Nota de la Redacción: Reproducimos el pódcast ‘Entre dos’, de EL UNIVERSO, con Henry Kronfle, para quienes prefieren leer. También puede verlo en nuestra cuenta de YouTube.


El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Kronfle, insistió en que el juicio político contra la fiscal general del Estado, Diana Salazar, no fue parte del acuerdo legislativo que lo llevó a dirigir este poder del Estado y explicó que aunque el pedido fue oficializado por la Revolución Ciudadana el 27 de noviembre, este deberá ponerse a la fila de los procesos que están en marcha. Hay cinco pendientes que se arrastran de la Asamblea disuelta por efectos de la muerte cruzada y dos planteados previamente. Cada uno tomaría mes y medio o dos meses en ser tratados.

Publicidad

Destacó que es el orden establecido en el Código Orgánico de la Función Legislativa y por ello calcula que el polémico juicio político impulsado por el correísmo podría pasar a votación en catorce meses, aproximadamente. El periodo para el que fue electa esta Asamblea Nacional concluye en mayo de 2025.

En el pódcast Entre dos, de Diario EL UNIVERSO, respondió que si la vicepresidenta de la República, Verónica Abad, no acepta la función que le asignó el presidente Daniel Noboa, como colaboradora de paz en Israel, será la Corte Constitucional la que deberá establecer si hay incumplimiento de funciones o está haciendo uso del derecho a la resistencia. La respectiva consulta la podría hacer el mandatario.

Henry, usted se convierte en presidente de la Asamblea Nacional luego de la muerte cruzada del 17 de mayo, pero en 2021 también fue propuesto como titular de la Legislatura en un acuerdo que no prosperó, muy similar al actual, ¿por qué ahora sí funcionó y el anterior no?, ¿qué cambió?

Bueno, funcionó esta vez porque el Gobierno es otro. Una persona que entiende que la gobernabilidad es un punto esencial para poder conducir al país a la paz, al progreso, consolidar las libertades y la democracia y que además solo con gobernabilidad se puede tener seguridad jurídica, ciudadana y política y eso es lo que atrae la inversión y el empleo y por lo tanto la gobernabilidad es un punto sumamente importante. Este presidente, contrario al anterior que no entendía la importancia de la gobernabilidad y confundía los conceptos de gobierno, gobernabilidad, presidencia, poder Ejecutivo y Estado. Este presidente lo tiene muy bien identificado, me refiero al presidente Daniel Noboa y pues se viabilizó con su liderazgo este acuerdo de gobernabilidad.

¿Por qué el interés de Henry Kronfle en ser presidente de la Asamblea? ¿Cuáles son sus prioridades?

Mi interés es, primero, por la experiencia que tengo, ya este es mi séptimo año cursando en la Asamblea y mi interés es resolver los problemas de los ecuatorianos y creo que tengo la capacidad para hacerlo, con la oportunidad que se me ha dado de ser presidente en un consenso que usted lo puede verificar, con más del 90 % de aceptación, al contrar con 128 votos para mi designación como presidente, entonces al tener el apoyo de los múltiples partidos políticos del país y el apoyo, por supuesto, del Gobierno, entre ellos, y la capacidad y la experiencia, que modestia aparte, la tengo por estar siete años en el Congreso, me sentí en la obligación moral de dedicarle este tiempo al país para justamente lograr la gobernabilidad y tratar de resolver los problemas de los ecuatorianos.

