de colaboración interinstitucional e involucramiento de los Gobiernos locales.

Para ello, Jiménez manifestó que es importante que la Asamblea acelere el tratamiento del proyecto del Ejecutivo en materia de inseguridad.

En lo económico, el Gobierno lo que busca es la estabilidad y, por ello, planteó la ley de desarrollo económico; pero, lamentablemente, no obtuvo los votos, y hoy a una ley que exige a los que más tienen y que de alguna forma contribuye a generar un espacio de construcción permanente de ingresos, lo que hace al país menos dependiente de los precios del petróleo.

Que, si bien hay bancadas que promueven la derogatoria de la ley, para el Gobierno sería un error, porque es retroceder al país. Que es un trámite que debe terminar en una votación, pero para el Gobierno esa ley hace bien para el desarrollo del país.

Según Jiménez, hay cosas que aún se pueden hacer respecto a la ley de inversiones, y consideró que ese tema debe ser parte de la agenda que se diseñe entre el Ejecutivo y Legislativo. (I)