El Partido Social Cristiano (PSC) confirmó que hasta anoche el legislador Henry Kronfle será el candidato a ocupar la presidencia de la Asamblea Nacional en los próximos dos años con el apoyo del movimiento oficialista CREO, el correísmo representado en la bancada Unión por la Esperanza (UNES), más un grupo de independientes.

Esa definición le costó al PSC la deserción de sus filas del asambleísta por el Guayas, César Rohón, quien después del mediodía de ayer en una rueda de prensa anunció su decisión de alejarse de su partido, al que perteneció 25 años, porque no estaba de acuerdo con las negociaciones con UNES.

Partido Social Cristiano y Pachakutik llegan a la Asamblea con un legislador menos, ¿por qué?

Rohón alegó que no se puede revisar fallos judiciales, porque los poderes del Estado son independientes, que los indultos y amnistías están prohibidos por Ley a cualquier ciudadano que haya cometido delitos contra la administración pública. Estos temas, según él, eran parte de la negociación política.

En la noche del 13 de mayo, a las 21:50, el PSC emitió un comunicado en el que rechazó las declaraciones de Rohón, y confirmó que existe el acuerdo con CREO, UNES e independientes, y que su salida se debe a que dichos grupos políticos designaron como candidato a presidente a Henry Kronfle y no a él.

Publicidad

La candidatura a la presidencia del Parlamento para Kronfle irá acompañada con la de la correísta Paola Cabezas para la primera vicepresidencia; y la de Virgilio Saquicela (Democracia Sí), para la segunda, según lo reveló el asambleísta del PSC, Gruber Zambrano, quien anoche indicó que el acuerdo con UNES se mantiene, y que se hace “por el bien del país, de la gobernabilidad y el desarrollo”. “La gente quiere trabajo, salud y educación pues el país necesita abrirse a la producción”, dijo.

En la tarde de ayer, Kronfle indicó que “por ley debemos llegar a un acuerdo”. Tras la reunión presencial de la bancada del PSC en Quito, señaló que todavía no había nada en firme, y que había que esperar al 14 de mayo, que todo estará sobre la mesa, pues así lo demanda el pueblo y, sobre todo, que se plasme su voluntad establecida en las urnas, anotó.

Correísmo y los independientes apuntalarían al oficialismo para entregar al PSC la presidencia de la Asamblea Nacional

Por lo tanto, dijo, por ley hay que llegar a un acuerdo para que mañana (hoy) no sea un bochorno y evitar que el pueblo señale a la Asamblea que está peleándose por puestos en vez de resolver los problemas.

Aunque Kronfle no cerraba la posibilidad de que las organizaciones políticas como la ID y Pachakutik se sumen a última hora al acuerdo, el PSC indicó en otro comunicado emitido la noche de ayer que esto no se concretaba.

Ni siquiera el desistimiento de Salvador Quishpe (PK) para presidir la Asamblea alteró las negociaciones políticas de PSC-CREO con el correísmo. Sin embargo, la Izquierda Democrática abrió espacios de conversación con la alianza oficialista para pulsar la posibilidad de un entendimiento dejando de lado a UNES. Los diálogos avanzaban en la noche.

“Si nuestro nombre ayuda para converger y sacarle al Ecuador del hoyo donde nos ha puesto en los últimos catorce años el correísmo, vamos conmigo; pero si es que mi nombre no ayuda para cohesionar lo necesario y salir de ese hoyo de la corrupción y la persecución que hoy quieren consolidar para llevar adelante la impunidad, nosotros no estamos para obstaculizar un proceso necesario”, insistió Quishpe, quien aspiraba a conducir el Parlamento por los próximos dos años.

Publicidad

El candidato socialcristiano recordó que existe un 47% de la población que no votó por ellos, y ese es parte del 100% de los ecuatorianos y no se puede dejar de lado a nadie. Refutó que la prensa cuestione a la clase política por hablar con unos y otros.

Aclaró que “no hay comisión de la verdad”, que eso son solo rumores, y que se enteró de lo que dijo César Rohón por la prensa.

Crear una Comisión de la Verdad era parte del plan de gobierno de UNES

Rohón habló de que comisiones se pueden crear muchas, pero que no puede haber comisiones de la verdad de revisión de ningún fallo judicial, ese es el ámbito irrestricto de la justicia.

En medio de las negociaciones políticas, la bancada de UNES planteó el interés de tener el control y por lo tanto una mayoría en la Comisión de Garantías Constitucionales de la Asamblea Nacional, que conoce, entre otras cosas, temas de derechos humanos y solicitudes de amnistía e indulto por razones humanitarias.

En tanto que el sector de independientes se reunió en el norte de la ciudad de Quito con el dirigente del movimiento CREO, César Monge, donde ratificaron su compromiso de respaldar un acuerdo en el que participen también el PSC y UNES.

Este grupo de asambleístas en la noche tuvo también acercamientos con el grupo de asambleístas de la Izquierda Democrática y Pachakutik sobre una posibilidad de armar una nueva mayoría con la bancada de CREO, dejando de lado al PSC y UNES. Inclusive se habló la posibilidad de una candidatura a la presidencia de la legislatura de Marcelo Cabrera, en representación de los independientes. (I)