Publicidad

¿Y qué fue lo que se negoció o cómo se dio este acuerdo? Porque sigue siendo una incógnita para los ciudadanos

Mire, el acuerdo fue muy claro, muy transparente y muy básico, lo que pasa es que a veces hay elucubraciones de algunos, yo llamo seudoperiodistas, que se amparan en decir que son representantes de la prensa para sacar sus odios o sus resentimientos a flote. Aquí no hay ninguna agenda oculta, hemos sido absolutamente claros y lo hemos comprobado. Por ejemplo, ¿de qué tiene que ser un acuerdo de gobernabilidad en el Congreso? Bueno, tiene varias cosas, primero las autoridades y digo porque se dan en estos tiempos, no porque sea lo principal. Por eso digo, primero y no lo principal, son autoridades, hay que conformar, las autoridades que le van a dar el ritmo y la velocidad a una agenda legislativa y luego hay que acordar los temas que se van a tratar, en este caso salud, educación, seguridad y empleo desde el punto de vista legislativo, son los cuatro ejes que hemos acordado que son prioritarios, ya vamos a explicar cómo se va a ejecutar esta acción, pero sobre esos ejes prioritarios, y por supuesto, se deja un espacio para lo coyuntural o lo que surja, por supuesto. Y luego tenemos la agenda de fiscalización, que esa es una agenda diferente a la agenda de legislación.

Y polémica, porque el expresidente Rafael Correa decía que usted mentía cuando decía que no era parte del plan o de los planteamientos que había hecho la Revolución Ciudadana el enjuiciamiento político a la fiscal general del Estado.

Yo he sido claro que las líneas rojas no son propuestas para llegar a un acuerdo. Las intenciones de ese grupo político se saben de hace mucho tiempo atrás, que dicho sea de paso le costó la presidencia al propio presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social en su momento, por una destitución de la Corte Constitucional. Entonces, todo el país sabe cuál es la agenda política en materia de fiscalización que tiene Revolución Ciudadana, pero ese es un deseo, no es una propuesta en que yo pueda discutir porque para mí eso es una línea roja. No encuentro elementos en este momento, ni era lo correcto hablar sobre personas que estaban fuera de la actividad de la cual nos estamos sentando a hacer un acuerdo. La fiscal general de la Nación es un poder independiente, se lo tiene que respetar así, he sido el primero, en muchos años, en hablar sobre el respeto, de no interferir con las demás funciones el Estado, la separación de poderes del Estado, sin embargo, hay pesos y contrapesos que son importantes para consolidar una democracia; entonces el deseo no puede ser una propuesta, por lo tanto, yo no tomé eso como una propuesta que sea susceptible a negociación.

Bancada correísta oficializa pedido de juicio político en contra de la fiscal general, Diana Salazar

La Revolución Ciudadana, sin embargo, ya presentó el pedido de juicio político contra la fiscal Diana Salazar. ¿Cuáles son los tiempos? ¿Cómo se va a manejar eso?, porque ya está presentado. Ahora, si tiene o no los 70 votos para censurarla es otra cosa.

Correcto. Es el tercer juicio político que se presenta en el ámbito de esta nueva Asamblea, el juicio político al exministro (de Energía Fernando) Santos Alvite, el juicio político al exministro (de Interior Juan) Zapata, y ahora el juicio político a la fiscal general. La Ley Orgánica de la Función Legislativa es muy clara, los juicios políticos se tratan en la Comisión de Fiscalización en el orden que fueron ingresados, es decir, hay pendientes juicio políticos hoy, hay seis juicios políticos, contando inclusive el del expresidente Guillermo Lasso Mendoza, que se tiene que ventilar porque hay un proceso legislativo que se debe de cumplir, ese digamos se trata de manera especial porque es el expresidente y todos los demás se tienen que tratar en el orden. Entonces, si fuera de ese hay cinco juicios políticos y hay tres más, el juicio a la fiscal general del Estado sería el octavo juicio político. Si usted calcula aproximadamente mes y medio o dos meses por juicio político, estaríamos hablando un término de quizás catorce meses para sea tratado.

Y el juicio político contra el expresidente Guillermo Lasso cuándo se retoma, porque debe reanudarse, ¿verdad?

Se tiene que hacer en esta semana, justamente, estamos por definir exactamente a qué hora y en qué sesión se tiene que reanudar porque es la continuación de una sesión que quedó suspendida por efecto de la disolución del Congreso y la muerte cruzada, pero es una sesión que se tiene que retomar porque quedó suspendida y ahí se determinará -después de cerrar el debate- cuál va a ser la moción y hay cinco días en donde todos los asambleístas tienen el tiempo para pensar cuál va a ser su posición frente a esa moción de resolución para dar una votación.

