Dieciséis días después de realizadas las elecciones nacionales anticipadas presidenciales y legislativas del 15 de octubre, el Consejo Nacional Electoral (CNE) proclamó los resultados numéricos y se abre el plazo para que los sujetos políticos presenten impugnaciones.

Este 31 de octubre, por unanimidad del pleno del Consejo Nacional Electoral se aprobaron los resultados numéricos de la jornada de segunda vuelta del 15 de octubre, en la que participaron los candidatos Daniel Noboa Azín, de la alianza ADN, listas 4-35, y Luisa González Alcívar, del movimiento Revolución Ciudadana (RC), lista 5.

La audiencia nacional de escrutinios se instaló el 19 de octubre pasado para conocer las actas parciales del conteo de votos provenientes de las juntas receptoras del voto (JRV) y que son procesadas en las juntas electorales provinciales, además de la Junta Especial del Exterior.

Publicidad

Por aprobar los resultados numéricos votaron Elena Nájera, José Cabrera, Esthela Acero, Diana Atamaint y Enrique Pita.

Hasta ese día se aprobaron las actas de 23 provincias y quedó pendiente de Morona Santiago y de la Junta Especial del Exterior, que comprende a las circunscripciones de Europa, Asia y Oceanía; Canadá y Estados Unidos; y, Latinoamérica, el Caribe y África.

En la reinstalación de la audiencia, este martes, se aprobaron las actas de estas dos últimas juntas y el pleno aprobó los resultados numéricos de la dignidad de presidente y vicepresidente de la República, tras confirmarse que no existen reclamaciones pendientes por resolver que hayan presentado los sujetos políticos (candidatos y organizaciones políticas).

Publicidad

Misión de la OEA preocupada por la ‘pasividad’ del Consejo Nacional Electoral para controlar el origen de los dineros que entran a las campañas políticas

Según la lectura oficial, con un total de electores de 13′454.803, 84.154 votos blancos y 858.310 votos nulos, el binomio Daniel Noboa Azín y Verónica Abad Rojas, de la alianza ADN obtuvo 5′251.695 que corresponde al 51,83 %.

El binomio Luisa González Alcívar y Andrés Arauz tuvieron 4′880.831 que corresponde al 48,17 %.

Publicidad

Así también, se proclamaron los resultados de las elecciones de asambleístas nacionales y del exterior, que se repitieron el 15 de octubre para los ecuatorianos migrantes, luego que se declaró la nulidad del voto telemático que se produjo el 20 de agosto en la primera vuelta.

Los votos fueron de los consejeros Esthela Acero, Diana Atamaint, José Cabrera y Enrique Pita; mientras que Nájera dejó la sesión.

De acuerdo con el Código de la Democracia, el CNE tiene el plazo de un día para notificar a las organizaciones políticas y candidatos de estos resultados para que presenten sus impugnaciones.

En ese caso, el organismo tiene un plazo de dos días para resolver; y, si persiste la inconformidad, los sujetos políticos pueden recurrir con recursos contenciosos subjetivos ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Publicidad

En las proyecciones del CNE está previsto que se posesione a los asambleístas electos el 20 de noviembre, siempre y cuando no se presenten recursos legales en contra de los resultados oficiales.

Con esa perspectiva, se estima que a finales de noviembre se entregue las credenciales al binomio ganador de estos comicios anticipados y a inicios de diciembre que tomen posesión del cargo en el seno de la Asamblea Nacional.

Caso contrario, de existir reclamaciones la entrega de credenciales a los asambleístas nacionales y del exterior y de presidente y vicepresidente de la República, se extendería hasta finales de diciembre.

Al cerrar con esta etapa, el CNE deberá adjudicar escaños a los quince legisladores nacionales y seis del exterior, que también son sujeto de recursos subjetivos.

Las elecciones anticipadas legislativas y presidenciales de primera vuelta del 20 de agosto y de segunda vuelta del 15 de octubre son producto de la decisión del presidente de la República, Guillermo Lasso, quien disolvió el pleno de la Asamblea Nacional por grave crisis y conmoción interna, contemplado en el artículo 148 de la Constitución.

Con ello, se convocó a un proceso electoral anticipado que debía organizar el CNE en un plazo de 90 días. (I)