Pedidos de renuncia y de investigación a la asambleísta de Pachakutik Rosa Cerda se anunciaron en la Asamblea Nacional por las declaraciones formuladas el fin de semana en la parroquia Cotundo, cantón Archidona, provincia de Napo.

“Si roben, roben bien. Justifiquen bien, pero no se dejen ver las cosas, compañeros”, fueron las expresiones de la asambleísta representante de Napo que causaron alarma dentro del legislativo, aunque en Pachakutik primero esperan escuchar su versión antes de tomar una decisión sobre su permanencia o no en la bancada.

Pachakutik escuchará versión de la asambleísta Rosa Cerda ante polémicas declaraciones

Desde el sector de Pachakutik tanto el coordinador nacional del movimiento, Marlon Santi, como el coordinador de la bancada legislativa, Rafael Lucero, y la asambleísta Mireya Pazmiño sostienen que su colega, Rosa Cerda, pudo haber tenido problemas de oratoria y de emociones, pues afirman que es una kichwahablante.

En tanto que el presidente del Comité de Ética, Segundo Chimbo, también de Pachakutik, espera que el movimiento presente una denuncia para iniciar una investigación, pues aclaró que el Comité de Ética no puede asumir la investigación de oficio porque la Ley y el reglamento no lo permiten; se necesita de una denuncia previa.

Publicidad

Pazmiño manifestó que primero se debe analizar la trayectoria de su compañera de bancada, que dijo es de lucha y de transparencia, pues no se le ha visto en actos de corrupción ni en reuniones con personas inadecuadas.

Mireya aduce que las expresiones de Cerda pueden obedecer a temas de emoción en esos momentos de su discurso; que tal vez quiso decir otra cosa o interpretar de otra forma, pues es una “compañera kichwahablante”.

Tras presentar su solidaridad con la legisladora, Pazmiño insistió en que se debe analizar la oratoria de su compañera, pues todos saben que tal vez por la emoción o por el momento ella quiso exponer de otra forma de que no se debe robar.

En cambio, Dalton Bacigalupo (ID) precisó que es una “grave desvergüenza” lo señalado por la representante de Napo, porque ha hecho una apología del robo, y eso es incompatible con el nivel ético y moral que debe imprimirse dentro de la Asamblea Nacional.

Para el representante de la Izquierda Democrática, inevitablemente la asambleísta Rosa Cerda debe ser separada del Parlamento ecuatoriano, pues una manzana podrida no puede seguir ofendiendo a la institucionalidad.

Manifestó que el Comité de Ética tiene elementos suficientes de juicio, porque los hechos son públicos y debería exhortar al Consejo de Administración Legislativa (CAL) para que tome una decisión que puede pasar por pedirle la renuncia a la asambleísta.

Publicidad

Consideró que el Comité bien puede actuar de oficio en este caso, pues una denuncia se requiere cuando se trata de infracciones tipificadas en la Constitución y Ley Orgánica de la Función Legislativa que tienen como sanción la destitución, pero tratándose de otra inconducta bien puede actuar de oficio

El legislador Roberto Cuero (UNES) señaló que hay que ser cautos y que primero se debe esperar la versión de descargo de la aludida asambleísta de Napo, aunque afirmó que lo dicho ella es alarmante y en ese sentido el Comité de Ética tiene que activarse.

Ana Belén Cordero, legisladora de CREO, calificó como desafortunadas las declaraciones formuladas por la asambleísta Rosa Cerda, pues dijo que esta nueva Asamblea, que busca recuperar su imagen, tiene que actuar.

Indicó que debería ser su propia bancada la que presente una denuncia de investigación ante el Comité de Ética y tomar los correctivos del caso.

Que si bien los directivos de Pachakutik piden una aclaración a la legisladora Cerda, sin embargo, la asambleísta Cordero indicó que está bastante claro el castellano para que todos puedan entender lo que ella quiso decir. (I)