¿Cuál va a ser su postura en ese juicio político, porque no es oculto que tuvo, al menos, una relación incómoda con el expresidente Guillermo Lasso?

Esto no tiene que ver nada con temas personales, estos son temas institucionales y uno de los proponentes del juicio político fue el Partido Social Cristiano junto con la Revolución Ciudadana. Acuérdese que en ese entonces estaba Esteban Torres como coordinador de la bancada y él fue uno de los proponentes del juicio político. Para nosotros está clara la responsabilidad política, siempre lo dijimos, se lo hicimos conocer el país, pero hay que esperar el resultado de cerrar el debate, ver qué elementos se incorporan y a base de eso tomar una decisión, que no puede ser otra que de alguna manera sancionarlo, si se quiere decir así, a través de la inhabilitación para ocupar un cargo público porque la destitución no cabe, ya no es presidente de la República, hoy es Daniel Noboa. Entonces el expresidente Guillermo Lasso como sanción puede tener la inhabilitación y habría que ver qué otros argumentos existen dentro del marco de las investigaciones para derivarlos a las otras funciones del Estado, es decir, las competencias que no son de la Asamblea Nacional.

‘A la muerte cruzada le debemos que se vaya, para no volver, el responsable del desgobierno que vive el Ecuador’, dice el nuevo presidente de la Asamblea, Henry Kronfle

El día de la posesión del presidente Noboa usted habló del valor de la palabra. ¿Hay dudas de que alguien incumpla la palabra en este acuerdo al que se ha llegado?

Hablé del valor de la palabra porque creo que la política tiene que empezar por el respeto a la palabra, más allá de otros valores: la honradez, la verdad son valores fundamentales en la política y en todo lo que uno hace. Yo me acuerdo que mi abuelo me decía ‘hay dos cosas que jamás te puedes olvidar, uno, que tu palabra vale más que tu firma’ y lo otro es ‘cuida lo ajeno más que lo tuyo, porque justamente no es tuyo, entonces no puedes hacer con eso lo que tú quieras porque es de los demás’. Yo creo que esos son conceptos que ojalá todo el Ecuador los llevásemos a todas las actividades, no solo a la política, en lo profesional, en lo personal o familiar. Entonces, para mí la palabra es algo fundamental y sabemos que rompieron muchas veces la palabra, no conmigo como candidato en ese momento hace dos años el expresidente Guillermo Lasso, sino con el pueblo ecuatoriano al no cumplir con su plan de gobierno rompió su palabra y mire las consecuencias: la grave crisis económica, política y social que vive el país en este momento.

De lo que siempre se acusó a la Asamblea Nacional de no haber permitido gobernar

Ridículo, porque la Asamblea Nacional no gobierna, legisla y fiscaliza. Entonces... ¿cómo va a creer usted que un presidente va a hacer un plan de gobierno para que sea ejecutado por otro poder del Estado que no sea el de él? Es realmente risorio, ridículo, ¡eh...!, pero bueno, se vendió esa idea y después se le trató de vender al país que era la Corte Constitucional la que bloqueaba al presidente. Yo pregunto ¿qué tiene que ver la Asamblea Nacional o la Corte Constitucional para que el primer problema que tiene el país que es la inseguridad, el segundo es el desempleo, pero primero es la inseguridad, qué tiene que ver en no poder ni siquiera gastar el 9 % del presupuesto general del Estado asignado en materia de seguridad?, ¿qué tienen que ver los otros poderes del Estado, nada?; ahí usted se da cuenta de la inoperancia y la ineficiencia del Gobierno anterior.

Usted ha dicho que el tema de la fiscal general del Estado no ha estado ni siquiera en discusión dentro del acuerdo. Le pregunto, si la vicepresidenta de la República no acepta que la función que le ha dado el presidente Daniel Noboa de ir como funcionaria de paz a Tel Aviv, ¿cabe un juicio político en contra de la vicepresidenta?

