Varios centenares de ciudadanos se dieron cita la tarde de este jueves, 23 de junio, en el centro de Guayaquil, para marchar en respaldo al gobierno del presidente Guillermo Lasso y en defensa de la democracia y la paz y anunciar que permanecerán en vigilia permanente.

Vestidos de blanco, los ciudadanos con megáfonos recordaban que están a favor de la protesta siempre y cuando sea pacífica y reiteraban que han asistido por iniciativa propia desde varios cantones de la provincia y que pertenecían a diferentes sectores de la sociedad como comerciantes y educadores.

El gobernador del Guayas, Pablo Arosemena Marriott, participó en la marcha y manifestó que saldrán las veces que sean necesarias para respaldar al Gobierno.

“Guayaquil y Guayas quieren paz”, apuntó, y mencionó que están luchando contra la mafia del narcotráfico que estaría financiando las movilizaciones.

Publicidad

“Cómo carajo va a ser una expresión pacífica si bloquean carreteras e impiden que lleguen ambulancias y alimentos, eso no lo vamos a permitir”, cuestionó.

Sobre la vigilia que anunció mantendrán los ciudadanos, indicó que ha sido una iniciativa propia de estos ciudadanos y que les brindarán el apoyo y las condiciones para que se pueda desarrollar de la mejor manera.

Arosemena comentó que ha recorrido algunas partes de la provincia en las que pudo constatar que algunos uniformados han sido atacados por los manifestantes y reiteró que harán respetar a los policías.

Subrayó que no ha sido fácil mantener las vías abiertas, al igual que el abastecimiento de mercados.

Publicidad

Jhonny Firmat, dirigente del Movimiento CREO, manifestó que en las 221 ciudades del país salieron a movilizarse en respaldo al Gobierno y que se mantendrán en vigilia para dar su apoyo.

“Las 221 ciudades dicen basta al atropello”, afirmó.

“Guayaquil quiere trabajar”, “Lasso presidente” y “sigue Lasso, sigue” eran las consignas que los ciudadanos coreaban a lo largo del recorrido que terminó con una congregación en los exteriores del malecón Simón Bolívar. (I)