A cinco días de que se vincule al caso Las Torres al exgerente de Petroecuador Pablo Flores, su exasistente y también parte de los procesados en la causa por delincuencia organizada, Natalia Cárdenas, amplió su versión en la Fiscalía, por pedido de su defensa, y asegura que jamás ha tenido participación alguna “para la aprobación de planillas ni para el pago de contratos de Nolimit”.

La ampliación de Cárdenas se realizó la mañana del miércoles último y se suma a la que rindió la procesada el 13 de abril pasado, una vez que fue detenida en esta causa con fines investigativos.

Audiencia de vinculación dentro del caso Las Torres queda diferida para el lunes próximo

Su abogado, Juan Pablo Ortiz, explicó que la ampliación fue solicitada para aclarar cómo ha funcionado directamente Petroecuador cuando ella estaba dentro de la institución y la responsabilidad que habría tenido Raúl De la Torre, familiar del contralor (s) Pablo Celi y exasesor de Petroecuador, y quien, afirma el abogado, se habría tomado el nombre de su cliente y de varios otros funcionarios para cometer ilícitos.

“Yo sí creo que sí hay una organización criminal aquí, que Fiscalía está investigando muy bien los hechos, pero también considero que hay personas que son inocentes y que no deberían ser parte de esta investigación”, indicó Ortiz.

Publicidad

Cárdenas en su ampliación volvió a relatar que De la Torre no cumplió con sus funciones ni con el horario de trabajo, que él viajó a Estados Unidos sin permiso de Petroecuador y que desde su ingreso a la estatal petrolera él tenía relación cercana con los funcionarios de Nolimit C. A.

En su primera versión Cárdenas contó que su entonces jefe, Pablo Flores, tuvo mucha presión de parte del contralor Pablo Celi para contratar a su familiar Raúl De la Torre. Recordó que existieron varias llamadas desde la Contraloría y desde la secretaría general de la Presidencia de la República para también buscar que se contrate a De la Torre.

Cárdenas en esa versión explicó que Raúl De la Torre tenía mucho interés en que se resuelva un contrato de Nolimit relacionado con la refinería de La Libertad, el cual, según la exasesora, mantenía observaciones de la Procuraduría y de la Contraloría. “Entonces en nuestra época se cerró ese contrato (...) y no pagamos nada (...). Raúl De la Torre quería reabrir ese contrato a como dé lugar”.

El contralor (s) Pablo Celi ‘aspira’ a que se le permita defender en libertad en el caso Las Torres

Según Cárdenas, De la Torre hablaba mucho con personajes importantes de la Asamblea Nacional, de la Policía e incluso, sostiene, hablaba “muchísimo” por teléfono con “su tío Esteban Celi”, otro de los procesados en esta causa, y hablaba mucho de su otro “tío Pablo Celi”.

“Recordemos que Nolimit tiene contratos desde el 2012, tiene once contratos y suman alrededor de $ 180 millones. Yo sé esta información porque nosotros verificamos estos contratos grandes. Cuando nosotros llegamos nos notificaron que se desvanecen cinco glosas de Nolimit, esto fue en septiembre de 2019. Nosotros de Nolimit paramos todos los pagos todo el 2028 y parte del 2019, porque estaba observado por la Contraloría”, apuntó Cárdenas en su primera versión.

En esta ampliación Cárdenas sostuvo que conoció de “la negociación de la coima del 15% por la apertura de ese contrato entre Roberto Barrera, Raúl De la Torre y José Luis De la Paz” cuando leyó la transcripción de los audios que constan en el expediente.

En una de las transcripciones que son parte del expediente Las Torres se lee que en una conversación de 10:55 entre José Luis De la Paz, accionista de Nolimit, y De la Torre, este último le dice a De la Paz que le dé “20 latas ($ 20.000) para Natalia Cárdenas”, porque tenía que darle lo que habían quedado. La conversación en general habla de fechas y nombre a quienes se les debían entregar recursos.

“Entonces dame 20 latas, yo sé $ 20.000 para mucha gente es un huevo de plata, es un huevo de plata para la mayor parte, pero para nosotros que estamos en esta huevada metidos y nos da son montos que sí son manejables ya. Le das a Natalia los 20.000, es un huevo de plata pues loco”, refiere una de las conversaciones transcritas y que son parte del expediente del caso Las Torres. (I)