Déjeme contestarle lo primero, los deseos de una tienda política que ya son conocidos y obvios no quiere decir que se conviertan en temas que pueden generar algún tipo de discusión cuando existen líneas rojas de los demás actores. Eso para terminar la discusión del tema de la fiscal porque eso lo quiero dejar absolutamente claro, ahí hay un juego de palabras, no, ¿es un deseo o es una propuesta?, una propuesta para mí es algo que se pone sobre la mesa, que se puede discutir, pero cuando es una línea roja no hay nada que discutir, entonces terminemos ese asunto porque un deseo para mí no es una propuesta.

En cuanto a lo que usted acaba de decir de la vicepresidenta, en caso de que ella no acepte las funciones veo criterios diferentes de abogados reconocidos, constitucionalistas, hay unos que dicen que ‘eso sería un incumplimiento de funciones y que podría conllevar eso a una sanción’; hay otros que dicen ‘no se le puede obligar a hacer esto, hay el derecho a la resistencia’. Yo creo que en el caso de que ella no acepte las funciones, lo cual dicho sea de paso, y hago un paréntesis, lo ha visto con muy buenos ojos la embajada de los Estados Unidos, la embajada de Rusia, la embajada de China, la embajada de Gran Bretaña, la embajada propiamente de Israel, es decir, los representantes de todos estos Gobiernos, lo cual yo felicité porque creo que es una oportunidad histórica para el Ecuador de tener un funcionario de altísimo nivel involucrado en un conflicto que le está afectando al mundo, porque este conflicto le está afectando al mundo, el Ecuado hacer presencia ahí me parece importante y sobre todo con un funcionario de altísimo nivel. Hay otros que dicen que no, que es una forma de destierro, discúlpeme, entre comillas a la Vicepresidencia, cada quien tiene su visión, pero en caso de que no se cumpla con esa funciones me imagino que será la Corte Constitucional la que tenga que decir en un veredicto cuál es el paso a seguir, si puede acogerse un derecho de resistencia o es un incumplimiento de funciones. Yo no me quisiera adelantar, primero porque no hay una respuesta oficial por parte de la Vicepresidencia y segundo porque no me compete, estaría expectante a ver qué es lo que decide ella primero y segundo sobre lo que decida ver si hay un pronunciamiento, en caso negativo, por parte de la Corte Constitucional y respetar lo que decida la Corte Constitucional

La Corte Constitucional si ustedes solicitan, como es la vicepresidenta, tener el criterio constitucional al respecto.

No, el presidente de la República es el que le tiene que pedir a la Corte Constitucional un criterio en caso de que no acepte y nosotros ser absolutamente respetuosos del criterio de la Corte Constitucional como Asamblea Nacional.

Henry Kronfle, presidente de la Asamblea Nacional, felicita y desea éxitos a Verónica Abad por la tarea asignada en Israel

¿Qué garantiza que en este periodo muy corto, tanto para el Ejecutivo como para la Función Legislativa, haya la gobernabilidad que requiere el pueblo ecuatoriano?

Bueno, los primeros resultados están a la vista, 128 votos para la presidencia del Congreso (Asamblea), lo cual genera una libertad porque existe más de un 90 % aceptación. Segundo, la conformación de comisiones, en donde ningún partido político por sí solo tiene la mayoría en una comisión ni tiene la presidencia y la vicepresidencia de la misma comisión un solo partido político; hay alternancias en las presidencias y vicepresidencias, de partidos políticos y de género, y hay equilibrio de género dentro de las comisiones y no hay un partido político que tenga la mayoría por sí solo, eso genera tranquilidad.

