El presidente del directorio de la Corporación Financiera Nacional, Iván Andrade, ratificó que el proceso de venta del Banco del Pacífico continúa y que la condición principal es no aceptar ningún inversionista directa ni indirectamente ecuatoriano, ni banco ecuatoriano.

En tanto, los asambleístas insisten en que existe conflicto de intereses con el presidente de la República, Guillermo Lasso, en el proceso de venta del banco. Que no hay lógica al pretender vender un banco solvente que pertenece a los ecuatorianos; por lo que anunciaron una fiscalización a su solvencia y proceso de venta.

Asamblea Nacional cierra filas ante anuncio de la venta del Banco del Pacífico

Luego de dos horas de debate, el pleno de la legislatura con 103 votos resolvió encargar la investigación exhaustiva de la actual realidad y todos los precedentes económicos y jurídicos del Banco del Pacífico, así como sus auténticas perspectivas financieras, a la Comisión de Régimen Económico Tributario, para que a la brevedad posible entregue un informe al pleno sobre el cual se puedan adoptar decisiones.

A la comparecencia también fue invitado Roberto González, presidente ejecutivo del Banco del Pacífico, pero no asistió, ni tampoco presentó una excusa a la convocatoria que buscaba información sobre las condiciones económicas de la institución financiera y conocer el proceso de venta.

Publicidad

Luis Almeida del PSC preguntó por qué vender un banco que produce y que tiene una gran cantidad de clientes, y sugirió que las ganancias anuales de ese banco vayan a la desnutrición infantil, y no para que se lo lleve un grupo. “Que ya sabemos quién es, y lo digo porque el propio señor Guillermo Lasso, en enero de 2009, envió una carta que quería comprar la totalidad de las acciones del grupo financiero Banco del Pacífico y le pedía al expresidente Rafael Correa”.

Planteó que se consulte a los ecuatorianos si quieren vender el banco; qué tanto interés en esto. “A mí no me vengan con cuento, es Guillermo Lasso quien lo quiere comprar y esa es la verdad”, sostuvo.

La legisladora Pamela Aguirre de UNES aseguró que en todo el país se cierran las agencias del Banco del Pacífico y la gente está desesperada, en el momento en que se cierra una agencia el cliente se ve obligado a ir al banco de al lado, y el banco de al lado es el Banco Guayaquil. “Se quitan los eslóganes, los letreros azules del Banco del Pacífico y se pintan de rosado, y me vienen a decir que no hay conflicto de intereses, pues quieren quedarse con la cartera de clientes que son de la banca pública”, increpó.

Ella considera que seguramente el presidente Guillermo Lasso saldrá a decir que no quiere comprar el Banco del Pacífico, pero lo hará a través de sus intermediarios, porque hay la intención de venderlo.

Publicidad

Fernando Villavicencio (CN-PSE), en cambio, recordó a la sala que la fiesta privatizadora del Banco del Pacífico empezó en el 2014, y resulta que ahora habrá dos gobiernos privatizadores, uno de filo socialista y el otro de filo capitalista, pues el Banco del Pacífico de Miami fue vendido a cuatro “filibusteros” en el gobierno de Rafael Correa.

Consideró que este no es el momento para vender el Banco del Pacífico, y dirigiéndose a los legisladores de CREO señaló: “Díganle al presidente que este no es el momento para vender el Banco del Pacífico, porque no solo vamos a perder, sino que le damos plataforma a los que ya sabemos”.

Banco solvente

El presidente del directorio de la CFN, a los legisladores, les informó que el 92,6 % de las fuentes de recursos en dinero de los depositantes, no tiene participación en el presupuesto del Estado y no recibe recursos públicos. Banco del Pacífico es privado y su dueño es la CFN.

Ante el pleno, Andrade mostró cifras de los resultados económicos de la institución y señaló que en el año 2007 el banco tenía 1.490 funcionarios y empleados y tuvo un resultado neto de $ 59,5 millones, y que ese resultado a través del tiempo empezó con gastos operativos de $ 42,6 millones; y para el año 2019 se llegó a la suma de gastos operacionales de $ 232,6 millones; mientras que en el año 2021 cerró con $ 216 millones.

Publicidad

Afirmó que el reflejo del año 2007 al 2019 determina que es una institución sólida, es un banco privado que está siendo manejado con la mejor prudencia de lo que significa manejar un banco, por ello, desde el punto de vista patrimonial no ha bajado, pues en el año 2020 cerró con $ 794 millones, y en el 2021 cerró con $ 819 millones. “El banco no se ha debilitado, el banco no es que está peor, el banco es muy solvente y digno de ser presentado en el mundo internacional”, reiteró Andrade.

Proceso de venta

El representante de la CFN ratificó que se continúa en el proceso de procurar la venta del Banco del Pacífico, que al momento tiene 15.747 puntos de cobertura con los corresponsales no bancarios y 733 cajeros automáticos.

El funcionario explicó las condiciones básicas y fundamentales con las cuales se llevará el proceso de venta; la primera es no aceptar ningún inversionista directa ni indirectamente ecuatoriano, ni banco ecuatoriano directa o indirectamente, no fondos de inversión ni abiertos ni privados. Tiene que ser específicamente un banco internacional con acceso a mercados de capitales.

Reveló que en este mes de febrero se tiene que tener una actualización de la valoración del Banco del Pacífico, que es un indicativo, luego es un proceso en el que se contratará al banco de inversión que hará la prospección de potenciales interesados en comprar el banco y que cumplan las condiciones.

Publicidad

Cuando expresen su interés firmarán un convenio de confidencialidad y tendrán que pasar por un tamiz inicial que identifica el cumplimiento de idoneidad; luego se dará paso a acceder al centro de información. Posteriormente, se pasará a la fase relacionada con las instituciones que tienen un interés específico, para lo cual se realizará la debida diligencia que llevará a comprobar si los balances están sincerados. (I)

Errata

En una versión anterior de esta nota se publicó erróneamente que Roberto González es presidente del directorio de la institución bancaria. Lo correcto es que González es el presidente ejecutivo del Banco del Pacífico. Lamentamos la equivocación.