Quien venía elaborando los informes jurídicos para la aprobación del pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), Hugo Icaza, renunció a su cargo, pero evidenciando “decisiones egoístas” por parte de los cuatro consejeros que hacen la mayoría del organismo, como son Javier Dávalos, David Rosero, Sofía Almeida e Ibeth Estupiñán.

Icaza fue asesor de la presidenta Sofía Almeida y luego asumió funciones como coordinador de Asesoría Jurídica desde septiembre del 2021, en remplazo de Freddy Viejó. Aunque desde julio pasado se mantuvo como coordinador encargado.

Cuatro consejeros del CPCCS concentran su ‘mayoría’ en equipos técnicos que apoyarán en concursos de elección de autoridades

El miércoles último, Icaza presentó su renuncia irrevocable al cargo que venía desempeñando, y alega que no puede permitirse seguir en el CPCCS “aprovechado por decisiones egoístas que obran en contra de la verdadera reivindicación institucional”.

Reclamó que no se consideraron a cabalidad sus criterios jurídicos lo que llevó a tomar decisiones equivocadas por el Consejo, y que fueron cuestionadas en instancias jurisdiccionales. Pero no precisa a qué temas se refiere.

Publicidad

“He procurado mantener un invicto en las acciones judiciales en las que intervengo como defensor, en el Consejo de Participación Ciudadana no ha sido la excepción, aunque no por ello signifique que las acciones y decisiones (adoptadas generalmente por una mayoría) fueren legítimas”.

Bajo ese contexto, relata que recomendó a las autoridades “obrar con ética y valores para que sus decisiones gocen de legitimidad, constitucionalidad y legalidad”; sin embargo, “vanas fueron las horas dedicadas cuando algunas de las decisiones fueron adoptadas en forma arbitraria y egoísta sin pensar en los intereses de la nación”.

Asimismo, advierte sobre la labor del asesor de la presidenta Almeida, Alejandro Gallo, quien ha sido cuestionado con insistencia por los consejeros de minoría Francisco Bravo, María Fernanda Rivadeneira y Hernán Ulloa porque no tendría conocimientos académicos en derecho, por ejemplo.

Mayoría del Consejo de Participación Ciudadana admitió a 61 candidatos que aspiran a integrar comisión que designará al defensor público

Gallo es parte de los equipos técnicos que elaboraron los reglamentos e instructivos que guiarán los concursos de selección de los titulares de la Contraloría General del Estado, de la Defensoría Pública, de la renovación parcial de los vocales del Consejo Nacional Electoral, entre otros.

Publicidad

“Lamento que personas que no tienen el conocimiento ni la experiencia necesaria para asesorar en decisiones del Consejo hayan sido parte de la redacción de proyectos de reglamentos e instructivos. Me estoy refiriendo al señor Alejandro Gallo Plaza; esta circunstancia como práctica reiterada fue advertida por algunos de los consejeros de minoría. Aquellos proyectos, una vez oficializados por el Consejo de Participación Ciudadana, hicieron mérito para aportar el inmediato auxilio”, anotó Icaza.

CPCCS aprobó el reglamento codificado para la renovación parcial del Consejo Electoral

Desde la presidencia del CPCCS se divulgó un comunicado pasadas las 14:00 de este 28 de octubre, en el que se advierte que se desvinculará a los funcionarios que no cumplan a cabalidad los términos que prescribe la Ley Orgánica de Servicio Público.

Se aseguró que los concursos de selección de autoridades de control se desarrollan de “una manera transparente” y que no permitirán que “intereses mezquinos y políticos dentro y fuera de la institución pretendan detener el mandato delegado”, y que los “pronunciamientos falsos y diversas acciones que se generen de manera deliberada o no, hacen daño a la ciudadanía que requiere autoridades designadas por procesos de selección expeditos”.

En tanto, en redes sociales como Twitter, los consejeros de minoría y los funcionarios abrieron un debate de defensa y ataque.

Publicidad

El consejero Hernán Ulloa escribió que la renuncia de Icaza les da la “razón y dejando claro la ‘metida de mano’ a los concursos y decisiones ilegítimas de ‘la mayoría’”.

Icaza respondió a ese tuit expresándole su respeto “a la entereza con la que enfrentas lo más ruin de la clase política, el egoísmo a nuestra gente. (…) Exhorto a no declinar esta lucha entre el bien y el mal, estás en el lugar correcto”.

Mientras, el director de Comunicación del CPCCS, Kléver Samaniego, defendió a Gallo y reveló que su único error fue “haberle pedido la renuncia (a Icaza) diciéndolo que es un INEPTO, yo agrego diciéndolo que es DESLEAL. Pretende destruir el trabajo transparente de años de una entidad ciudadana. Le invito, por lo menos, que conozca su exoficina”. (sic)

El consejero Francisco Bravo también opinó en Twitter y dijo que el tiempo les dio la razón. “Dijimos la verdad cuando alertamos de que cuatro consejeros habían delegado a un bachiller asesor de la presidenta Sofía Almeida para que coordine elaborar reglamentos teledirigidos para concursos, como cita en su renuncia Hugo Icaza”.

Gallo les respondió a los dos consejeros que “sigan comprando peones. La verdad siempre sale a la luz y sus mentiras serán reveladas, pero sobre todo serán reveladas a quienes ustedes tratan de engañar y confundir”. (I)