Segundo, el cambio en la Ley Orgánica de la Función Legislativa que se viene acarreando para este nuevo periodo, en donde, por ejemplo, en la Comisión de Fiscalización que tanto preocupa, más allá que se procuró una diversidad de partidos en la Comisión de Fiscalización, no puede la Comisión de Fiscalización a través de un informe parar un juicio político porque es el pleno la máxima autoridad que decide sobre el informe que haga la Comisión de Fiscalización. Entonces creo que eso es importante y el cambio en la Ley Orgánica de la Función Legislativa en que los juicios políticos se tienen que atender en el orden en que fueron presentados, entonces eso también genera tranquilidad de que aquí no se va a saltar el orden, se van a tratar de hacer alguna mañosidad, artimaña para tratar de cambiar las cosas. Eso le genera tranquilidad al país.

Por el otro lado, una agenda, como le digo, en salud, educación, seguridad, empleo, que es importantísimo y una agenda de fiscalización, como lo dije en mi discurso: seria, frontal, sin temor ni favor y sin circo ni show, aquí no queremos ni circos, ni shows ni nada, y por el otro lado levantar la credibilidad a la Asamblea, demostrando con hechos y no con palabras que no existían agendas ocultas. (Hoy 28 de noviembre) Se va a posesionar el contralor que ganó la elección, más allá de cualquier otro argumento, se lo va a posesionar y se va a votar por dos leyes importantísimos: la de Equidad Salarial de la Mujer, valorando el trabajo en función del género de la misma manera y la Ley de Prevención de Riesgo, que va a ser tan necesaria ahorita que tenemos a un posible fenómeno de El Niño a las puertas y que se va a necesitar de esa ley y ver que en la Asamblea se va a ciudadanizar,que es lo más importante, estar menos entre cuatro paredes y más en contacto con la gente.

Henry, para usted como presidente de la Asamblea, ¿cuáles son los tres principales ejes que debe manejar esta Asamblea Nacional?

Yo le hablaría de cuatro ejes, porque si bien es cierto la salud es primero para poderse educar, porque si usted no come no se puede educar, pero en la salud, la educación la infraestructura que ha dejado el Gobierno es paupérrima y hay que corregirla urgentemente, esto ya no aguanta más. En el tema de inseguridad, imagínese usted, todos sabemos la inseguridad que se está viviendo, hay que trabajar. Y en materia de generación de empleo, pues justamente por eso vamos a recibir y tratar con celeridad los proyectos que mande el Ejecutivo en materia económica urgente que necesitamos 30 días para procesar, más aún si el presidente decide hacer un estado de excepción por emergencia económica podría mandar más de un proyecto de ley al mismo tiempo, se podrían enviar dos, entonces en dos meses podríamos tratar cuatro proyectos de ley en diferentes materias económica urgentes que puedan darle luces a los ecuatorianos para poder recuperar la economía y generar un crecimiento económico que es lo que trae el empleo.

Y por el otro lado, generando seguridad jurídica, política y ciudadana a través de las leyes también viene la inversión que genera empleo. Eso por un lado. ¿Qué puede hacer la Asamblea en materia de seguridad? Hemos hecho mucho, se pasaron trece leyes en el pleno pasado. Todavía se necesitan hacer más cosas, por ejemplo, obligar a devengar dentro del presupuesto general del Estado la partida asignada para efectos de combatir la inseguridad, obligar a devengar al Gobierno a eso, eso se puede hacer. Jueces sin rostro, por ejemplo, para que no haya compromiso en la Función Judicial en cuanto a sentencias sobre casos delicados, que el juez no se vea amenazado si toma uno u otra decisión. Control de fronteras, ese es otro tema; drones; uso de tecnología para poder ver dónde están los pasos clandestinos en el país y poder controlar esas fronteras ilegales que a veces tienen mejor infraestructura que la frontera legal para el paso de un país a otro. Escáneres, por ejemplo, para todas las áreas de alta vulnerabilidad: puertos, aeropuertos, etcétera, para poder tener mayor control sobre eso, entonces hay múltiples cosas que se pueden poner en la ley, pero créamelo que el tema de la inseguridad hay que vivirlo. Una cosa es el tema de las bandas transnacionales que operan en el país, que eso a la gente común y corriente no le quita el sueño, y otra cosa son los delitos que se viven todos los días, que a todos nos quita el sueño, por ejemplo, el robo es uno de ellos, el secuestro, la violación, el homicidio y la vacunación (extorsión). Entonces ahí hay que trabajar fuertemente porque eso es mucho más fácil de resolver en el sentido de que se necesita una acción puntual, rápida y concreta del Gobierno que pueda estar apoyada por leyes de la Asamblea y lo otro es un problema mucho más complejo que necesita cooperación internacional.

