En el Complejo Judicial Norte, en Quito, la mañana de este martes, se reinstaló en su quinto día la audiencia de juzgamiento contra el programador sueco Ola Bini, quien es acusado de ser el autor del delito de acceso no consentido a un sistema informático, telemático o de telecomunicaciones. Un total de 62 testigos y peritos han sido anunciados por la Fiscalía para la etapa de juicio.

Los jueces penales de Pichincha Pablo Coello (ponente), Fanny Altamirano y Milton Maroto reinstalaron el lunes pasado el cuarto día de una diligencia que se suspendió a finales de enero último. El sueco fue detenido en abril de 2019 en el aeropuerto Mariscal Sucre, de Quito, cuando se disponía a viajar a Japón.

La Fiscalía acusa a Bini por supuestamente haber accedido sin autorización, ni consentimiento al sistema de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), con el objetivo de obtener información del contenido digital de la Empresa Pública Petroecuador y de la entonces Secretaría Nacional de Inteligencia (SNAI).

Casi tres años después de su detención, Ola Bini enfrenta una audiencia de juzgamiento por acceso no consentido al sistema informático de la CNT

Para sustentar su teoría el fiscal Fabián Chávez ha presentado peritos que realizaron informes sobre la extracción de información contenida en equipos incautados, el testimonio sobre la contratación de servicios de housing (el housing consiste en el alquiler de un determinado espacio en un centro de datos en el que el contratante puede implantar su propio servidor en un entorno de seguridad y alta conectividad), enlace de datos y otros servicios, testimonio de un funcionario de Cancillería de Ecuador que entregó la residencia temporal al sueco, entre otros.

Publicidad

Carlos Soria, abogado del experto informático sueco, aseguró que Bini ha sido un perseguido del gobierno del expresidente Lenín Moreno. Respecto a los dos peritos de Fiscalía que participaron el lunes último, él los califica de “peritos de relleno” que no han aportado nada al caso.

No se dan cuenta de las más de 100 violaciones al debido proceso y más de 120 organizaciones nacionales e internacionales las han denunciado en el caso Ola Bini. Estamos ansiosos de que el Tribunal pueda conocer en algún momento de este juicio , algún tipo de prueba que relacione a Bini con el supuesto delito, algo que no se ha encontrado, pues en este caso no se ha cometido ningún delito”, aseguró Soria.

Por su parte, José Charry, otro de los abogados del extranjero, explica que lo que ha pasado en el juicio ha sido una continuación de lo que ha sido el proceso fiscal de investigación desde su inicio: tratar de generar de Ola Bini una persona con características personales incorrectas o con amigos incorrectos y nada respecto de sus actos.

“Hoy se presentaron dos testigos que se dedicaron a hablar de acciones anteriores y posteriores a los hechos que se están juzgando. En su mayoría que no tienen nada que ver con el caso, sino que más bien intentan etiquetar o convertir a Ola en un objetivo político, una persona con referencias con amigos políticos, una persona con una profesión cuestionable o que puede entrar bajo el calificativo de hacker, pero nada respeto de los actos”, anotó Charry.

Publicidad

Reinstalan audiencia de juicio contra el informático sueco Ola Bini

A Ola Bini se le acusó inicialmente de formar parte de un plan para desestabilizar al régimen del entonces presidente Lenín Moreno y de su cercanía con Julian Assange, fundador de Wikileaks, a quien el 11 de abril de 2019 el Ecuador le retiró el asilo otorgado en el gobierno de Rafael Correa y lo expulsó de la Embajada de Ecuador en Londres, Inglaterra.

El 29 de junio pasado, el sueco de 39 años fue llamado a juicio por la jueza penal Yadira Proaño, luego de acoger los más de 60 elementos presentados por la Fiscalía: informes periciales de informática forense, la asistencia penal requerida a Estados Unidos, versiones y oficios de instancias públicas como la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE). (I)