Henry, con todo respeto, le voy a hacer una pregunta que mezcla un poco el tema político con el personal. Un cuestionamiento que se le hizo a usted del periodo anterior fueron algunas faltas al pleno, se dijo que por un tema de salud, ¿está superado el problema de salud?

Déjeme contestar en dos etapas. Primero, yo no falté a la Asamblea Nacional, aquí está el gran error, en este periodo de dos años estuve desde mayo hasta mayo, prácticamente, presente en la Asamblea Nacional físicamente en Quito, y después estuve virtualmente conectado, efectivamente por un problema de salud, se me subía la presión con la altura y tanto ir y venir de Quito, esta subida y bajada de Quito me afectó muchísimo; pero me afectó muchísimo a raíz de mi segundo COVID-19, yo tuve el primer COVID, que fue muy duro, que me dio la cepa de Wuhan, de la primera que mataba a todo el mundo en los hospitales. A mí me dio ese COVID, me dejó un poco afectado con ciertos problemas de cansancio, de falta de aire, etcétera; pero el segundo COVID que me dio me afectó un poco, digamos, en mi respiración, en mi capacidad pulmonar y me inflamó un poco el corazón. Gracias a Dios, a través de un tratamiento, porque he estado haciendo seguimiento, he podido recuperarme en un 60 %, un 70% de esa inflamación que me produjo el COVID y por supuesto sigo con mi tratamiento y después de una valoración que la he tenido, prácticamente cada tres meses, tuve la luz verde de mis doctores, de mis cardiólogos, para poder viajar a Quito.

Obviamente tomo mis tratamientos, me he sentido muy bien en Quito, gracias a Dios, y eso me ha permitido asumir este reto porque, por supuesto, tenía que estar en las condiciones para asumir ese reto, yo no soy una persona tan irresponsable para asumir un reto sin estar en las condiciones. Me hice la última valoración dos meses antes de asumir el reto de la Asamblea. Estoy en perfectas condiciones y gracias a Dios después de 18 meses de tratamiento puedo estar en Quito y puedo trabajar fuertemente.

Henry Kronfle promete ciudadanizar más la Asamblea Nacional y generar credibilidad

Qué bueno, Henry, porque como usted decía, la salud es lo más importante, importante para todos. Le agradezco muchísimo por acompañarnos en este Entre dos y no me quiero despedir sin dejarlo a usted con la palabra para que nos cuente cuál es el compromiso mayor de Henry frente al cargo que asumió hace poco y que requiere de responsabilidad y madurez política para un mejor ejercicio.

Mi compromiso es muy claro, no defraudar a nadie, a los que me dieron su voto y a los que no me dieron su voto para estar en la Asamblea Nacional y eso solo se puede lograr resolviendo los problemas graves y las necesidades básicas de todos los ecuatorianos. Esa resolución de problemas es lo que genera la confianza, es lo que genera la aceptación y espero que el día que me vaya de la Asamblea Nacional la gente me vea como un presidente del Congreso que realmente se preocupó de la gente, que actuó en función de las necesidades y sobre todo de la gente más pobre del país y que se lleve esa sonrisa cada vez que mencionen mi nombre diciendo: ‘me acuerdo de este presidente que cambió las cosas en el Ecuador’. Ese presidente del Congreso que realmente se preocupó y que fue mucho más humano y más ciudadano con un poder del Estado que estaba desconectado y resolvió.